Monday, January 31, 2011

Jan | 31 | ¡Sólo había dedos de pescado, hasta que vino Hans!

Palabra para meditar – OBEDECE

Isaías 1:18
“Vengan, pongamos las cosas en claro —dice el SEÑOR—. ¿Son sus pecados como escarlata? ¡Quedarán blancos como la nieve!”
 

¡Sólo había dedos de pescado, hasta que vino Hans!

En los años por venir, en la eternidad, una de las cosas que mi esposa desea hacer es volar entre las estrellas. Desde que vi los primeros episodios de ‘Viaje a las Estrellas’ siempre he querido hacer lo mismo, pero ¡en el confort intergaláctico de una nave interestelar, por supuesto! Mi esposa, no obstante, quiere volar en sus viajes ‘como Dios la trajo al mundo’, zumbando y pasando rápidamente, dentro y fuera de los cinturones de asteroides color ámbar, enanos grandes y rojos y soles centellantes de toda clase. Mi única objeción es, “¡Cariño, hace frío allá afuera!” ¿Saben?, Dios no me creó para climas de baja temperatura. “Brrr... ¡no me gusta el frío!”

El espacio es frío. Aun en los límites de nuestro propio sistema solar, el área transneptuniana en su mayor parte no explorada que nos ha dado nuestro décimo planeta (o segundo Planeta Enano, dependiendo de cómo lo hayan designado aquellos que los designan), ¡es verdaderamente frío! Aquí la nueva entidad descubierta recientemente se sienta sola, flotando silenciosamente en las congeladas profundidades del negro, negro espacio. Yo no quisiera volar por allí, eso es seguro. “Brrr... ¡no me gusta el frío!”

Sedna, este segundo Planeta Enano en las márgenes de nuestro propio sistema solar, ha sido llamado así por la diosa del mar de los esquimales o ‘Inuit’, dependiendo de cómo aquellos que designan, la hayan designado. Aparentemente, en la mitología Inuit de la creación, el Dios creador estaba tan disgustado con su hija, (quien, dicho sea de paso, se estaba convirtiendo en una mujer grande, fea y lechona, luego de comerse todo lo que tenía a la vista, incluso partes del propio Dios) ¡que Él la arrojó fuera de su Kayak! Cuando ella trató de volver a subir, él le cercenó sus dedos uno a uno, los que a su vez se convirtieron en focas y ballenas y en otras criaturas de las profundidades. Ahora, ¡a eso es a lo que yo llamo dedos de pescado! En fin, ese segundo Planeta Enano congelado, fue llamado así en honor a ella, pero conociendo los hechos, definitivamente no quisiera volar hasta allí. “Brrr... ¡No me gusta el frío!”

Puede ser que la diosa Inuit del mar se encuentre en el acuoso bajo-mundo de las profundidades, pero los Inuit se han diseminado bastante por toda la tierra, aun hasta Groenlandia, ¡la cual personalmente creo que tiene un nombre poco apropiado para ser un país de clima predominantemente subpolar y cubierto de hielo! Tampoco quisiera ir para Groenlandia. “Brrr... ¡No me gusta el frío!”

Hans Egede nació en Noruega, en un día como hoy de 1686. Se convirtió en Ministro Luterano Noruego y debido a sus sacrificados esfuerzos entre la gente Inuit, más tarde se le conoció como el ‘Apóstol de Groenlandia’. De hecho, él fue el fundador de la ciudad de ‘Buena Esperanza’ o ‘Godthab’, o como se la conoce hoy en día, ‘Nuuk’, la cual se convirtió en la capital de Groenlandia.

Los problemas con los que se topó Egede mientras intentaba hacer su trabajo misionero fueron enormes, ¡sin mencionar los de su propio carácter! Aparentemente, un “hombre de perfil bajo y de nariz fría”, se había ‘recubierto de acero’ tanto para su llamado como para el frío. Esta no era una corta vacación de dos semanas y una misión con visita guiada, no señor, él podía perder la vida en Groenlandia y la vida de los cuarenta Cristianos que fueron con él para establecerse ¡y él lo sabía! Puede que hubiesen tenido el mandato del Rey Celestial tanto como el de su rey terrenal, pero esta misión podría costarle todo. ¡No es de extrañar que estuviese tan serio! Alguien alguna vez comentó que “Hans tendía a ser severo y autoritario, y aunque amaba a las personas entrañablemente, al igual que muchos otros Cristianos, ¡él no sabía cómo expresar esto en términos humanos!” Un Cristiano de hielo en un mundo de hielo. “Brrr... ¡No me gusta el frío!”

El descongelamiento de los corazones vino, me temo, por causa de una enfermedad del Viejo Mundo llamada viruela. En la mayor parte del Nuevo Mundo, la población era casi totalmente aniquilada por el sólo contacto con algún europeo que portase enfermedades virales desde el Viejo Mundo, sin importar si eran misioneros, exploradores, balleneros, comerciantes o lo que fueren. El genocidio accidental es una cosa, sin embargo, únicamente los británicos fueron quienes deliberadamente utilizaron la viruela como arma biológica contra los Indios Americanos nativos, pero esa es otra historia gris, para otro día gris y frío. “Brrr... ¡No me gusta el frío!”
En este caso, Egede no fue quien llevó la enfermedad a los Inuit de Groenlandia, sino que se quedó junto a los enfermos y se rehusó a dejarlos, cuidándolos mientras caían, guiándolos lo mejor que podía hacia los brazos de Jesús. La esposa de Egede, Gertrude, también consumió su vida haciendo esto, tanto así que murió por agotamiento poco tiempo después.

El hijo de Egede, Paul, habiendo sido criado entre los Inuit, se hizo cargo del trabajo de su padre, aprendió a dominar con maestría el lenguaje, completó la traducción del Nuevo Testamento y más tarde, vio cómo mucha gente se acercaba al Señor. Su padre estaba extasiado de verlo cosechar, donde con anterioridad, él había sembrado con tanto sacrificio personal.
Esta noche se trata de sacrificio, enfoque y persistencia. Esta noche se trata de volar entre las frías, (muy frías) estrellas en los límites de nuestro propio sistema solar, sí, los límites helados y muy costosos de la civilización conocida. ¿Volarían ustedes allí, bajo el mandato de su Rey? Díganme, ¿lo harían? ¡Vale la pena pensarlo!

“Brrr... ¡No me gusta el frío!”

Medita:Samuel respondió: ¿Qué le agrada más al SEÑOR: que se le ofrezcan holocaustos y sacrificios, o que se obedezca lo que él dice? El obedecer vale más que el sacrificio, y el prestar atención, más que la grasa de carneros” 1ª Samuel 15:22

Ora: Señor, ya sea que haga calor o frío, que sea duro o suave, Norte o Sur, Este u Oeste, por favor Señor, ayúdame a que obedezca completamente Tu mandato para mí. Amén.

 

Sunday, January 30, 2011

Jan | 30 | Sobre hombres afeminados y mujeres que lloran

Palabra para meditar –VARÓN

Job 40:7
“Prepárate a hacerme frente. Yo te cuestionaré, y tú me responderás.”


Sobre hombres afeminados y mujeres que lloran

Lo he estado haciendo de nuevo, ¿saben? ir a la iglesia y observar a las damas. Por lo general, cuando la predicación es predominantemente aburrida, me pongo a contar las cabezas de las damas en la iglesia, ¡así que eso es casi todos los domingos! De iglesia a iglesia en el Occidente, raramente cambia la cifra del porcentaje en mis cálculos, con una reunión local que consiste en alrededor de 60-70% de mujeres, en su mayoría de 50 años de edad o más. Mujeres liderando, mujeres decorando, mujeres horneando, mujeres haciendo que todo suceda. ¡Gracias a Dios por las mujeres, ¿eh?!

La iglesia se ha vuelto muy femenina en su apariencia y los hombres que sí asisten, aunque no son necesariamente afeminados, como dice David Murrow, autor de ¿Por qué los hombres odian ir a la iglesia?, “¡se han acostumbrado a ello!”. ¡Ciertamente se han acostumbrado a ello! En el año 2008 de nuestro Señor, por primera vez en la historia de la iglesia Anglicana, más mujeres que hombres fueron ordenados. De hecho, mientras estoy haciendo estas observaciones, yo mismo estoy buscando una posición ministerial en alguna iglesia, y ya he retirado mi nombre de tres grandes al descubrir que discretamente (y totalmente contrario a las Escrituras), han designado a mujeres no solamente como predicadores sino como ancianos en su iglesia. Esta aceleración incontrolable de la feminización de la iglesia local es un hecho importante a tener en cuenta, pues de por sí, millones de hombres no van a la iglesia sólo por eso, ¡y más del 90% de los niños que han crecido dentro de la iglesia la dejarán tan pronto como puedan, para no regresar jamás! Me parece que Spurgeon dijo alguna vez que “De algún modo, se ha diseminado la noción de que si te vuelves Cristiano debes reprimir tu masculinidad y volverte afeminado” y, desafortunadamente amigos, esa percepción es obviamente correcta, pues muchos hombres no van a la iglesia para nada y la razón de ello, es a menudo ésta: “¡Ya han estado allí!”

El escritor David Murrow plantea que los hombres ya van en pos de una religión fuera de la iglesia, y ésta se llama masculinidad. Ahora, especialmente en esta tan feminizada sociedad nuestra, ciertamente creo que éste puede ser el caso. Aquellos hombres que quieran aferrarse a su masculinidad siempre evitarán lugares donde el control sea femenino. Es simplemente un hecho. Siendo ese el caso ¡debemos entonces bombear algo de testosterona santa de vuelta a la iglesia!

Sin embargo, hay un problema pastoral más urgente, el cual debemos atender. Es un problema que ya he visto en más de una ocasión y me perturba enormemente, porque los hombres buenos se están sintiendo mal dentro de la iglesia o bien, se están yendo amargados, dolidos y decepcionados. Verán, cuanto más permanezcan los hombres en una iglesia políticamente feminizada, más espiritualmente conscientes se volverán del hecho de que han sacrificado su masculinidad. Se sienten perdidos. Se han vuelto hombres muy agradables, pero muy agradables y afeminados, y en lo más profundo de sus corazones se desprecian a sí mismos. Cuando este auto-desprecio finalmente sale a la luz, cosa que en general sucede en forma paralela, usualmente se expresa a sí mismo en algún nivel de ira e incluso de aborrecimiento, tanto hacia Cristo como hacia su iglesia.

Como respuesta a esto, voy a decir tres cosas esta noche:

Primero, si a las personas no les gusta que tú expreses tu masculinidad, entonces esa es su decisión. Deja que vivan con ello. Tú sé quien eres, y pídele a Cristo que te ayude a vivir la vida del hombre por el cual Él murió. Ultimadamente, como hombre, debes ser capaz de vivir respetándote a ti mismo.

Segundo, la iglesia y especialmente las hermanas de la iglesia, deben comenzar a acoger y a abrazar nuevamente la masculinidad verdaderamente Bíblica en las iglesias locales. A menos que se añore esta masculinidad, más aún, que se llore por ella, entonces ya jamás la verán y la iglesia se volverá simplemente un club de damas, incluso un club de damas muy masculinas.
Tercero, la iglesia y especialmente los líderes varones de la iglesia, deben comenzar a reclamar tanto su propia masculinidad como el hacer de la iglesia un lugar más masculino en el que se pueda estar, y no hablo solamente de un desayuno de hombres un sábado por la mañana en algún restaurant local. ¡Piénsenlo!

