Wednesday, November 30, 2011

Nov | 30 | Tejiendo la telaraña y sosteniendo el centro

Palabra para meditar – LEVÁNTATE

Proverbios 30:28
“La araña, que atrapas con la mano, y está en palacios de reyes.”


Tejiendo la telaraña y sosteniendo el centro

La otra mañana encontré una araña en un rincón del techo de mi cuarto: parecía como que colgaba en la nada. Por supuesto que no estaba solamente colgando allí, sino que estaba sentada en el centro del tenso trampolín de una telaraña invisible y bien hilada.

Algunas veces, cuando miras alrededor, ya sea a tu familia descarriada o a amigos de mucho tiempo, y piensas en tu aparente falta de capacidad para dejar en ellos algún tipo de impresión espiritual, tienes la tendencia a preguntarte “¿Vale la pena?” Quiero decir, ¿vale la pena ser un buen ejemplo de manera tan consistente? ¿Vale la pena ser ese modelo de lo que está bien y lo que es correcto, puro y amoroso, de forma tan consistente? Por supuesto que, en relación a Dios, esto es bueno: Esto le da a Él gloria y eso debería ser más que suficiente. Sin embargo, aun así algunas veces, sólo algunas veces, tienes la tendencia de preguntarte “¿Vale la pena?”

Sí, a través de los años he escuchado esta misma pregunta de muchos buenos y cansados hombres de Dios, temporalmente descorazonados y en diversos niveles de desaliento. El problema desde luego, radica no sólo en que ellos no se han dado cuenta de la telaraña de bondad que han hilado, ni han permanecido quietos, además de que se han permitido sentir la tensión de todo lo que ellos mantienen unido, sin darse cuenta. Familias y relaciones, esperanza y estándares altos, amor y gracia, todos ellos, aparentemente, cuelgan allí en un espacio vacío y adverso. Las telarañas tienen esa capacidad invisible, ¿no es cierto? ¿Pueden ver la buena telaraña que hilan?

Esa mañana ‘arañezca’ en particular, tomé mi bastón y con él alcancé el rincón alrededor de la centinela sentada y rompí su telaraña secreta. Se hizo bolita y se desplomó sobre la alfombra, rebotando sobre la pila de felpa y rodando hacia la madera blanca del rodapié de la cama. He observado que, ya sea por la muerte del hombre de Dios que sostiene el centro, o por su deserción debido al pecado, la telaraña invisible que ellos una vez mantuvieron, se vuelve notoria, ahora, por su ausencia. ¡Cuando esto sucede, como dije anteriormente, sea por su muerte o por su partida debido a alguna situación de pecado, las familias y los amigos, los seres queridos y añorados, todos se derrumban al suelo, terminando en la misma alcantarilla de muerte debajo de un rodapié!

Hombre de Dios, en tu bondad y en tu gracia, en tus oraciones de petición y en tu constante y buen ejemplo, ¡tú ocupas el Palacio del Rey! Tú hilas una telaraña invisible que sostiene esperanza y posibilidades de redención y de un camino de escape hacia la salvación. ¡Tú tienes el centro en tus manos! siempre reparando la tensión del trampolín de las posibilidades, en oración. Algunas veces, cuando miras a tu alrededor, ya sea a tu familia descarriada o a tus amistades de hace mucho tiempo, y piensas en tu aparente falta de capacidad para dejar algún tipo de impresión espiritual en ellos, puede que aún tengas la tendencia de preguntarte “¿Vale la pena?” quiero decir ¿vale la pena ser tan buen ejemplo de manera consistente? ¿Vale la pena ser ese modelo de lo que es correcto y bueno, puro y amoroso de manera consistente? Y yo les digo esta noche, y sin ninguna duda en mi corazón, ¡que sí lo vale! ¡Vale la pena! Así que, ¡sigan sosteniendo el centro, pues ustedes están sosteniendo más posibilidad de redención de la que jamás podrían imaginarse! ¡Sigan sosteniendo el centro!

Medita: “Ya se acerca el fin de todas las cosas. Así que, para orar bien, manténganse sobrios y con la mente despejada.” 1ª Pedro 4:7

Ora: Señor, por todos esos santos agobiados y desamparados, quienes sostienen el centro de esperanza para tantas personas en secreto, quienes a su vez, los miran secretamente, concédeles la gracia y la fortaleza y la posibilidad de ver el brillo del rocío de la mañana sobre todo lo que ellos, aún sin saberlo, sostienen unido. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amen.