Mientras tanto, ese llanto casi inaudible que escuchan en la iglesia, proviene de las cada vez más escasas mujeres de Dios, fuertes y hermosas, que mientras permanecen fieles a Jesús, simplemente no pueden encontrar un hombre fuerte para casarse, porque no están dispuestas a conformarse con uno debilucho. ¡Muy triste!

Medita: “¡Pobre pueblo mío, oprimido por niños y gobernado por mujeres! ¡Pobre pueblo mío, extraviado por tus guías, que tuercen el curso de tu senda!” Isaías 3:12

Ora: Ayuda a los líderes varones de la iglesia a permanecer firmes en la fe, y a ser fervorosos como deben ser los hombres. Te lo pido en el poderoso y masculino nombre de Jesús. Amén.

Saturday, January 29, 2011

Jan | 29 | Amor contaminado

Palabra para meditar – CUBIERTO

Zacarías 14:20-21
“En aquél día estará grabado sobre las campanillas de los caballos: Santidad al SEÑOR, y las ollas de la casa del SEÑOR serán como los tazones del altar. Y toda olla en Jerusalén y Judá será consagrada al SEÑOR de los ejércitos, y todos los que sacrificaren vendrán y tomarán de ellas... y no habrá en aquél día más mercader en la casa del SEÑOR de los ejércitos.”

Amor contaminado

Uno de los objetos esplendorosos del Sumo Sacerdote, además del hermoso pectoral y las vestimentas gloriosas, era el tocado blanco en forma de turbante: una mitra de un poco más de siete metros de lino fino, enroscado para formar una gorra sobre la cual se colocaba una placa de oro asegurada con una cinta azul. Esta placa de oro colgaba sobre la frente del Sumo Sacerdote, entre el flequillo y las cejas y sobre ella estaba grabada la siguiente inscripción: “Santidad al Señor”.

Debo admitir que mi experiencia de ‘Santidad’ en la iglesia ha tenido más que ver con no tocar, no saborear, no mover, con una filosofía de mirada de desaprobación hipócrita, irrelevante y repugnante de “nosotros no hacemos eso aquí”, que con la realidad. Tanto es así, ¡que algo en mí simplemente reacciona contra eso! Yo diría que para mí, esta clase de ‘Santidad’ me provoca el hacer alguna travesura (ante la cual estoy más que dispuesto a sucumbir), más que honrar y glorificar a Cristo. De seguro existe una ‘Santidad’ más profunda que eso, una ‘Santidad’ que abarca todo, y yo diría, una ‘Santidad’ que nos precede de tal manera que nos cubre totalmente. Bien, es un placer decirles que no sólo debe haberla sino...¡la hay!

Nuestro versículo de esta noche nos cuenta proféticamente de un tiempo por venir, cuando todo, desde ganarse la vida hasta levantar un hogar, será considerado como ser y como estar siendo abarcado por una santidad viva. Cristiano...¡nuestro Salvador murió para hacernos Santos! Estamos llamados a ser Santos porque nuestro Señor es Santo. Ser Santo es estar totalmente doblegados al Hijo, en el nombre del Padre, por el poder de Dios el Espíritu Santo. Es estar separados para Él, por siempre, y tenerlo al frente de nuestro ser. Es tener el nombre personal de Dios, Su reputación y Su gloria, como la del Antiguo Sumo Sacerdote, como la de nuestro Gran Sumo Sacerdote, colgada en letras impresas en oro entre nuestro flequillo y nuestras cejas. Desde el comienzo del día, hasta la hora de ir a dormir, eso y todo lo que se da en medio, debe ser ofrecido a Dios por amor a Su nombre y a Su gloria.

“¡Oh Robert, si sólo supieras cuán impuros pueden ser incluso los más Santos de mis pensamientos y acciones!” ¡Bah, ya dejen de quejarse! ¡Por qué no simplemente se quitan y le dan a otra niña malcriada un espacio en la silla de los niños consentidos! ¡Claro que lo sé!. Todos sabemos lo contaminado de nuestras cosas más Santas. ¡Todos estamos hechos de la misma madera! Ahora, por favor, perdónenme por darles un ‘golpe verbal en la cabeza’ esta noche, pero es que necesito su total atención. Verán, deben saber ahora mismo queridos amigos, que nuestro Gran Sumo Sacerdote es, en sí mismo, un Gran exterminador de pecado y la capacidad de Su persona, el testimonio de Sus túnicas y el poder de Su cargo, significa que Él puede, incluso, exterminar la contaminación del pecado, que se adhería entonces y se adhiere hoy, como el olor a huevos podridos, a nuestros más Santos sacrificios. ¡Siempre que hacemos algo bueno en este lado del cielo, el mal, en algún nivel, está presente y peleando! ¡Lo está!

Entonces, por favor, tengan la seguridad de que nuestro Gran Sumo Sacerdote cubre aun el pecado de nuestras cosas más Santas. ¡Gracias a Dios por eso! Les digo que ¡Gracias a Dios por eso! y al hacerlo, los aliento para que sigan humillándose ante Dios pues Él tiene todas nuestras deficiencias, todos nuestros errores y todos nuestros pecados, cubiertos por Su sangre. Debe hacerlo, porque, en este lado del cielo, aun nuestras cosas santas están contaminadas. ¡Dejen de ponerse excusas para no vivir una vida santa!

Medita: “Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello: Santidad al SEÑOR. Y la pondrás con un cordón de azul, y estará sobre la mitra, por la parte delantera de la mitra estará. Y estará sobre la frente de Aarón, y llevará Aarón las faltas cometidas en todas las cosas santas, que los hijos de Israel hubieren consagrado en todas sus santas ofrendas; y sobre su frente estará contínuamente, para que obtengan gracia delante del
SEÑOR.” Éxodo 28:36-38

Ora: Señor, ¡muchas gracias por cubrir todo mi contaminado amor con Tu preciosa sangre! ¡Oh, Aleluya y Amén!

Friday, January 28, 2011

Jan | 28 | Perturbando la conexión tripartita

Palabra para meditar – ENTRADA
 

Proverbios 23:31-34
“No te fijes en lo rojo que es el vino, ni en cómo brilla en la copa, ni en la suavidad con que se desliza; porque acaba mordiendo como serpiente y envenenando como víbora. Tus ojos verán alucinaciones, y tu mente imaginará estupideces. Te parecerá estar durmiendo en alta mar, acostado sobre el mástil mayor”

Perturbando la conexión tripartita

La residencia parisina de Charles Maurice de Talleyrand-Périgord, 1er Príncipe Soberano de Benevento, pertenece ahora a la Embajada de los Estados Unidos de Norteamérica. Es este mismo príncipe político de los diplomáticos, este truhán francés, bebedor de vino y glotón, quien fuera una de las primeras personas en emplear al célebre ‘chef’, el chef Carême, también conocido como el ‘chef de reyes y rey de chefs’. Menciono a Tallyrand esta noche, porque uno de los comentarios más famosos de este obeso conversador francés se ha diseminado por todos lados en este ancho y viejo mundo nuestro. Es su propia receta personal para servir café: “¡Negro como el diablo, caliente como el infierno, puro como un ángel, dulce como el amor!”

Hace todavía unas semanas, comenzaba mis mañanas con cierto cansancio, luego, con rapidez pasaba a una intensa actividad y finalmente terminaba con una ansiedad crispante. Luego de algunas palpitaciones del corazón, me di cuenta de que mi nuevo hábito de tomar un expresso por las mañanas junto a mi esposa y al poco rato una taza grande de café latte, (con tal de justificar el estar sentado en una cafetería y escribiendo por un par de horas), estaba impactando a mi sistema con cafeína suficiente ¡como para hacer que un hombre viejo se animara a correr en una carrera de caballos ante una apuesta! Mi ansiedad no era un problema emocional o espiritual, era una manifestación física de una droga que entraba en mi sistema. La respuesta a mi ansiedad era simplemente comenzar el día con un agradable té dulce, y seguido más tarde por dos grandes vasos de agua.

Mi punto esta noche es recordarles que como seres tripartitos que somos (cuerpo, alma y espíritu), cualquier efecto en el cuerpo puede tener repercusiones en el alma y el espíritu. Así que si se sienten un poco distantes de Jesús, un poco sin Su amor, entonces quizá, sólo quizá, necesitan dormir más, beber más agua y prestar más atención a su dieta y programa de ejercicios. Creo que si hacen estas tres cosas, su vida espiritual se incrementará con vigor y su vida emocional con fervor. ¡Cuídense! Su vida espiritual depende de eso. “¡Que todo de lo que se llenen entonces, sea ‘bueno como Dios, dulce como el cielo, puro como un ángel y delicioso como el amor’!”

Medita: “Un joven llamado Eutico, que estaba sentado en una ventana, comenzó a dormirse mientras Pablo alargaba su discurso. Cuando se quedó profundamente dormido, se cayó desde el tercer piso y lo recogieron muerto. Pablo bajó, se echó sobre el joven y lo abrazó. ¡No se alarmen! —les dijo—. ¡Está vivo!” Hechos 20:9-10

Ora: Padre, por mi salud en general, y por mi salud espiritual en particular, ayúdame a discernir qué debo quitar de mi cuerpo y qué debo poner en él. Házme sabio en esto, te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Thursday, January 27, 2011

Jan | 27 | Los Enigmas de Countdown

Palabra para meditar – GOBIERNA

Éxodo 28:30
“Sobre el pectoral para impartir justicia pondrás el Urim y el Tumim. De esta manera, siempre que Aarón se presente ante el SEÑOR, llevará en el pecho el juicio de los israelitas. De esta manera, Aarón llevará la causa de los hijos de Israel sobre su corazón, contínuamente delante del Señor.”

Los Enigmas de Countdown

El programa británico de juegos llamado Countdown salió al aire por primera vez en 1982 y es uno de los programas de juegos de más larga trayectoria en el mundo. Una de sus secciones más populares es la de los enigmas, donde los concursantes forman una ronda y tienen acceso a un timbre, el que presionan con el objetivo de ser los más rápidos en resolver un anagrama de nueve letras. Yo rara vez lo logro ¿qué tal ustedes?

Casi todo el tiempo, para mí y sospecho que también para ustedes, el discernir la mejor elección en la vida, las elecciones de Dios en la vida, se parece a descifrar un anagrama, ¡excepto que no es tan divertido! A pesar de que tengo al Espíritu Santo y todo el consejo revelado de Dios, ¡rara vez logro resolver el rompecabezas!... ¿qué tal ustedes?

Quizá una manera más comprensible para desmenuzar nuestro versículo de esta noche sería el referirse al pectoral de los sumos sacerdotes como ‘el pectoral de la decisión’ más que el ‘pectoral del Juicio’. Este traje del Sumo Sacerdote de Israel, gloriosamente hermoso y Divinamente diseñado para vestir en la presencia manifiesta de Dios y Su pueblo, fue equipado con lo que sólo puede describirse como un “elemento para la toma de decisiones”. Sea lo que el ‘Urim’ y el ‘Tumim’ fueren en realidad, para fines prácticos eran una manera definitiva de proveer una respuesta de ‘sí’ o ‘no’ a las preguntas que se le hacían a Dios. ¿No les gustaría poder tener acceso a esas bellezas, eh? Oh... ¡cuánto más fácil sería la vida para nosotros! ¿No es cierto?
Cuando adoptamos este tipo de pensamiento imaginamos nuestro paso por la vida como una serie de decisiones de ‘sí’ y ‘no’ en cuanto a la dirección correcta o incorrecta de nuestras elecciones. Quizá no sea así. Me pregunto si donde no hay un imperativo moral, donde no hay mandamiento en cuanto a la desobediencia, haya quizá sólo elecciones y que realmente ¡cualquier elección serviría!