Tuesday, November 29, 2011

Nov | 29 | Sobre gatos y goma de mascar

Palabra para meditar –VIDA

Job 18:13-14
… La enfermedad le carcome el cuerpo; la muerte le devora las manos y los pies. Lejos de la seguridad de su morada, marcha ahora hacia el rey de los terrores.

Sobre gatos y goma de mascar

En el versículo de hoy se encuentra el que probablemente sea el hombre más pequeño de la Biblia, Bildad el Suhita, quien con enorme insensibilidad poética le dice al pobre y viejo Job (quien sufría grandemente), qué es lo que los malos pueden esperar si “hacen enojar a Dios”. El sentido implícito es claro y Job, obviamente, lo comprendió. Lo que Bildad estaba diciendo en realidad era: “Mirándote a ti Job, cubierto de llagas supurantes y aplastado como una polilla, ¡es obvio que debes haber hecho algo extremadamente malo!” Por favor, alguien extienda la mano y dé a Bildad una bofetada, ¿quieren?

Ahora bien, la intención de Bildad puede que no haya sido la más compasiva e instructiva, pero su contenido y descripción en este punto de la narrativa, ¡es asombrosamente maravilloso! El escritor, inspirado por el Espíritu Santo de Dios, redacta para nosotros en el más pintoresco de los términos poéticos, la encarnación de la muerte, el “Rey de los terrores” y su primogénito: el devorador de miembros llamado lepra.

En el año 2003, el Dr. Paul Brand, un especialista en lepra nacido en Inglaterra y reconocido mundialmente, murió en su lugar de trabajo: el Leprosario Nacional en Carville, Louisiana. Un doctor compasivo y reconocido mundialmente, de quien menciono aquí sólo cuatro de sus múltiples logros, los que me conmueven hasta las lágrimas de agradecimiento, me inspiran vida y me producen gozo:

El primero es su aparente descubrimiento de la razón por la cual los leprosos se quedan ciegos. ¡No sienten dolor ni incomodidad en sus ojos y por ello no pestañean! Brand resolvió este problema al añadir, mediante cirugía, un músculo de masticación a su párpado. ¡Como resultado, cada vez que masticaban chicle, parpadeaban! Con esto sus ojos se mantenían limpios y conservaban su visión. Brillante, ¿no les parece?

El segundo es el descubrimiento de por qué muchos leprosos parecían perder sus dedos de los pies o de las manos, durante la noche. Observándolos mientras dormían, él descubrió que las ratas rapiñaban durante su sueño y les carcomían sus huesos y el tejido vivo, literalmente masticando las extremidades de los dedos de los pies y las manos. Por supuesto, por no sentir dolor, no podían percatarse de lo que estaba pasando. ¡Imagínense!

Su solución fue simple pero profunda: Sus pacientes leprosos debían llevar gatos con ellos, donde fuere que decidieran dormir. ¡Que innovación tan maravillosa y tan simple!

En tercer lugar estaba su dedicación de toda una vida a los sucios, los no queridos y los que a nadie importan. Cuando él había terminado con ellos, ellos estaban limpios, habían sido ayudados, curados y amados. El dulce aroma de Cristo estaba por sobre todos sus pacientes. ¡Que gran reto!

Cuarto y último, su actitud hacia el sufrimiento y la muerte. Fue Tim Hansel quien dijo, “¡mientras que el dolor es inevitable, la miseria es opcional!” El buen Doctor Paul Brand parecía adoptar esta filosofía y aplicarla a toda su vida personal y fue, por medio del ejemplo, capaz de impartir esta filosofía a sus pacientes.

Brillantez, innovación, esperanza, amor, risas y cuidado amoroso. ¿Qué llevarán ustedes el día de hoy, amigos, a su trabajo?