No vivimos en la era de ‘Urim’ y ‘Tumim’, sin embargo, sí tenemos un Sumo Sacerdote de las buenas cosas que están por venir, modelado de acuerdo a la eterna orden de Melquisedec, el cual es inmaculado, sin pecado, Santo, inofensivo y quien desde Su sacrificio eterno se ha elevado más alto que los cielos y en este momento, está sentado a la derecha del trono de la Majestad en lo Alto, y ¿saben qué? ¡Él vive eternamente para interceder por nosotros!

Hay una inmensidad en la bondad de Dios la cual abarca todas las decisiones que nosotros, Su pueblo, tomamos. ¿Acaso nos hemos convertido, de esta forma, en los agentes libres de Su voluntad? ¿Será que reinamos junto con Él cuando tomamos decisiones en Su nombre y para Su gloria? ¿Nos habremos convertido, junto con Él, en parte de Su proceso de creación, en parte del gobierno de Su Reino?

Esta clase de toma de decisiones nos llama a dejar de jugar juegos y nos invita a una madurez digna de la Realeza, la cual, la mayoría de nosotros, aún no hemos alcanzado debido a la confusión contundente de la ignorancia de quiénes somos en Él.

La vida da miedo. Me atrevo a decir que, algunas veces, la vida es un enigma. Sin embargo, las decisiones deben tomarse y creo que podemos tener una mayor confianza, libertad y hasta un gozo expectante en nuestras decisiones ¡sabiendo que Cristo vive eternamente para interceder por nosotros!

Medita:
Adora al Señor en la belleza de la santidad,
Inclínate ante Él, proclama Su gloria;
Trae oro de obediencia e incienso de humildad,
Y adóralo — el Señor es Su Nombre.

Deja tu carga ante Sus pies,
Él la llevará por ti, muy cerca de Su corazón;
Te confortará en tus penas y dará respuesta a tu oración,
Guiando tus pasos a lo que sea mejor para ti.

No temas entrar en Sus atrios, así como vienes
Sus riquezas están guardadas para el pobre;
La belleza de la verdad y la ternura del amor,
Estas son las ofrendas a depositar en Su santuario.

Ora: Estas, nuestras elecciones, las presentamos delante de Ti, con temblor y temor, sabiendo que por amor a nosotros, Tú las considerarás. ¡Cambia nuestras noches de llanto por mañanas de alegría, nuestro temblor por confianza y nuestro temor por esperanza!
(John S. B. Monsell)


Wednesday, January 26, 2011

Jan | 26 | Entre mi dedo y mi pulgar

Palabra para meditar – CULTIVA
 

Eclesiastés 4:9-10
“Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo. Si caen, el uno levanta al otro. ¡Ay del que cae y no tiene quien lo levante!”


Entre mi dedo y mi pulgar


Uno de mis buenos amigos, fundador y director de una organización de misiones multifacética, tiene un proyecto de larga trayectoria cuyos brazos alcanzan a la gente indigente de su ciudad natal, y me hizo mención no hace mucho, sobre su preocupación por el aumento del problema y en especial, del número de veteranos de guerra que se encuentran sin casa y viviendo en las calles.

Hay infinidad de razones por las que los veteranos no tienen hogar, pero estoy seguro de que una de ellas es la imposibilidad de seguir con su vida luego de ser retirados de una organización con un propósito, una dirección, un valor y, más que nada, una camaradería tan estrecha que sólo aquellos que han pertenecido a las fuerzas armadas pueden apreciarla completamente. Como marinero de submarino retirado, puedo atestiguar que uno nunca olvida el sentimiento de pertenecer a una unidad tan entrañable. Es raro encontrar una camaradería similar fuera de las fuerzas armadas, y esa es la razón por la cual la pérdida de tanta intimidad y unidad se siente muy profundamente, y siempre, se añora el regreso. Sin semejanza alguna de esta cercanía masculina en otra parte, muy frecuentemente un agujero negro de depresión, (y todas las enfermedades que ésta trae con ella), se forma en el centro del ser de un viejo soldado, y tarde o temprano extraerá toda la vida que hay en él y matará su capacidad de sentir esperanza y de hacer frente a la vida. Esa fue la suerte que corrió el soldado Voytek, del 2º Cuerpo de Ejército Polaco, 22ava División Aerotransportada de las Tropas de Provisión de Artillería.

Voytek, junto con su unidad, había sido dado de baja en Escocia al finalizar la Segunda Guerra Mundial, luego de haber permanecido hombro con hombro con sus camaradas en la batalla crucial de Monte Casino, en el Norte de Italia, cargando camiones con proyectiles, cuando ellos mismos estaban bajo fuego abierto. Cuando el ejército Polaco en el exilio fue dado de baja en 1974, Voytek, quien era iraní de nacimiento, encontró muy difícil encontrar un hogar. A medida que sus compañeros soldados iban desapareciendo uno a uno, la pérdida que Voytek sintió fue profunda y lo consumía totalmente porque añoraba la camaradería perdida, recordando las cosas que hacían juntos: marchas, dormir bajo lonas, manejar, la cercanía que había, los cantos alegres, los cigarrillos fumados alrededor del fuego nocturno, la cerveza, (¡sí, la cerveza y los cantos que la acompañaban!) y por supuesto, las luchas. Sí, él era bueno para las luchas, tan bueno era que en ocasiones luchaba contra cuatro de sus compañeros soldados al mismo tiempo. En ese entonces era difícil vencerlo, pero ahora, ¡cómo había caído ahora el poderoso! porque la soledad que cayó sobre Voytek luego de esta pérdida de sus compañeros lo abatió mucho y, finalmente, lo colocó detrás de barrotes en Edimburgo; se convirtió en un hombre hosco, resentido, barbudo, sin deseos de abrirse por nadie, ni siquiera por los niños que lo amaban y lo visitaban regularmente.

Voytek había pertenecido al ejército Polaco desde que lo habían encontrado, siendo un jovenzuelo, llevado en un costal por los caminos y las montañas de Hamadán en el Norte de Irán. Su madre había sido asesinada por cazadores y él había sido abandonado para defenderse por sí mismo aunque, para ser honestos, no había hecho un buen trabajo. Cuenta la historia que los soldados polacos de la unidad lo habían adquirido dentro de ese costal musulmán marrón, a cambio de una barra de chocolate, una lata de carne y una navaja de bolsillo. Una vez en su compañía, Voytek había sido abrazado, amado, adoptado y había formado parte de cada cosa que la unidad hizo, hasta que, finalmente, ¡fue enlistado! Estos soldados lo trataban como a cualquier otro en la unidad y, más que nada, hicieron que se sintiera parte de algo. Sí, ¡por fin se sintió parte de una familia! Y al fin, Voytek, el viejo veterano de la II Guerra Mundial, un iraní de 1.80 mts. de alto, 225 kg de peso y una barba oscura, murió en soledad y deprimido en el Zoológico de Edimburgo en 1963.

Después de haber discutido la situación de los veteranos, fuimos a un restaurant con este amigo Director de Misiones que mencioné. Un hombre estaba sentado en la mesa de al lado y comía solo. Una vez que lubricó su ineptitud social con algunas cervezas, comenzó abiertamente a buscar la compañía de otros, saludando exageradamente a cualquiera que pasara por su mesa, sonriendo como un loco, riendo fuertemente y llamando la atención sobre sí mismo, tratando de forzar una conversación, cualquier conversación, para conseguir una invitación a una discusión de cuya profundidad él nunca podría verdaderamente ser parte. Yo había visto a este hombre muchas veces, era un indigente agradable, pero también atemorizante, y estaba empleado como recolector de los carritos de supermercado. La soledad de la enfermedad mental es tan profunda y negra, como larga y triste. Era obvio que este hombre no tenía memoria de una camaradería cercana. Él era un veterano de la soledad. ¿Sería esa quizá, una bendición más amarga? Quizá, no.

¿Se sienten solos esta noche? Lamento mucho si es así. Es una posición terrible en la cual estar y es, de hecho, una condición que todos compartimos y a menudo experimentamos si nos permitimos llegar al centro de nuestro ser. No estás solo en esta experiencia, mi amigo. No estás solo.

Sin embargo, si ansías una cercanía y una camaradería de cuerpo, alma y espíritu, que sólo un grupo de hermanos y hermanas que piensen igual que tú puede proveer, entonces Cristiano, ¡la comunidad de santos es el único lugar en el que esto puede ser cultivado con la profundidad que tanto anhelamos! Tales grupos, con frecuencia, requieren de mucho trabajo también, pero amigos (¡y ustedes son mis amigos!), es todo lo que tenemos, así que ¡ayúdanos Dios!

Mañana entonces, comencemos este cultivo profundo de nuestro espíritu, convirtiéndonos en verdaderos amigos de algunos hombres, quizá de aquellos, “no tan buenos” en la comunidad de los santos, en la iglesia de Jesucristo, el Señor, porque yo creo que allí mismo, ¡muchos están muriendo de soledad detrás de los barrotes!

Medita: “El hombre que tiene amigos, ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.” Proverbios 18:24 (Reina-Valera 1960)

Ora: Señor, gracias por el círculo de amigos y el nivel de amistad del cual disfruto. Ayúdame a ser un mejor amigo, cultivando el corazón y el alma de otros para que sean mejores y exista un acercamiento mutuo. Con todo, Señor, por favor sé mi amigo, todavía más que un familiar, más unido que las almas de hermanos, más pegado que el super pegamento que se siente entre mi dedo y mi pulgar. Te lo pido en Tu glorioso nombre. Amén.

 

Tuesday, January 25, 2011

Jan | 25 | El poeta de los labradores

Palabra para meditar – AGRADECIDO

Proverbios 19:21
“El corazón humano genera muchos proyectos, pero al final prevalecen los designios del Señor.”

El poeta de los labradores

Rabbie Burns, el trovador de Ayrshire, poeta, escritor de canciones, el hijo más famoso de Escocia, es celebrado esta noche en todo el mundo, especialmente en la Diáspora Escocesa, porque esta noche por supuesto ¡es “La Noche de Burns”!

No voy a entrar en el ritual y los contenidos de la cena de la Noche de Burns, la cual se centra alrededor de un haggis el cual es un plato típico escocés, y un discurso dedicado a la memoria inmortal de Rabbie Burns, pero sí en el final de la noche, donde se enuncian algunos de los cantos y poemas favoritos de este tan famoso poeta de los labradores.

Mi poema favorito de Burns es “Para un Ratón”. Este gran poema está sazonado con tristeza, arrepentimiento, remordimiento, ternura y todo lo que tiene que ver con el alma. El poema se centra simplemente alrededor de la destrucción de un nido de ratón, pero al hacerlo aborda con mucha profundidad el tema central, el cual es que los simples mortales de todos los tamaños y almas, de todas partes y condiciones, aunque realicen los mejores planes para el futuro, con frecuencia lo inesperado, lo no anticipado (y muchas veces lo desastroso), les vendrá. Las dos últimas estrofas son como sigue:

Pero pequeño ratón, tú no estas solo,
en mostrar que la previsión puede ser vana
Los mejores proyectos de hombres y ratones
a menudo salen mal,
Y no nos dejan más que amargura y dolor,
¡en lugar del placer que prometían!

A pesar de todo ¡tú estás bendecido en comparación conmigo!
El presente sólo te ha alcanzado a ti:
¡Pero oh! Yo miro atrás,
en retrospectiva fría y sombría
Y hacia adelante, aunque no puedo ver,
¡Y especulo y tiemblo!

Un ejemplo de la influencia ininterrumpida de este poema es que el autor John Steinbeck, ganador del Premio Nóbel, cambió el título original de su primera novela por una línea de este poema y lo llamó De Ratones y Hombres. Ambientada en Norteamérica durante la depresión de 1930, esta obra, que actualmente se encuentra en la lista de la Asociación Americana de Bibliotecas entre “Los Libros más Polémicos del siglo XXI” en el 4º lugar, presenta de manera magnífica, conmovedora y aun así, deprimente, que ningún plan hecho por el hombre es a prueba de todo y que nadie, absolutamente nadie, puede estar completamente preparado para el futuro. Sí, en verdad, saber que “los planes mejor diseñados, tanto de ratones como de hombres, con frecuencia se desbaratan”, puede llenarnos de un gran temor en lo que se refiere al futuro.

Sin embago, de algo estoy seguro esta noche, y es que ese temor en referencia al futuro, nos robará el gozo de nuestro presente. Es siempre nuestra decisión no dejar que eso suceda. Es cierto que no podemos disfrutar de un contentamiento verdadero sin el gozo que lleva a la satisfacción. Así pues, de acuerdo con nuestro Señor Jesús, disfrutemos el día que se nos ha dado, planeemos y preparémonos para el futuro hasta donde sea posible y beneficioso y luego, dejémoselo a Dios. Sea lo que fuere ese futuro, debemos dejárselo a Dios.

Mi etapa presente en este mi viaje personal, hace que el versículo de esta noche me deje con una extraña mezcla, tanto de confusión como de paz. No obstante, esta declaración de Dios sigue firme y segura: ¡El futuro le pertenece a Él!

Medita: Es cierto que con la verdadera religión se obtienen grandes ganancias, pero sólo si uno está satisfecho con lo que tiene. Porque nada trajimos a este mundo, y nada podemos llevarnos. Así que, si tenemos ropa y comida, contentémonos con eso. 1ª Timoteo 6:6-8

Ora: Rabbie Burns (“La Bendición de Selkirk”)
Algunos tienen carne y no pueden comer.
Algunos no pueden comer aunque quisieran:
Pero nosotros tenemos carne y podemos comerla,
Así que ¡estemos agradecidos con el Señor!

Monday, January 24, 2011

Jan | 24 | “Eimi Ho Eimie” – la declaración resoluta de uno mismo

Palabra para meditar – ABRAZA

1 Corintios 15:9-11
“Admito que yo soy el más insignificante de los apóstoles y que ni siquiera merezco ser llamado apóstol, porque perseguí a la iglesia de Dios. Pero por la gracia de Dios soy lo que soy, y la gracia que él me concedió no fue infructuosa. Al contrario, he trabajado con más tesón que todos ellos, aunque no yo sino la gracia de Dios que está conmigo. En fin, ya sea que se trate de mí o de ellos, esto es lo que predicamos, y esto es lo que ustedes han creído.”

“Eimi Ho Eimie” – la declaración resoluta de uno mismo

Sabemos por sus escritos que el apóstol Pablo, nacido después del tiempo debido (un nacimiento tardío, en otras palabras), casi siempre se veía en la necesidad de defender su destino, su llamado, su apostolado. Nuestro versículo para esta noche resume una de las tantas defensas que hizo en sus escritos y la coronación de ese resumen fue esta tan maravillosa declaración:
xa/riti de\ qeou= ei)mi o% ei)mi,

“Por la gracia de Dios” dice Pablo “Eimi Ho Eimie – Soy lo que soy”

He escuchado la utilización de esta declaración por los Cristianos de una sola manera, y esa ha sido siempre en términos de “¡resignación!” “Oh sí” gemimos, “por la gracia de Dios, soy sólo un humilde servidor del Señor, sólo un guardián de la puerta en la casa de mi Dios...¿Desea usted azúcar en su café???” Sin embargo, el apóstol Pablo usa este término como una resolución aguda, punzante, y determinante: “Por la gracia de Dios soy un apóstol, por tanto, sal de mi camino pequeñuelo... ¡Voy a pasar!”

Siempre hay una gran diferencia en el fruto de estas dos palabras, resignación y resolución. Si examinara la raíz de ambas en nuestros corazones, diría que la resignación está fundamentada esencialmente en el abandono y depresión de una persona, mientras que la resolución está fundamentada en la determinación que ha sido revelada, que se persigue y en la cual uno se enfoca.

Por la gracia de Dios, (aquí Pablo declara con mucha seguridad quién es él por esa gracia de Dios): “Te guste o no”, dice “y a muchos de ustedes no les gusta, ¡soy un apóstol de Jesucristo, el Señor!” Pablo conocía su llamado, Pablo sabía tanto su comisión como su destino. Al creer en él y a pesar de una multitud abrumadora de obstáculos, él lo persiguió con todo su ser, con todo su corazón y con todo su cuerpo, alma y espíritu. “Esos otros apóstoles, aquellos que ustedes consideran los más auténticos, los verdaderos, pues escuchen colegas, todos ustedes”, dice el gran apóstol Pablo, “¡he trabajado más, mucho más que todos ellos!”

Permítanme que les pregunte esta noche: “¿Quiénes son ustedes por la gracia de Dios?” Si no lo sabes, querido amigo, será mejor que lo averigües y cuando lo hagas, ¡afina cada día la punta de tu llamado, de tu comisión y de tu destino, con la misma resolución cortante y afilada que el apóstol Pablo!

Medita: “Como se acercaba el tiempo de que fuera llevado al cielo, Jesús se hizo el firme propósito de ir a Jerusalén. Envió por delante mensajeros, que entraron en un pueblo samaritano para prepararle alojamiento; pero allí la gente no quiso recibirlo porque se dirigía a Jerusalén.” Lucas 9:51-54

Ora: Señor de la iglesia, Jesucristo mi Salvador, por favor ven y muéstrame Tu llamado y Tu comisión para mi vida. Dame una visión de mi destino y, luego, derrama en mí un fuerte espíritu de resolución. Te lo pido en tu glorioso nombre. Amén.

Sunday, January 23, 2011

Jan | 23 | De duras cadenas a suaves dulces

Palabra para meditar – LUZ

Éxodo 14:19-20
“Entonces el ángel de Dios, que marchaba al frente del ejército israelita, se dio vuelta y fue a situarse detrás de éste. Lo mismo sucedió con la columna de nube, que dejó su puesto de vanguardia y se desplazó hacia la retaguardia, quedando entre los egipcios y los israelitas. Durante toda la noche, la nube fue oscuridad para unos y luz para otros, así que en toda esa noche no pudieron acercarse los unos a los otros.”

De duras cadenas a suaves dulces

Dios, cual gran General de guerra, había dado instrucciones muy específicas a estos esclavos que estaban huyendo, sobre dónde debían establecer su campamento. Ese lugar no se veía nada menos que como una elección insensata. Moisés, quien era conocido por ser un líder militar entrenado entre los egipcios, parecía un viejo tonto ante los ojos del Faraón, porque el líder de Israel, obviamente había sido confundido por el paisaje e inadvertidamente, (pensaba Faraón) había guiado a la incipiente nación en huída frenética hacia una gigantesca e inevitable zona de matanza. Al día siguiente, sin duda alguna, Egipto los cortaría en pedazos.

¡Egipto no se daba cuenta de que Moisés no era el líder! No, Dios era el líder de Israel y Dios mismo les había indicado con precisión, dónde debía posicionarse Israel. Fue Dios, en realidad, el que puso la trampa para Egipto, y la zona de matanza aún no revelada los llevaría a ella de tal manera que, al final, ¡ellos desaparecerían de delante de Israel, totalmente y para siempre! Aquellos que Israel vio y por los cuales se preocupó ese día, después de mañana, no los verían más. ¡Nunca más!

Ahora, esta columna feroz, este carro de guerra del Dios Altísimo, se movió del frente de las filas israelitas, hacia la retaguardia. Lo que pasó esa noche, la misma imagen de la posición de Dios, nos dice a nosotros cómo Dios estableció los corazones. Verán, la posición de esta nube endureció los corazones de los egipcios por siempre, y mantuvo los corazones de los israelitas con una suavidad estremecedora. Aún cuando los duros corazones de los egipcios eran decididos, determinados, valerosamente crueles y seguros en sí mismos, y los suaves corazones de los israelitas sintieron pánico, confusión y temblaban cobardemente, ¡eran ellos, los israelistas, los que estaban en Su luz!

Una vez que el Faraón hizo la elección de enfrentarse a Dios, el Señor cambia Su posición. Este cambio se realiza durante la noche, es más, al comienzo de la noche. El cambio acontece cuando todo parece perdido para aquellos que tanto anhelan su salvación. Este cambio de posición separa, para siempre, a los enemigos de Dios, de los amigos de Dios. Esta posición mantiene una fría y oscura noche sobre los corazones de los endurecidos, pero provee una extraña luz, un calor misterioso y bienestar a los temblorosos y miedosos, quienes, sin embargo, están a punto de cruzar hacia la Tierra Prometida. Nuestro versículo de esta noche apunta claramente a una separación entre la oscuridad y la luz dispuesta por Dios, y una vez que la noche ha caído, el mismo Dios aparece para mantener la oscuridad sobre unos y la luz sobre los otros. ¡Por siempre!

Es importante ver que el fin para los valerosos, decididos, determinados en su crueldad y bravucones confiados de corazones oscurecidos y endurecidos, fue la devastación y la destrucción total. Ellos, como muchos ángeles caídos, se mantuvieron en la oscuridad de sus corazones, con cadenas de dureza, hasta el tiempo estipulado del juicio y la destrucción. Todos conocemos a muchos en la tierra, esta noche, que se encuentran en la misma situación. ¡Que Dios tenga misericordia de ellos y haga brillar Su luz en sus vidas!

Debemos orar porque la luz brille en los corazones endurecidos. Debemos pedir por un ablandamiento creciente, que maravillosa y suavemente, se convierta en un río de chocolate dentro de ellos. Hasta que ese tiempo llegue, hasta que el corazón sea ablandado y cambiado, hasta que las cadenas de dureza se ablanden y se conviertan en algo dulce, cada palabra y cada obra hacia ellos, es totalmente en vano. Así pues, nuestras oraciones deben estar enfocadas y centradas alrededor de la fortaleza de sus corazones, y suplicando en su defensa para que la luz de Dios brille en sus vidas. Si no es así, entonces ellos, al igual que el ejército del Faraón, se perderán bajo las olas del juicio, para siempre.

Medita: “Yo les daré un corazón íntegro, y pondré en ellos un espíritu renovado. Les arrancaré el corazón de piedra que ahora tienen, y pondré en ellos un corazón de carne, para que cumplan mis decretos y pongan en práctica mis leyes. Entonces ellos serán mi pueblo, y yo seré su Dios. Pero a los que van tras esos ídolos detestables y siguen prácticas repugnantes, yo les pediré cuentas de su conducta. Lo afirma el SEÑOR omnipotente.” Ezequiel 11:19-21

Ora: Ten misericordia, Señor. Al igual que lo hiciste con nosotros, haz con aquellos cuyos corazones endurecidos entristecen y hacen más pesado nuestro camino. Ten misericordia, Señor, y muéstrales Tu gracia a ellos, como lo hiciste a nosotros. Sí, sonríeles a ellos y ablanda sus cadenas y conviértelas en un dulce completamente blando. Sí, envía a Tu resplandeciente Hijo a sus oscuros calabozos, oh Señor, y tráelos desde sus horrendas noches hacia Tus gloriosos días. En Su gran nombre redentor oramos. Amén.