Reflexiona: “Convertiste mi lamento en danza; me quitaste la ropa de luto y me vestiste de fiesta, para que te cante y te glorifique, y no me quede callado. ¡Señor mi Dios, siempre te daré gracias!” Salmos 30:11-12

Ora: “Un día experimentaré una enfermedad que me llevará a la muerte. Sentiré que mi cuerpo mortal ya no tiene fuerzas para luchar y que mi senda conduce al valle de las sombras. No permitas que sienta la desesperanza de quien está perdiendo una batalla, o que sienta que un triunfo del mal está ante mí. Pon en mí, oh Señor, la luz de tu eterno Espíritu. Muéstrame nuevamente que mi cuerpo, con todo lo que tiene de maravilloso, no es más que la cobertura de una más grande maravilla: mi alma. Mantenme Señor, en tal percepción de tu presencia y de tu amor, de tal modo que el dejar mi cuerpo no sea más que el comienzo a una intimidad y unión más vívida con el espíritu de mi Salvador. Pues Aquél que ha sido el inspirador de mi cuerpo mortal, ahora será la verdadera luz y esencia de mi alma.” (Oración personal del Dr. Paul Brand respecto de la muerte).

Monday, November 28, 2011

Nov | 28 | Entre los pilares de la protección

Palabra para meditar – PROTECCIÓN

Génesis 49:10
“El cetro no se apartará de Judá, ni de entre sus pies el bastón de mando, hasta que llegue el verdadero Rey, quien merece la obediencia de los pueblos.”

Entre los pilares de la protección



¡Los bebés! Son admirables, ¿no es cierto? El otro día observé a un padre primerizo levantar a su joven hijo del suelo. El bebé recién había comenzado a sentarse por sí mismo y también a usar su mano para tomar cosas. ¡Todo lo que tomaba, por supuesto, era llevado a su fuente primaria de investigación en este mundo: Su boca! El perro de la casa estaba intrigado por el pequeño gritón de color rosado, y se deleitó haciendo círculos a su alrededor, colocando su hocico justo por encima de la naricita del pequeño y lamiendo las migas de galletita alrededor de su pequeña boquita. El bebé pensó que esto era simplemente fantástico y en un par de ocasiones, tomó al perrito por sus grandes orejas y no lo soltó. Una vez que el padre observó lo que estaba sucediendo, levantó a su hijo del centro del suelo y luego se sentó nuevamente, colocando a su amado hijo en el suelo, justo delante de él, entre sus piernas. El pequeño niño permaneció sentado allí, completamente protegido por las poderosas canillas de su amoroso padre, quien miró hacia abajo al pequeño bulto sentado entre los dos gigantescos secuoyas.

Nuestro versículo de esta noche muestra a nuestro Padre celestial como este papá terrenal: Vigilante, cuidadoso y protector. La iglesia de Dios se sienta como un niño entre Sus canillas protectoras y les digo también, si ese diablo viene olfateando como perro, listo para lamer las migas de galletitas de alrededor de tí, bueno, ¡va a recibir un buen golpe en el hocico!

Finalmente, por supuesto, la tribu de Judá fue facultada por Dios para ser las piernas de tronco de la protección de esa promesa de Siloh, el Mesías prometido. ¡Hasta su llegada, por supuesto! Hasta ese momento, ellos tenían el derecho de eliminar a todas las personas de quienes se pensara que eran asesinos y embusteros. En los tiempos de Cristo, sin embargo, el consejo gobernante del Sanedrín, quienes antes tenían la autoridad de decidir sobre la aplicación de la pena de muerte a cualquier hombre, había sido despojado de ese derecho por los Romanos. De hecho, en términos de protección no tenían ningún poder. El cayado de la tribu de Judá, este ‘jus gladii’, este derecho de la espada, este derecho a imponer la pena de muerte, ¡les había sido arrebatado! Sí, ya no poseían la capacidad última y suprema de dar y aplicar la ley. Todos los poderes reales y legales habían sido removidos de Judá. Augustin Lemann, en su libro ‘Jesús ante el Sanedrín’, informa sobre una declaración del ‘Rabino Rachmon’ del Talmud, que decía que: “Cuando los miembros del Sanedrín se encontraron despojados del derecho sobre la vida y la muerte, una consternación generalizada se apoderó de ellos; cubrieron sus cabezas con cenizas y sus cuerpos con sacos, exclamando: “¡Aflicción a nosotros pues el cetro se ha ido de Judá y el Mesías no ha venido!”.

Mientras tanto, en el pequeño pueblo de Galilea, ‘Siloh’ estaba quitando con la pala el aserrín del suelo del taller de su padre, el carpintero.