Saturday, January 22, 2011

Jan | 22 | Los irreconciliables

Palabra para meditar – VITAL

Apocalipsis 6:9-12
“Cuando el Cordero rompió el quinto sello, vi debajo del altar las almas de los que habían sufrido el martirio por causa de la palabra de Dios y por mantenerse fieles en su testimonio. Gritaban a gran voz: ¿Hasta cuándo, Soberano Señor, santo y veraz, seguirás sin juzgar a los habitantes de la tierra y sin vengar nuestra muerte? Entonces cada uno de ellos recibió ropas blancas, y se les dijo que esperaran un poco más, hasta que se completara el número de sus consiervos y hermanos que iban a sufrir el martirio como ellos.”

Los irreconciliables

Uno de los muchos lugares en que nuestro versículo de esta noche puede ser encontrado es en una placa conmemorativa original erigida en 1706, para conmemorar el fallecimiento de los “Covenanters Irreconciliables”, y que se encuentra en una sección del Patio de la Iglesia Grey Friars, en Edinburgo. Es verdad que su principal perseguidor, Sir George Mackenzie, de Rosehaugh, o “Bloody Mackenzie”(El Sangriento Mackenzie) como reza su epitafio, está enterrado en un hermoso mausoleo a no mucha distancia de aquellos a quienes él persiguió tan terriblemente. Sin embargo, en esta larga lucha por las islas sangrientas, no es extraño que algo como esto pase.

Hace no muchos años, por primera vez en un siglo, se levantaron cargos en contra de algunos jóvenes sinvergüenzas por ‘perturbar un sepulcro’. Ellos entraron en esta misma tumba de Bloody Mackenzie, robaron su cráneo y ¡lo utilizaron como marioneta! La ley sobre perturbación de sepulcros tenía como intención original el tratar de evitar que los profanadores de tumbas, los ladrones de cuerpos, removieran los cadáveres recién enterrados y vendieran esos cuerpos a la ciencia médica. No es de asombrarse entonces, que esta parte de Friars en particular, famosa por las violaciones a los derechos humanos y tanta perturbación no sagrada, sea reportada como llena de actividad paranormal aún hoy.

Mackenzie no era tonto. Hombre instruido en escritos y letras, un experto en leyes de su época, se convirtió en la marioneta de la ley de prerrogativas, o la ley de ‘los Derechos Divinos de los Reyes’, los cuales permitían a la Nobleza hacer lo que quisiera, con quien quisiera, y cuando quisiera; y todo esto dentro de los límites históricamente establecidos para ellos por sus nobles y por la iglesia de Roma. Escocia, en el complicado malestar de la reforma de esos días, entró casi como un sólo hombre, en lo que yo llamaría el Pacto Nacional del ‘Derecho Divino de la Iglesia’, como lo expresaba especialmente el gobierno Presbiteriano, para difundir la Palabra de Dios. Un enfrentamiento sangriento de proporciones nacionales era inevitable.

Esencialmente, este Pacto Escocés y Nacional representaba el rechazo de toda prédica protestante independiente e inconforme y, especialmente, de esa forma de gobierno Episcopal, a la que Isabel 1ra había llegado tan limpiamente, que trajo no solo algo de paz a Inglaterra, sino que permitió que el gobierno monárquico se expresara a través de los Obispos de la Iglesia de Inglaterra. Escocia no admitiría ningún tipo de intromisión del poder Papal, según ellos veían que decía el Gobierno Episcopal y la orden de servicio en el Libro de oraciones comunes. ¡No! ¡Era Presbiterianismo o la muerte!

Luego de la Guerra Civil y de la restauración de la monarquía, fue James Stuart quien intentó unir los Reinos de Escocia e Inglaterra, primero por medio de demandas y de la política y, cuando eso falló, por medio de la coerción violenta. Multas impuestas por la asamblea a los Covenanters disidentes y la devolución de sus viviendas a los predicadores Covenanters alguna vez despojados, fue un gran movimiento político que no dejó a nadie, a excepción de los irreconciliables de línea dura, apoyando al gran Pacto Nacional Escocés. Estos mismos Irreconciliables, finalmente, fueron rodeados y llevados a prisión. Algunos murieron allí, otros fueron deportados y otros martirizados.

Mackenzie, valiéndose de la vieja ley de prerrogativas, influenció y gobernó, movió, hizo a su antojo y tuvo la oportunidad, no sólo de llenar sus flacos bolsillos, sino también de ser utilizado como la marioneta de mano de Satanás contra el pueblo de Dios. Porque si quitamos las arengas políticas y la chusma nacionalista enardecida que algunos llamarían rebelión, llevada a cabo por los predicadores de la Alianza en contra del gobierno de esos días, entonces nos queda la matanza terrible del pueblo de Dios durante este tiempo.

La política es siempre un tema complicado y siempre ha estado manchada de rojo cuando se materializa entre las personas de estas, a menudo, frías y grises islas. Aun así, cuando vemos las sombras de la muerte, tan abiertamente desplegadas hacia el pueblo de Dios y contra el pueblo de Dios, entonces podemos estar seguros de que el que mueve esta boca abierta de la muerte, no es otro que el propio Satanás.

Cristiano, hay una batalla a tu alrededor y entre todo el clamor sabe esto, ¡que el diablo desea destruirte! En verdad salió para destruir a todo el pueblo de Dios. Nosotros somos la causa de su confusión, nosotros somos su objetivo, y la destrucción nuestra es su propósito. En cada continente y en todas las épocas, siempre ha sido así, y siempre lo será.

Sin embargo, si fueras el único Cristiano vivo en el planeta tierra, todo el cosmos, todo el continuum espacio-tiempo multidimensional, todo el cielo, la tierra y el infierno, girarían a tu alrededor, alrededor de tus oraciones, de tu poder en Jesús y tus acciones en, por y a través de Él. ¡Así que duerme bien esta noche, porque mañana es el momento de comenzar a vivir, para ser embajador en este mundo y el mundo por venir!

Medita: “Todo esto proviene de Dios, quien por medio de Cristo nos reconcilió consigo mismo y nos dio el ministerio de la reconciliación: esto es, que en Cristo, Dios estaba reconciliando al mundo consigo mismo, no tomándole en cuenta sus pecados y encargándonos a nosotros el mensaje de la reconciliación. Así que somos embajadores de Cristo, como si Dios los exhortara a ustedes por medio de nosotros: En nombre de Cristo les rogamos que se reconcilien con Dios. Al que no cometió pecado alguno, por nosotros Dios lo trató como pecador, para que en Él recibiéramos la justicia de Dios.” 2ª Corintios 5:18-21

Ora: Nosotros, los Irreconciliables de este mundo, hacemos un pacto por el resto de nuestros días, de proclamar el gran ministerio de la reconciliación del mundo, para Dios, el Padre, a través de Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

 

Friday, January 21, 2011

Jan | 21 | El verdadero costo de algunos de nuestros Rehobots

Palabra para meditar – GRACIA

Génesis 26:19-22
“Cierta vez, cuando los siervos de Isaac estaban cavando en el valle, encontraron un manantial. Pero los pastores de Gerar discutieron acaloradamente con los pastores de Isaac, alegando que el agua era de ellos. Por eso Isaac llamó a ese pozo Esek, porque habían peleado con él. Después sus siervos cavaron otro pozo, por el cual también se pelearon. Por eso Isaac lo llamó Sitna. Entonces Isaac se fue de allí y cavó otro pozo, pero esta vez no hubo ninguna disputa. A este pozo lo llamó Rehobot, y dijo: El SEÑOR nos ha dado espacio para que prosperemos en esta región.”

El verdadero costo de algunos de nuestros Rehobots

A menos de cincuenta kilómetros de la ciudad de Brighton se encuentra Horsham, uno de mis pueblos favoritos del antiguo mercado. Aquí sobrevive una vieja e histórica iglesia Bautista estricta y particular, llamada ‘Rehobot’ cuyo significado compuesto sería, en inglés, un Lugar Espacioso. Esta iglesia Rehobot, en Horsham, fue ‘Estricta’ con referencia a la admisión de sus miembros y al acceso de éstos a la comunión y ‘Particular’ respecto al pensamiento Calvinista (algunos podrían decir, incluso, híper-Calvinista) en cuanto a que Cristo murió por los elegidos, y sólo por ellos.

En nuestro versículo para esta noche, Isaac trató de habitar con algo de paz, espacio y seguridad en la tierra donde moraba, sólo para que sus dos primeros intentos terminaran como fracasos terribles, lo que queda demostrado por los nombres que dio a los dos primeros pozos cavados, llamados Esek y Sitna, o “Contención” y “Enemistad”.

El nombre de la Capilla Bautista en Horsham lleva la marca de decepciones similares en su historia personal ya que, como la mayoría de las iglesias Bautistas, nació de una división de la iglesia donde sólo seis personas, en aquel momento, se alejaron para seguir otro camino, debido a formas de hablar, enseñar y prácticas que ellos consideraban contrarias a su interpretación de los Evangelios. Ellos no estaban solos, porque a principios del 1800 este punto de vista y acción ‘Estricto y Particular’ se estaba fortaleciendo.

Aun así, estas seis almas descontentas se reunieron en una vieja granja y crecieron lo suficiente en número como para reunir el dinero para alquilar un edificio de una capilla vacía. Aquí crecieron aún más y muy pronto compraron la propiedad en la cual se reunían. En los siguientes catorce años, con la ayuda de un hombre en particular, el minúsculo grupo creció más en sus finanzas, lo suficiente para llamar y pagar a su primer Pastor de tiempo completo.

Era ministro ordenado de la Condesa de Huntingdon, orgulloso de su herencia ‘Selinista’ y de su más famoso Párroco y predicador, el Rev. George Whitfield. Fue en una “Capilla de Conexión” en Tottenham y una de las iglesias de Whitfield que un hombre joven, quien “ni siquiera sabía” que había un Dios, finalmente llegó a la fe en Jesús bajo el, por entonces, predicador residente, el Rev. John Hyatt. Este nuevo convertido era Edward Mote.

Luego de haber sido aprendiz y de trabajar como ebanista, Edward Mote sintió el llamado a predicar y me parece que se ordenó como Ministro de la Condesa de Huntingdon. De todos modos, es este mismo hombre el que ahora encontramos en Horsham, quien aseguró el edificio para un grupo de Cristianos que, definitivamente, no estaban de acuerdo con las creencias de la “Conexión”. Fue este hombre en particular quien fuera llamado como el primer Pastor de tiempo completo para Rehobot, y al que también se le ofreció la escritura del fideicomiso de la propiedad. Mote lo rechazó diciendo: “yo no quiero la capilla, sólo quiero el púlpito; y cuando deje de predicar a Cristo, en ese momento, sáquenme de allí”.

La historia de los militantes de la iglesia del cielo es muy desafortunada, marcada por repetidos pleitos y enemistades, aún cuando todos buscamos espacios y lugares para estar y crecer. Nacido en un día como hoy, en 1797, creo que tanto Edward Mote como la Capilla Bautista Rehobot y su historia conjunta, son una colorida fotografía de la iglesia, la cual por siglos ha sido desgarrada en trozos debido a tantas divisiones. Con frecuencia, al tiempo que buscamos la verdadera paz que trae la justicia, la experiencia que el Cristiano tiene de unos y de otros en todas nuestras divisiones, ha estado muy lejos de la gracia. Aunque su título frecuentemente se opone a la experiencia personal que tenemos de unos y otros, Mote, en uno de sus muchos himnos, nos ha dejado a todos con un enfoque perdurable de esperanza. Mote llamó a este himno “La Experiencia de Gracia de un Cristiano”.

Medita:
Mi esperanza está puesta, en nada menos que
En la sangre y justicia de Cristo.
No confío ni en la más dulce de las ideas,
Sí confío totalmente en el Nombre de Jesús.
(Estribillo) ‘En Cristo la roca sólida, estoy firme,
Todo lo demás es arena que se hunde;
Todo lo demás es arena que se hunde '

Cuando la oscuridad parece ocultar Su rostro,
Yo descanso en Su gracia imperturbable.
En cada vendaval alto y tempestuoso,
Mi ancla me mantiene inamovible.
(Estribillo)

Su juramento, Su pacto, Su sangre,
Me sostiene en la inundación abrumante.
Cuando todo alrededor de mi alma cede,
Él, solo, es mi Esperanza y en Él permanezco.
(Estribillo)

Cuando Él venga con sonido de trompetas,
Oh que en Él se me encuentre a mí.
Ataviado solamente en Su justicia,
Que no se halle falta en mí, para poder pararme frente al trono.
(Estribillo)

Ora: Señor, ayúdanos a nosotros, los receptores de Tu maravillosa gracia, a que estemos seguros en Tu justicia, para que seamos misericordiosos unos con otros y que nos paremos tan firmes en Ti, que el hundimiento de diez mil veces diez mil de nuestros propios Rehobots, nuestros propios lugares espaciosos y con frecuencia sin gracia en este planeta caído, harán tan poca diferencia a nuestra experiencia contigo, que siempre se nos encontrará regocijándonos en Ti, la gran Roca de nuestra salvación. Lo pedimos en tu precioso nombre. Amén.

Thursday, January 20, 2011

Jan | 20 | Atrévete a probar una ‘sopa del propio chocolate’ del generoso Robertson

Palabra para meditar – DESGÁSTATE

2 Corintios 12:15
“Así que de buena gana gastaré todo lo que tengo, y hasta yo mismo me desgastaré del todo por ustedes. Si los amo hasta el extremo, ¿me amarán menos?”

Atrévete a probar una ‘sopa del propio chocolate’ del generoso Robertson

No hace mucho, estaba caminando por una calle de Brighton cuando me encontré con otra placa histórica colocada en una vieja casa. La placa decía: “Robertson de Brighton – Filósofo y Predicador”. Ciertamente, este gran predicador Anglicano, de fines del período de la Regencia, sabía con exactitud qué era la predicación belicosa, porque él amaba la Palabra, él amaba la enunciación pública de la verdad y así la proclamó, a un alto costo personal.

En su belicosidad, no obstante, Robertson no tendía a la denuncia burda de otros que no estuvieran de acuerdo con sus creencias. Tampoco tendía a diseminar sus doctrinas favoritas sino, más bien, haciendo gala de un gran amor y espíritu práctico, tendía a la proclamación de la verdad, ¡toda la verdad y nada más que la verdad! Robertson era un hombre de gran elocuencia, un hombre con fuego, y un hombre compasivo. Predicando sobre ‘La Lengua’ el 28 de abril de 1850, destaca en su magnífico sermón que “La Iglesia de Roma arroja sus truenos contra los Protestantes de cualquier denominación: los Calvinistas casi no reconocen a los Arminianos como Cristianos – aquél que se considere como el verdadero anglicano, excluye de la Iglesia de Cristo a todos, excepto a los que se adhieren a su propia ortodoxia; cada ministro y congregación tiene su círculo pequeño, fuera del cual todos son herejes”. Sí, Robertson estaba interesado en la flor compuesta tanto de verdad como de gracia que brota de las semillas del espíritu práctico y la bondad. Su estilo de predicación belicosa era el estilo del Evangelio, de proclamar la verdad revelada, en lugar de incentivar la denuncia de los otros credos. El celo de Robertson por esta clase de prédica, y todas las arduas demandas y consecuencias, al final, le costaron la vida.

Su padre era Evangélico además de ser oficial del ejército, y Robertson ingresó al ministerio con el celo de un soldado y una fuerte auto-disciplina. Por ejemplo, cuando se encontraba en Oxford, memorizó el Nuevo Testamento en griego y en hebreo; para entonces, ya había dañado su salud en el servicio y con los estudios previos a su llegada a Brighton. En los últimos seis años de su vida y de su ministerio aquí, llenaba su iglesia cada vez que predicaba, atrayendo a los ricos, pero especialmente a la clase trabajadora, sí, especialmente a los pobres; y prestó un servicio monumental al ayudar a fundar la ‘Organización Obrera’ de Brighton. Sus ideas políticas prácticas lo llevaron al ostracismo por parte de muchos de sus colegas, y su celo fervoroso y sus ardientes tareas lo llevaron a desgastarse con su trabajo. Al final, enfermo, sufriendo dolores, solo y deprimido, pensando que el trabajo de su corta vida era un desperdicio sin importancia, falleció, con sólo 37 años de edad. Sin embargo, alrededor de 1500 personas, principalmente pertenecientes a esa clase social de pobres que tanto había ayudado, formaron una columna de casi ochocientos metros de largo para caminar acompañando su ataúd hasta el cementerio, y casi todos los negocios en el camino cerraron, como señal de respeto.

Mientras escribo estos pensamientos esta noche, ‘Holy Trinity’ (La Santa Trinidad), la iglesia desde donde este gran predicador ejerció su ministerio, en la calle Ship, en Brighton, hace mucho que ha cerrado sus puertas como lugar sagrado y es, de momento, una curiosa galería de arte contemporáneo. Un par de placas y un autobús de doble piso, que lleva el nombre una vez respetado y reverenciado de Robertson, hace su recorrido por estas calles sin Dios, y es todo lo que queda de todas las grandes predicaciones y las buenas obras que este hombre realizó en la capital de este Reino nuestro, ahora caído.

Debemos animar y desafiar a nuestros predicadores para que prediquen la verdad completa. Luego, debemos pararnos junto a ellos, hombro con hombro, en todo lo que esto demanda y en las consecuencias que pudieran venir con ello. Díganme esta noche, ¿están listos para hacer esto? ¿Están listos para pagar ese precio? ¿Están listos para probar una “sopa del propio chocolate” de Robertson?

Me pregunto si algunos otros predicadores, de similar sustancia y valor, bajarán de ese autobús un día, imbuídos del espíritu de Robertson, se instalarán, servirán durante seis años y, al fin, salvarán el día.

Medita:
Ve, sigue trabajando: gasta y desgástate,
Gózate al realizar la voluntad del Padre:
Es el camino que el Maestro tomó;
¿No debería el siervo seguir el mismo?
Ve, ‘¡sigue trabajando! ’No es en vano.
Tu pérdida en la tierra, es ganancia en el cielo;
Los hombres te escuchan, te aman, pero no te alaban;
El Maestro dice: ¿qué son los hombres?
Ve, ¡sigue trabajando! Suficiente, mientras estés aquí,
Si, Él te alaba, si Él se digna
Al corazón deseoso marcar y alegrar,
Ningún trabajo para Él será en vano.
Ve, ¡sigue trabajando! Tus manos son débiles,
Tus rodillas desmayan, tu alma se abate;
Pero no desmayes; el premio que buscas
Está cerca—un Reino y una corona.
Ve, sigue trabajando cuando aún es de día:
La noche oscura del mundo se acerca;
Apura, apura tu obra, quita la pereza;
No es así que se ganan las almas.
Los hombres mueren en tinieblas, a tu lado,
Sin una esperanza, para llevarse a la tumba;
Toma la antorcha y hazla brillar—
La antorcha que ilumina la mayor desesperanza de los tiempos.
Trabaja, no desfallezcas, mantente vigilante y ora,
Sé sabio para el alma errada ganar;
Ve adelante en los caminos del mundo,
Apremia al perdido a venir.
¡Trabaja, y en el trabajo regocíjate!
Pues para el trabajo habrá descanso, y para el exilio, hogar;
Pronto escucharás la voz del Novio,
El estruendo de medianoche que dice, “¡He aquí, yo vengo!”

Horatius Bonar

Ora: Dame fortaleza en esta noche, y también, ven Señor Jesús. Amén.

 

Wednesday, January 19, 2011

Jan | 19 | De canciones como Jerusalén y mermeladas

Palabra para meditar – INFLUENCIAR

Apocalipsis 21:2-4
“Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido. Oí una potente voz que provenía del trono y decía: ¡Aquí, entre los seres humanos, está la morada de Dios! Él acampará en medio de ellos, y ellos serán su pueblo; Dios mismo estará con ellos y será su Dios. Él les enjugará toda lágrima de los ojos. Ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir.”


De canciones como Jerusalén y mermeladas

Recuerdo que cuando era Pastor en una villa, asistí a mi primer fiesta de Navidad del ‘Instituto de la Mujer’ (IM) y estuve muy entretenido en ella junto a varias mujeres mayores, de alrededor de sesenta años, vestidas con leotardos color verde esmeralda brillosos, cantando viejos cantos de guerra y bailando tap con sombreros negros altos y bastones plateados que golpeaban en el suelo viejo y sucio de madera, del lugar que servía como teatrito de la villa. Esa tarde, los músculos de mis mejillas experimentaron una risa severa y yo resulté, por siempre, facialmente arruinado por esa risa, ya que mis mejillas ¡nunca volvieron a su firmeza anterior desde esa fatídica tarde llena de alegría!

Durante la Primera Guerra Mundial, mientras dirigían los Centros de Conservación financiados por el gobierno y fabricaban y enlataban mermelada que se hacía con el exceso de alimento, el IM adquirió su mítica orientación hacia la fabricación de mermelada. Es curioso, pero fue unos treinta años antes de esto, durante la Gran Guerra, cuando el abandono que los hombres hacían de la tierra en el Reino Unido, especialmente en áreas rurales, comenzó a hacerse sentir en la economía del país, y John Nugent Harris, secretario de las entonces Sociedades de Organización Agrícola, se encontró con la Sra. Madge Rose Watt, proveniente de la Columbia Británica, para iniciar en estas Islas, el afamado Instituto de la Mujer. Al momento de escribirles hoy, el IM cuenta con más de 225,000 miembros en toda la nación y durante noventa años o más, ha representado una fuerza e influencia tanto en las comunidades locales como a nivel nacional. Sí, y aunque muchas reuniones locales del IM comienzan con la canción de Blake “Jerusalén”, esta organización va mucho más allá de ser algo sobre “Jerusalén y mermelada”. La lista de situaciones que el IM ha abordado es enorme, y para dar algunos ejemplos, en 1986 fue la primer organización en presionar al Gobierno en cuanto a la lucha contra el Sida, y ¡quién puede olvidar el año 2000, con la protesta hacia el Primer Ministro Tony Blair, ¡que se llevó el más largo, más público y más publicitado y lento aplauso de desaprobación jamás dado! En ambas situaciones, la nación se dio cuenta del IM.

Como Cristiano, siempre estoy en busca del cumplimiento de las promesas. Estoy buscando mejores tiempos por venir, un mundo mejor, donde también busco mi Nueva Jerusalén, mi hogar eterno, mi ciudad, cuyo constructor y hacedor es Dios. De muchas formas entonces, la vida Cristiana se trata de abrazar a esa otra vida, vieja y divertida, de “canciones y mermeladas”.
Para el mundo que observa, por supuesto, (bueno, no nos están observando tanto últimamente, eso es seguro) pero para el mundo, nosotros la Iglesia, jamás debemos permitirnos el ser comparados a lo irrelevante y risible de las reunioncitas sociales. No, deberíamos tomar una página del manual del IM aquí y organizarnos en células de bondad local y en un cuerpo creciente de influencia nacional. Nosotros los Cristianos, debemos organizarnos como nunca antes. Sí, apoyemos las organizaciones que tenemos las cuales, ¡no son suficientes para hacer el trabajo! ¡Debemos organizarnos más y mejor! ¡Lo que quiero decir es que ¡hay una guerra allá afuera, después de todo amigos!