Recuerden esta noche entonces, que Dios siempre preserva Sus promesas y siempre cumple Su Palabra.

Medita: “Descendencia de Rubén, primogénito de Israel. Rubén era el primogénito, pero en la genealogía no fue reconocido como tal por haber profanado el lecho de su padre. Su derecho de primogenitura pasó a los hijos de José hijo de Israel. Y aunque es verdad que Judá fue más poderoso que sus hermanos, y hasta llegó a ser jefe de ellos, la primogenitura pasó a José, Los hijos de Rubén, primogénito de Israel, fueron Janoc, Falú, Jezrón y Carmí.” 1ª Crónicas 5:1-3

Ora: Padre, colócame entre Tus poderosas piernas; colócame entre la seguridad de “Boaz y Jaquín”, esos pilares tan maravillosos. Cumple todas Tus promesas en mi vida. Sé paz para mi alma mientras espero y sé mi protección por todas partes. En el nombre de Jesús, te lo pido. ¡Amén!




Sunday, November 27, 2011

Nov | 27 | ¿Existen hadas al fondo de tu jardín?

Palabra para meditar – EXAMINA

2 Corintios 13:5
“Examínense para ver si están en la fe; pruébense a sí mismos. ¿No se dan cuenta de que Cristo Jesús está en ustedes? ¡A menos que fracasen en la prueba!”

¿Existen hadas al fondo de tu jardín?

Con frecuencia conduzco a través de Crowborough y paso por la pequeña estatua de bronce del viejo Sir Arthur Conan Doyle (quien vivió la última parte de su alguna vez productiva vida), persiguiendo hazañas infructuosas, falacias y falsedades. Es una verdadera pena realmente que, en pos de simplemente ‘querer creer’ él le dio crédito a la infame patraña de las Hadas de Cottingley, donde dos muchachas adolescentes supuestamente tomaron fotos de esas criaturas en el fondo de su jardín. ¿Cómo es que el autor del inescrutable Sherlock Holmes creyó en tal mentira?

Sir Arthur Conan Doyle, un hombre intelectual y brillante, como mucha otra gente, hacia finales de la Primera Guerra Mundial había perdido a un número considerable de familiares y amigos y, cayendo en una profunda depresión, finalmente encontró consuelo en la posibilidad de una conexión y continuidad de esas relaciones, a través del Espiritismo, aún a sabiendas de que sus fundadores se auto-confesaron charlatanes e inventores de patrañas. Como ven, la necesidad de querer algo con desesperación a menudo puede guiarnos a una creencia errónea.

Hay tres cosas para decir con respecto a esto esta noche:

Primero, por favor noten que las personas inescrupulosas, con el fin de obtener una ganancia personal en términos de poder, prestigio y dinero, sin remordimiento manipularán y utilizarán a las personas deprimidas y desesperadas.

Segundo, que el diablo y sus huestes son también charlatanes y ellos mismos se unirán al juego por sus propios intereses de placer, enlodándose en las aguas de la charlatanería humana con alguna manipulación metafísica de su propia invención.

Tercero, que el Cristianismo no tiene puntos intermedios: El Cristianismo pregunta. El Cristianismo cuestiona. El Cristianismo hace lugar para la gente que pide ver ‘los agujeros de los clavos para tocarlos con sus dedos’, y poder creer.

Así que, si en esta noche están buscando respuestas a preguntas sinceras, ¡pues vayan directamente arriba y pregúntenle! Porque es mi experiencia y sin duda está claramente escrito, que aquellos que buscan, hallarán. Que aquellos que piden, realmente recibirán; y que aquellos que llaman a la puerta justamente y con sinceridad, la verán abrirse delante de ellos.

Examínense a sí mismos, examinen su fe, ¡y escudriñen la Biblia!

Medita: “Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir, que no se compare con nadie.” Gálatas 6:4-5

Ora: Padre, ¡guíame hacia la verdad! Te lo pido en el nombre de Jesús. Amen.

Saturday, November 26, 2011

Nov | 26 | Un tiempo de verdadera acción de gracias

Palabra para meditar – COSTO

Lucas 14:26-28
“Si alguno viene a mí y no sacrifica el amor a su padre y a su madre, a su esposa y a sus hijos, a sus hermanos y a sus hermanas, y aun a su propia vida, no puede ser mi discípulo. Y el que no carga su cruz y me sigue, no puede ser mi discípulo.”

Un tiempo de verdadera acción de gracias


En algún momento, esta fecha en nuestro calendario caerá en el último Jueves de Noviembre, el cual, por supuesto, es el día que en Estados Unidos dedican a la celebración del día de ‘Acción de Gracias’. Las celebraciones por las cosechas, no obstante, no son algo nuevo, pues el agradecimiento instintivo a ese ‘Alguien mayor que nosotros’, el Dador supremo de provisión y abundancia, se encuentra en casi todos los pueblos indígenas, aún entre las tribus nativas alguna vez florecientes de América. Sí, la necesidad de decir ‘Gracias’ es una característica humana, no Cristiana.

Sin embargo, dicha situación agradeciendo a un ‘Ser Supremo’ podría ser ofrecida por pueblos paganos, más por alivio y temor que por el agradecimiento que se ofrece por la alegría de una posesión apreciada y regalada. Alivio, en el sentido de que un Dios, en apariencia caprichoso, finalmente ha cumplido entregando los bienes una vez más, y temor, en el sentido de que debemos ser agradecidos, no sea que Él no continúe cumpliendo con dicha entrega el año próximo si no reconocemos Su bondad presente y tan beneficiosa. Si debemos sacrificar a una virgen para mantener el flujo de la fertilidad, entonces, que así sea. ¡Lo que sea necesario!

La decisión de establecer una fecha específica para el día de ‘Acción de Gracias’ fue comercial y claramente fue elegida por esta otra ‘nación de comerciantes’ para asegurarse que los días de ventas previos a la Navidad fueran tan prolongados y provechosos como fuera posible. Con este fin es que la virgen María y su hijo Jesús son habitualmente sacrificados en el altar del comercio todos los años, porque mañana comienza en Estados Unidos el período Navideño con toda su diversión y festejos y todas las ventas, ¡y toda la competencia se pondrá en marcha con toda la vehemencia que un adicto al chocolate pone al despertar en la fábrica de chocolates Hershey!

Ayer me contaron sobre un hombre Cristiano quien luego de años de servir en su iglesia local y de dirigir un ministerio para niños con mucho éxito, un día simplemente abandonó su llamado, sus obligaciones y sus responsabilidades. Aparentemente un tornado pasó por su iglesia y el daño fue tal, que un Domingo las puertas tuvieron que permanecer cerradas en ese día del Señor y por esa razón él tuvo la oportunidad, por primera vez, de ir a visitar otra iglesia cercana. En su opinión, esta ‘otra iglesia’ era más grande, era mejor y más brillante que la suya, ¡en tantas maneras!, que él sencillamente ‘empacó sus cosas’ y decidió que de ahora en adelante iría a esta otra iglesia. Ahora, todos desearíamos ver este comportamiento caprichoso como indicativo de alguna razón más profunda que justifique el abandono de años de ministerio exitoso, pero no es así, no había nada más profundo. El razonamiento y la decisión fueron tan superficiales y caprichosas como parece: Simplemente, se veía mejor.

Creo que si somos honestos, reconoceremos que muchas de las elecciones de nuestra iglesia son comerciales. Sí, muchas de las elecciones de nuestra iglesia tienen más que ver con ‘qué es lo mejor que puedo conseguir para mis hijos y mi matrimonio, por el bien de mi futuro y de mi felicidad personal’ que con cualquier otra razón. Los Pastores saben esto y por eso todos sus programas tienen más que ver con estas necesidades comercialmente ‘espirituales’. Tanto es así, que los Pastores se han convertido en los sumos sacerdotes del sacrificio anual de la virgen y su Hijo. Oh, no se preocupen y, por favor, no se sientan mal, pues este sacrificio puede ser justificado de ah… tantas maneras, que en esta religión comercializada y centrada en el hombre que hemos creado, nosotros los líderes pasamos la mayor parte de nuestro tiempo asegurándonos de estar revistiendo nuestras estanterías de un Cristianismo brillante y rebajado, sólo para asegurarnos de que nuestras ovejas nunca sean seducidas a ir a comprar a otro lado. Sí, la mayoría de los líderes de las iglesias en realidad viven bajo la oscura nube de un temor comercial, donde el aliento del Shekhina que sale de las bocas de los desilusionados accionistas fundadores, llena el aire con la condenación de la pérdida, algo similar a lo que debería encontrarse solamente en las oficinas del directorio de K-Mart y la otrora gran industria automotriz americana. Lamentablemente sin embargo, es esta misma nube de ‘temor y condenación a la pérdida’ la que la mayor parte del tiempo llena tanto los estudios de la Biblia del Pastor durante el día, como sus sueños cargados de horror durante la noche. Sí, al igual que todo buen comerciante, los Pastores enfrentan a diario la pregunta “¿Qué debo hacer para conservar a mis clientes y luego conseguir más?” Así que, en caso de que el número de la congregación de pronto caiga, y con ello el fluir de dinero, materiales y mano de obra, entonces ante dicha condenación comercial de parte de los miembros restantes, inevitablemente, la virgen y su Hijo serán sacrificados nuevamente. “Lo que sea necesario hacer ¿lo ven? Lo que sea necesario.