Sin embargo, la diferencia entre nosotros y el IM es que, en el final, ¡todas nuestras organizaciones, todos nuestros proyectos de bondad local deben apuntar a la esperanza del cielo, y todas nuestras presiones a nivel nacional deben estar relacionadas con la dulce bondad de Dios hacia nosotros en Jesucristo! Sí, queridos amigos, sin la suprema simpleza de las señoras mayores, escasamente ataviadas en leotardos verde esmeralda y del grupito social echándoles porras, en el final, todos nosotros, los Cristianos, debemos ser como las canciones y la mermelada, y permítanme decirles esta noche que, ¡tener que ver con eso dista mucho, pero mucho, de ser viejos, estar desactualizados o ser irrelevantes!

Medita: “Si alguien se cree religioso pero no le pone freno a su lengua, se engaña a sí mismo, y su religión no sirve para nada. La religión pura y sin mancha delante de Dios nuestro Padre es ésta: atender a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y conservarse limpio de la corrupción del mundo.” Santiago 1:26-27

Ora: Señor, gracias por las canciones y por la mermelada. Ahora, con esta esperanza de Tu bondad y visión sobre nuestra plenitud, ayúdanos a dar esperanza y bondad a otros. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén.

Tuesday, January 18, 2011

Jan | 18 | La danza de la muerte

Palabra para meditar – AVÍVATE

Romanos 12:1-2
“Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual, ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.”

La danza de la muerte

El equipo de fútbol local de la ciudad donde resido actualmente, lleva un nombre que es similar al de muchos otros equipos de fútbol en el Reino Unido. Se llama ‘Brighton & Hove Albión’.

Albión, por supuesto, ha sido el antiguo nombre de estas islas mías, este “otro Edén, este casi paraíso, este pequeño mundo, esta nodriza, esta matriz pululante de reyes soberanos, temidos por su raza y famosos por su nacimiento, esta piedra preciosa enclavada sobre un mar de plata” (bueno, ¡en los raros días soleados, claro está!). Sí, Albión se refiere más especialmente al espíritu de los hombres antiguos de estas islas, esa alegre raza de hombres.

Fue Leonardo Da Vinci quien alrededor de 1492 dibujó lo que es considerado ahora como el ícono médico, “El Hombre de Vitruvio”. Da Vinci, basándose profusamente en un tratado sobre las proporciones geométricas del hombre descrito por el arquitecto romano Vitrivius, dibujó esta figura masculina, desnuda, en dos posiciones superpuestas. Ambas figuras tienen sus brazos y piernas extendidas y ambas, simultáneamente, están inscritas dentro de un círculo y un cuadrado. Al creer que la simetría básica del cuerpo representaba la simetría básica del universo, Da Vinci reconoce la simetría y la espiritualidad del mismo, al colocar el centro de las caderas del hombre en el centro del cuadro (material) y el ombligo del hombre en el centro del círculo (espiritual).

Fue este dibujo de Da Vinci el que, aproximadamente 400 años después, fue tomado por William Blake y, tanto en el dibujo como en la prosa, liberó al Hombre de Vitruvio, de Da Vinci, de los confines del círculo y del cuadro, de lo material y lo espiritual. Mostrando a un hombre desnudo bailando, Blake colocó la siguiente inscripción sobre el liberado y, finalmente alegre, Hombre de Vitruvio de Da Vinci: “Albión se levantó desde donde laboraba en el molino con esclavos, dándose a sí mismo por las naciones por las que danzaba la danza de la muerte eterna”.

Blake, al comentar sobre las revoluciones sociales de su época, y sobre la revolución Norteamericana en particular, dijo que su espíritu se mancomunaba más con ese espíritu libre y democrático, y se imaginó a su propia gente, la gente con la cual se asociaba, ofreciéndose a sí mismos como sacrificios vivientes por el bien de las naciones, y de Norteamérica en particular.

Esta tierra post Cristiana del Albión perdido, ha ofrecido, en tiempos remotos, cientos de miles de sacrificios por las naciones. Mis hermanos, esta enturbiada tierra nuestra, aun así verde y frondosa, ha dado lugar no sólo al nacimiento y a la matriz de la democracia parlamentaria para el mundo, sino que, en el pasado, ha dado nacimiento a tales miembros de la Nación Santa y Sacerdocio Real, que cientos y miles de ellos bailaron con alegría la danza de la muerte, dándose a sí mismos como sacrificio vivo para que las naciones conocieran a Jesucristo como el Señor.
Los días felices de Albión se han ido ya hace mucho y un gran espíritu de indiferencia, temor y egoísmo ha manchado los acantilados color blanco sobre los cuales nosotros construimos nuestras vidas cada día. A menos que una nueva generación danzante se levante en estas islas y la eleve por sobre sus parapetos rotos, las aguas del mundo se elevarán y nos inundarán y nos ahogarán en sus mares y, luego, al igual que la Atlántida de la antigüedad, Albión y su glorioso espíritu danzante se perderán para siempre bajo las olas. ¡Selah!

Medita: “He establecido a mi rey sobre Sión, mi santo monte. Yo proclamaré el decreto del SEÑOR: Tú eres mi hijo, me ha dicho; hoy mismo te he engendrado. Pídeme, y como herencia te entregaré las naciones; ¡tuyos serán los confines de la tierra!” Salmos 2:6-8

Ora: Junto a los otros benditos del Señor ponemos nuestra confianza en Ti, sí, nos regocijamos con temor y temblor, y adoramos al Hijo, no sea que Él se enoje con nosotros y perezcamos debajo de estas encolerizadas e irrebatibles olas. Señor, aplaca tu ira. Señor, ten misericordia de estas islas y sus personas. Señor, aviva a Tu remanente y ponlo a danzar sobre sus pies. Da a luz, oh Señor, da a luz a una nueva y danzante generación y entonces, dentro de estas nuestras paredes sucias y caídas, danos una tierra viva una vez más. Sí Señor, como herencia, como recompensa eterna para nosotros y como eterno emblema de Tu amor, danos todas las naciones que ahora habitan en Albión. Te lo pedimos en el nombre de Jesús ¡Amén!

Monday, January 17, 2011

Jan | 17 | ¡La gloria de los regalos ocultos de Dios!

Palabra para meditar –AVÍVATE

Hechos 1:26
Luego echaron suertes y la elección recayó en Matías; así que él fue reconocido junto con los once apóstoles.

¡La gloria de los regalos ocultos de Dios!

No es que Dios haya finalizado Su trato con las doce tribus de la antigüedad, ni que Dios haya finalizado su trato con la nación de Israel de hoy, pero Jesús eligió Sus doce discípulos para formar un círculo íntimo de seguidores, el cual sirvió para simbolizar la verdad de que Él había venido a levantar una nueva casa de Israel, una casa espiritual. Para esta nueva casa, Dios el Padre no impuso la ley como base para la construcción, ¡sino que impuso al buen Mesías lleno de gracia, el mismo Salvador! Ahora, Dios no colocó a las doce tribus de Israel como pilares de Su templo espiritual en forma literal, sino más bien a doce hombres, como doce puertas apostólicas, para entrar en la ciudad viviente de Dios. La característica esencial de un apóstol es simplemente, ser llamado y enviado por Cristo. Sin embargo, en el caso de la elección de Matías, se establece además que “tal persona debe haber sido un discípulo de Jesús desde el Bautismo de Juan hasta la ascensión y, específicamente, un testigo de la resurrección”.
El nombre Matías significa ‘regalo de Jehová’. ¡Qué nombre tan profético! Matías, por tanto, fue el regalo de Dios para todos ellos, el reemplazo de Dios por el caído. ¡A Matías le fue dado poder, fue ungido y enviado por Dios! Habiendo dicho todo esto, no obstante, no se ha registrado nada confiable sobre los últimos tiempos de su vida. De hecho, ¡no se le menciona nunca más en el Nuevo Testamento! Entonces, ¿quién era este, aparente regalo no desenvuelto de Dios? Bien, los antiguos padres de la Iglesia creían que él era uno de los setenta discípulos. Una tradición dice que él predicaba los Evangelios en Judea y que fue luego apedreado por los líderes judíos hasta morir. Otros hacen de él un mártir por crucifixión en Etiopía. El hecho es que no lo sabemos. ¡Simplemente, no lo sabemos!

En vez de sentirnos confundidos por la falta de información sobre este apóstol oculto, deberíamos sentirnos motivados, pues entre nosotros hay muchos regalos ocultos de Dios, cuyos nombres rara vez son mencionados, cuyos nombres casi no se conocen. Aún así, son personas que atestiguan del poder y la resurrección de Jesús. Ellos continuarán, trabajarán y seguirán compartiendo, aun hasta la muerte, y el mundo, no merecedor de ellos, no los conocerá y la iglesia que aún no los conoce, en el final los contará entre los honrados y más maravillosos en el reino de Cristo, que está por venir.

Aún no hemos llegado a casa. A menudo me pregunto ¡si tal vez los verdaderos campeones y los héroes extraordinarios de Su historia no han sido aún revelados! Yo creo que sí lo han sido. Recuerden que Jesús dio algunos apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, y que sigue haciéndolo continuamente, hasta que estemos reunidos en un solo cuerpo, transformados de ser la iglesia militante a convertirnos en la iglesia triunfante. Así pues, hasta la terminación, hasta la Cena de las Bodas, mientras el Dador nos sigue dando, busquemos continuamente los regalos menos probables entre nosotros. ¡Tal vez nos sorprendamos al saber a quién ha elegido Dios para que Lo sirva de esta manera!

¿Y qué hay de ti hoy, amigo? ¿Eres una brillante estrella fugaz, rugiendo a través de los oscuros cielos de este mundo para que todos te vean y se les caigan sus mandíbulas al hacerlo? Probablemente no y, francamente, no te sentirías bien de todos modos, porque el problema con las estrellas fugaces es que siempre se queman o causan un caos catastrófico cuando finalmente llegan a la tierra. Hoy quiero estimularte hoy en tu fidelidad hacia Jesús y Su llamado en tu vida. Porque te digo, ¡nos sorprenderemos cuando en el cielo, en la revelación de los santos que eran secretos, los campeones ocultos avancen para reclamar el premio por las batallas que han librado! ¡El cañón está cerrado, pero la andanada del cañón de las celebraciones de victoria en el cielo, revelarán más sobre Matías y sobre aquellos similares a él, de lo que jamás nos hubiéramos imaginado! La historia de Cristo continúa amigos, así que, tomen la pluma de la fe de Dios, la tinta de Su amor y la esperanza de Sus pergaminos y escriban su propio capítulo, extenso y abundante, para que todos lo vean, pues, en el final, ¡ellos verán!

Reflexiona: “Pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde concederlo. Eso ya lo ha decidido mi Padre.” Mateo 20:23b

Ora: Padre, muéstranos en la iglesia esos regalos que Tú, tan soberanamente, has apartado para tan grande obra. También, querido Señor, por favor, muéstrame qué obras has preparado para que yo las haga. Amén.