Para romper con la comercialización sacrificial de la iglesia, la pregunta que debemos hacer a nuestras iglesias locales es esta “¿Qué puedo dar?” en lugar de: “¿Qué puedo obtener?” La pregunta que debemos formular a nuestras iglesias locales es: “¿Qué debo hacer para servir aquí?” Y no: “¿Qué pueden ofrecerme para retenerme aquí?” ¿Se dan cuenta? El Cristianismo verdadero, las cosas con la marca del cielo, ¡nunca están a mitad de precio! Pastores, ¿acaso no saben que la posesión de algo valioso y costoso trae consigo tanto cuidado y agradecimiento por parte de aquellos que lo poseen, que las palabras y las vidas de ellos inevitablemente rebozarán de paz y gozo lo que producirá una verdadera acción de gracias en lugar de temor? En otras palabras, ni temor, ni manipulación, sólo un agradecimiento confiado y desde el corazón.

Entonces Pastor, líder, proveedor comercial de alimento espiritual y santo, en este Día de Acción de Gracias, ¿por qué no detienes el sacrificio anual, tanto de la virgen como de su Hijo, en el altar del Cristianismo comercial, competitivo y rebajado, y simplemente comienzas a ofrecerles algo verdadero? ¡Deja de ofrecerlo a Él a mitad de precio y de venderlo barato! Más bien, levántalo a Él y dale el valor que merece. Quizá entonces, en algunos años, nosotros como nación comencemos a vivir en un tiempo de verdadera acción de gracias. Entonces amigo, dime en esta noche: ¿qué tan valioso es tu Jesús? No te preguntes: “¿Qué deben darme si quieren retenerme?” Más bien pregúntate: “¿Cuánto debo entregar para seguirlo a Él?”

Medita: “Pero el rey le respondió a Arauna: Eso no puede ser. No voy a ofrecer al Señor mi Dios holocaustos que nada me cuesten. Te lo compraré todo por su precio justo.’” 2ª Samuel 24:24a

Ora: Estoy convencido, Señor de amarte, pues he sido cambiado para bendecir Tu nombre. Me siento constreñido por tu gran Evangelio, a por siempre adorarte a Tí. (de ‘Precioso Jesús’, de Thomas Whitfield)

Friday, November 25, 2011

Nov | 25 | Las obras y todas las ilustraciones sobre la redención

Palabra para meditar – PERDÓN

2 Samuel 12:1-4
“El SEÑOR envió a Natán para que hablara con David. Cuando este profeta se presentó ante David, le dijo: Dos hombres vivían en un pueblo. El uno era rico, y el otro pobre. El rico tenía muchísimas ovejas y vacas; en cambio, el pobre no tenía más que una sola ovejita que él mismo había comprado y criado. La ovejita creció con él y con sus hijos: comía de su plato, bebía de su vaso y dormía en su regazo. Era para ese hombre como su propia hija. Pero sucedió que un viajero llegó de visita a casa del hombre rico, y como éste no quería matar ninguna de sus propias ovejas o vacas para darle de comer al huésped, le quitó al hombre pobre su única ovejita.”

Las obras y todas las ilustraciones sobre la redención

Es Shakespeare en ‘Hamlet’, Escena 2 del Acto 2, quien presenta al Príncipe Danés hurgando para conseguir pruebas que demostraran que su tío, el Rey Claudio, había asesinado a su querido padre, el anterior Rey. Con este fin, Hamlet mismo se vuelve dramaturgo, construyendo un cuadro en el cual él impregna la obra con referencias al regicidio. Sabiendo que el actual Rey, su Tío Claudio, estaría viendo la obra en la corte, Hamlet observa y espera los signos de sobresalto del pecado. Hamlet está tan convencido de que esto sucederá, que dice: “La escena es lo que usaré para atrapar la conciencia del Rey”.

En primer lugar, encuentro provechoso si no incómodo, el examinar mis propias reacciones a todas las historias, escenas y sentimientos que pudiese encontrar en las varias obras y pinturas a las que me expongo. Algunas veces, cuando hago esto, la mirada ostensible de una conciencia hace tiempo silenciada, a menudo trepa sobre mi muro de montañas y se encuentra con mis ojos una vez más, invitándome a la confesión, incluso demandando arrepentimiento y restitución. Hamlet estaba en lo cierto.

En segundo lugar, también es interesante observar las reacciones de otras personas a las historias, escenas y sentimientos a los cuales están expuestas, porque estas reacciones, en especial si la respuesta está muy fuera de proporción al punto de ignición de la ilustración, demuestra con creces el dolor de una persona en términos de ser ellos víctimas o bien villanos. Cada vez que predico, cada vez que pinto cuadros con mis palabras, aquí y allá en la congregación de oyentes, es a menudo en los pies que se arrastran, en los ojos húmedos y las cabezas inclinadas, donde también veo que ‘la escena es el medio para capturar la conciencia del Rey’.

Todas las buenas ilustraciones convocan a la verdad, confesión y arrepentimiento, restitución y restauración. Sí, en todas las buenas ilustraciones, a diferencia del corazón de Hamlet que lo único que deseaba era la revancha auto justificada, siempre yace la posibilidad de la redención. Si Dios continúa presentándote ilustraciones por tu camino de piedras, te digo, Él no está buscando otra cosa más que tu redención.

Medita: “Tan grande fue el enojo de David contra aquel hombre, que le respondió a Natán: —¡Tan cierto como que el SEÑOR vive, que quien hizo esto merece la muerte! ¿Cómo pudo hacer algo tan ruin? ¡Ahora pagará cuatro veces el valor de la oveja! Entonces Natán le dijo a David: —¡Tú eres ese hombre!” 2ª Samuel 12:5-7a

Ora: Señor, que a través de las ilustraciones que Tú has puesto en las paredes de mi alma, me guíes a aquellos lugares de restauración y redención. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Thursday, November 24, 2011

Nov | 24 | Aluzar, hacer click y aplastar

Palabra para meditar – LUZ

Efesios 5:11a
“No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad”


Aluzar, hacer click y aplastar

Cuando la verdad es dejada de lado, los hombres creen cualquier cosa. Desde comienzos del siglo XXI, y por algún tiempo ya, hemos sido bombardeados por una multitud creciente de programas sobre parapsicología, cuyo atractivo no radica solamente en su entretenimiento, sino también en la revelación de fuerzas oscuras, ocultas y maléficas. Una de las frases más reveladoras de una de estas series de televisión dice algo como esto: “¡Si miras en la oscuridad, algunas veces la oscuridad te devuelve la mirada!” Ahora, esta es una frase que, creo yo, no sólo tiene un tono ominoso sino que nos dice alguna verdad a todos nosotros también.

Hay dos maneras de lidiar con la oscuridad, estas son, o Desdeñarla o Descubrirla.

Desdeñamos la oscuridad mostrándole el altanero y frío hombro de nuestro desprecio. Después de todo, ¿qué valor tiene la oscuridad, su poder y su fruto para los hijos e hijas de la luz? No debemos investigar la oscuridad, o mirar fijo a la ‘andariega cucaracha’, o siquiera considerar sus caminos. Por alguna buena razón, la Biblia revela poco sobre los reinos metafísicos y espirituales. Son lugares peligrosos para nosotros. Con ese fin, las Escrituras son muy claras tanto con el juicio y las advertencias de que ¡no debemos involucrarnos en nada de eso en absoluto!