Sunday, January 16, 2011

Jan | 16 | Dialecto que divide y diálogo disgregador

Palabra para meditar – SEPÁRATE

Génesis 31:45-48
“Entonces Jacob tomó una piedra, la levantó como un pilar, y les dijo a sus parientes: ¡Junten piedras! Ellos juntaron piedras, las amontonaron, y comieron allí, junto al montón de piedras. A ese lugar Labán le puso por nombre Yegar Saduta, mientras que Jacob lo llamó Galaad. Este montón de piedras —declaró Labán— nos servirá de testimonio. Por eso se le llamó Galaad a ese lugar.”

Dialecto que divide y diálogo disgregador

Jacob, obviamente, está a punto de graduarse de la Escuela de Fe y Adoración de Dios. Él se ha ganado los colores de la escuela, azul y negro, y aunque su educación aún no ha concluido, está a punto de graduarse en un curso de entrenamiento con nivel de maestría. Esa historia, sin embargo, es para otra noche.
El actual profesor de armas de Jacob ha sido su viejo Tío, Labán. Durante veinte años Labán ha experimentado con la cabeza de Jacob, lo ha usado, ha abusado de él, le ha robado y en general, le ha quitado todo lo que con derecho le pertenecía. ¡Oh Dios mío! Lo que va vuelve, y finalmente, ahora enfrentará a Jacob, pero como dije antes, esa es una historia para otro día.

La conclusión y el antecedente de nuestro versículo para esta noche es que Jacob ¡ha huido! Sin informar a Labán, Jacob ha dejado la ciudad con toda su familia, todos sus bienes y unas pocas cosas robadas, como algo extra para el camino. Labán por su parte, ha cargado sus seis armas y se ha apresurado en su búsqueda con sólo un propósito en su mente y este es la total destrucción de Jacob y recuperar todo aquello que Labán consideraba que por derecho le pertenecía, que a los ojos de Labán era, literalmente, todo lo que Jacob poseía y amaba. Ahora, no se equivoquen sobre esto, si no fuera por la intervención de Dios a través de un sueño amenazador la noche previa al encuentro cara-a-cara de Labán con Jacob, ese hubiera sido el resultado: Jacob hubiera quedado en la indigencia, o peor aún, quizá hubiera sido asesinado.
El hecho de que Dios hubiera intervenido significó que Jacob y Labán, probablemente por primera vez en veinte años o más, tuvieron que hablar ‘claramente’ entre ellos. El mayor problema con estos dos amigos era que ellos no se comunicaban y ellos no se comunicaban ¡porque ni siquiera hablaban el mismo idioma! El nombre dado a esta pila de piedras, este montón de piedras que serviría como testigo, esta torre de vigilancia de la destrucción mutuamente asegurada, es un testimonio de ello. Ambos dieron al montículo de piedras el mismo nombre, sin embargo, Labán lo hace en arameo, Yegar Saduta, y Jacob en hebreo, Galaad.

Si estás con alguien con el que no tienes una comunicación profunda y, como consecuencia de ello y, casi con seguridad hay una hostilidad creciente entre ustedes, entonces me gustaría sugerir que sin hacer nada malo el uno contra el otro, es momento de separarse. Es momento de irse y, al hacer esto, ¡levanta un montón de piedras donde Dios sea el testigo de tu bendición hacia el otro y de que dejarás al otro en paz!

Creo que en el cielo no existe ese montón de piedras Mizpaico entre los que pertenecen a Él. Sin embargo, en la buena tierra de Dios, el colocar unas pocas piedras como testimonio de separación es, con frecuencia, la cosa más inteligente y más segura que podemos hacer. Piensen en esto esta noche.

Medita: “Este montón de piedras —declaró Labán— nos servirá de testimonio. Por eso se le llamó Galaad a ese lugar, y también se le llamó Mizpa, porque Labán juró: Que el SEÑOR nos vigile cuando ya estemos lejos el uno del otro. Si tú maltratas a mis hijas, o tomas otras mujeres que no sean ellas, recuerda que Dios es nuestro testigo, aunque no haya ningún otro testigo entre nosotros. Mira este montón de piedras y la estela que he levantado entre nosotros —señaló Labán—. Ambos serán testigos de que ni tú ni yo cruzaremos esta línea con el propósito de hacernos daño. ¡Que el Dios de Abraham y el Dios de Najor sea nuestro juez! Entonces Jacob juró por el Dios a quien temía su padre Isaac. Luego ofreció un sacrificio en lo alto de un monte, e invitó a sus parientes a participar en la comida. Después de que todos comieron, pasaron la noche allí. A la madrugada del día siguiente Labán se levantó, besó y bendijo a sus nietos y a sus hijas, y regresó a su casa.” Génesis 31:48-55

Ora: Señor, si hay que partir, ayúdame a hacerlo correctamente y en amor. Ayúdame con Tu espíritu a establecer límites claros de bendición y protección. Te lo pido en el nombre de Jesús. ¡Amén!

Saturday, January 15, 2011

Jan | 15 | La contratación de Larry, cara de relámpago

Palabra para meditar – RESUCITADO

Mateo 28:1-3
“Después del sábado, al amanecer del primer día de la semana, María Magdalena y la otra María fueron a ver el sepulcro. Sucedió que hubo un terremoto violento, porque un ángel del Señor bajó del cielo y, acercándose al sepulcro, quitó la piedra y se sentó sobre ella. Su aspecto era como el de un relámpago, y su ropa era blanca como la nieve.”

La contratación de Larry, cara de relámpago

Hace mucho, mucho tiempo, Jesús publicó algunos avisos de empleo en un tablero de anuncios angelicales. Fue un ángel en particular, el viejo Larry ‘cara de relámpago’, amigo de Jesús, a quien le gustaban las sorpresas y el hablar sobre las cosas nuevas que había aprendido sobre Dios y Su creación, quien se sintió intrigado y aplicó para el trabajo de ‘Guía Temporal de Sepulcros’. El compromiso era por un tiempo muy corto y no había demasiado dinero involucrado pero llamó su atención, porque como dije, le encantaba mostrar a los otros ángeles lo que había aprendido sobre Dios y Su creación y él y Jesús, como ya dije también, eran muy buenos amigos.

“Bueno, de todos modos, no es un trabajo difícil”, dice Jesús.

“¿Qué quieres que haga, Señor? ¿A cuánta gente voy a mostrarles el lugar y, lo más importante, vas a estar allí? Porque quiero que veas lo que hago, porque, aunque me digo a mí mismo que soy bastante bueno en esto, ¡la verdad es que me gusta mucho! ¿Recuerdas cuando encontré ese sistema solar secreto que habías ocultado detrás de ese enano rojo? Bueno...”

“Este… sí” dice Jesús, “otro lugar que ha sido invadido por la turba angelical que descansa en los días sagrados, y ¿qué pasa con ese grupo germánico que reclama la haya para su alabanza matutina? De todas formas, no nos desviemos, sé que te gusta este tipo de cosas, Larry, y por eso sé que vas a hacer un buen trabajo y que puedo confiar en que así será”.

“Entonces, ¿Tú no estarás allí?” dice Larry un poco desilusionado.

“No, no, Yo no voy a estar allí porque, verás, Yo ya voy a estar arriba, sin embargo me gustaría que vinieras y quitaras la piedra y le mostraras el sepulcro a unas cuantas personas, por un corto tiempo. Unos pocos escogidos, tú sabes, buenos amigos míos”.

“OK. ¿Eso es todo, entonces?”

“Bueno, otra cosa es que quiero que hagas esto muy animado, algo de ruido si quieres, organiza un show, a ti te gusta el ruido ¿no es cierto, Larry?”

“¡Me encanta el ruido Señor, me encanta! Terremotos, relámpagos, todo ese tipo de cosas ¡me encantan!”

“Bueno, con un rostro como el tuyo ¡sé que puedes hacer este trabajo con algo de misterio, ¡algo que los deje mudos! Intimida a los guardias un poco por supuesto, no demasiado, sólo lo suficiente como para que reciban el mensaje.

“OK, OK, suena bien ¿y luego qué?”

“Bueno, luego puedes relajarte, sentarte por un rato si quieres. Los guardias se habrán desmayado o habrán huido, así que podrás relajarte. Sé que luego de tu espectáculo de luz y sonido y conmigo derrotando a la muerte y todo eso estarás emocionado, pero sólo cálmate un poco, quédate por el lugar y sé ese guía de sepulcros que Yo necesito que seas. Tú sabes, muéstrales el lugar a los que lleguen, deja que vean ‘lo que sucede’ y luego recuérdales (pues ellos se habrán olvidado), que vayan y les cuenten a esos somnolientos y confundidos discípulos Míos que yo estoy en camino a Galilea para encontrarme con ellos en el lugar estipulado. Realmente sencillo”.

“Sí, sí, OK comprendo, pero, ¿qué estarás haciendo Tú, Señor?”

“Ya te lo he dicho, ¡Yo estaré camino a Galilea! ¡Oh, no sé, aunque todo será bastante emocionante, tú sabes cómo es cuando recién has regresado de un lugar y te ha ido realmente bien! ¡Será divertido el aparecer y sorprender a algunas personas, quizá hasta salir de repente! ¡Será muy divertido! De cualquier manera, ya veremos. Bueno Larry, ese es el trabajo amigo: ‘Guía Temporal de Sepulcros’ ¿lo quieres?”

“¿Me darán una máquina expendedora de boletos?”

“No, por supuesto que no, Larry, ¿qué pasa contigo?”

“¿Y qué tal un uniforme? ¿Uno verde con gorra, quizá?”

“Bueno ¡ahora te estás haciendo el chistoso! ¿Quieres el trabajo o no?”

“¡Me gustaría mucho, Señor, mucho!”

Jesús se levanta, le da la mano y lo hace voltear para que abandone la sala de reuniones. El ángel, todavía emocionado y aún hablando, dice: “Gracias por el trabajo, Jesús. Sé que es por un tiempo corto pero te prometo, ¡que te sentirás orgulloso de mí! ¿Quieres que ordene el lugar un poco? Ya sabes, ¿Qué doble la mortaja, quite el polvo, que barra, tal vez?”
“Sí, si quieres. Eso sería bueno”.

“Obviamente, Señor, ¡la presentación! De eso se trata, ¡una buena presentación! Como dije en Andrómeda...”

El Señor, mirando por sobre el hombro del ángel emocionado y conversador a la larga fila de huestes angelicales formados en la distancia, saluda a un rostro sonriente y con gran alivio grita:

“¡El siguiente! Discúlpame ahora por favor, debo ver a este muchacho que viene y que quiere asustar a algunos pastores al comienzo del espectáculo. Así que ¡hasta el sepulcro vacío entonces Larry! ¡Hasta la tumba vacía! ¡Hasta la vista!”

Medita: “Su aspecto era como el de un relámpago, y su ropa era blanca como la nieve. Los guardias tuvieron tanto miedo de él que se pusieron a temblar y quedaron como muertos. El ángel dijo a las mujeres: No tengan miedo; sé que ustedes buscan a Jesús, el que fue crucificado. No está aquí, pues ha resucitado, tal como dijo. Vengan a ver el lugar donde lo pusieron. Luego vayan pronto a decirles a sus discípulos: Él se ha levantado de entre los muertos y va delante de ustedes a Galilea. Allí lo verán. Ahora ya lo saben.’” Mateo 28:3-7

Ora: Dame mucha fe en ti, Señor, para poder realizar la obra que Tú me has dado y luego enséñame a sentarme a esperar y a observar con asombro lo que Tú harás después. Ayúdame a confiar por el resto de mis días, Señor. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.