Hay momentos, sin embargo, en que debemos Descubrirla. No estoy utilizando este verbo en el sentido de una acción ininterrumpida de profundizar en las manifestaciones y las formas de la oscuridad, sino más bien, una simple acción de un ‘click’ para encender la luz. Por supuesto, me refiero al simple Descubrimiento que la exposición a la luz trae consigo. En lo que respecta a las cucarachas de la oscuridad entonces, cuando sospechamos que se escabullen de prisa, simplemente, deberíamos ‘aluzar, hacer un click y aplastar’.

Hermano, hermana vive en la luz y, hagas lo que hagas, no voltees a ver las cosas de la oscuridad, pues, en verdad, la oscuridad te devolverá la mirada. Recuerda, aluza, haz click y aplasta. Si no lo haces, y le abres una puerta, esa abertura te traerá una infestación.

Medita: “Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz el fruto de la luz consiste en toda bondad, justicia y verdad y comprueben lo que agrada al Señor. No tengan nada que ver con las obras infructuosas de la oscuridad, sino más bien denúncienlas, porque da vergüenza aun mencionar lo que los desobedientes hacen en secreto. Pero todo lo que la luz pone al descubierto se hace visible, porque la luz es lo que hace que todo sea visible. Por eso se dice: Despiértate, tú que duermes, levántate de entre los muertos, y te alumbrará Cristo. Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno, porque los días son malos. Por tanto, no sean insensatos, sino entiendan cuál es la voluntad del Señor. No se emborrachen con vino, que lleva al desenfreno. Al contrario, sean llenos del Espíritu. Anímense unos a otros con salmos, himnos y canciones espirituales. Canten y alaben al Señor con el corazón, dando siempre gracias a Dios el Padre por todo, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.” Efesios 5:8-21

Ora: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan cotidiano. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyos son el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. Mateo 6:9b-13

Wednesday, November 23, 2011

Nov | 23 | Evitando la decepción del final del chorro de agua

Palabra para meditar – PREPÁRATE

Lucas 9:62
“Jesús le respondió: Nadie que mire atrás después de poner la mano en el arado, es apto para el Reino de Dios.’”

Evitando la decepción del final del chorro de agua

Al final de un largo día, cuando por lo general mis viejos huesos están endurecidos, mis articulaciones hacen ruido y mis músculos están agarrotados por el estrés, a veces en vez de una ducha, añoro la deliciosa relajación terapéutica que sólo un baño caliente puede proveer. Sin embargo, nunca cesa de decepcionarme, incluso al punto de producir en mí un completo disgusto, el hecho de que mientras uno está sentado en la tina y sintiendo un poco de frío, esperando con deseo y expectativa que el agua corriente complete el llenado final del lugar donde me dispongo a relajarme, justo antes de que uno llegue al punto en que puede deslizarse por debajo de las burbujas e incluso cubrir su viejo y abultado abdomen, blanco y peludo, el agua caliente ¡simplemente se acaba! Me levanto abruptamente, tiritando de frío y enojado, al tiempo que quito de un tirón el tapón y dejo ir el agua templada por el drenaje. Qué pérdida de tiempo y de esfuerzo. Ahora estoy más tenso, más agotado y en mayor necesidad de relajación que cuando me desvestí en un principio.

Yo creo que a nuestro Jesús tampoco le gusta encontrarse con una decepción al final de un grifo de agua corriente. Por lo que me pregunto, si habrá algo que Él encuentre anticipatoriamente interesante y expectante en el final de nuestros surcos largamente arados, y pienso que sí, tanto que si fallamos en alcanzar el final, porque esa ‘agua caliente’ que hervía en nuestro corazón al principio se acaba delante de sus ojos, esto lo deja muy decepcionado. Yo creo que cuando eso sucede Él piensa que hubiera sido mejor el nunca haberse molestado en alistarse para disfrutar tiempo con nosotros, incluso nunca haberse molestado en convivir con nosotros, en todas las cosas que comenzamos siendo como un jacuzzi caliente, pero que nunca terminamos.

Así es que les digo esta noche, mantengan su agua bien caliente ¡y asegúrense de que el tanque esté siempre lleno y burbujeando!

Medita: “Pero el justo vivirá por la fe. Y si se vuelve atrás, no será de mi agrado..” Hebreos 10:38


Ora: Señor, dame combustible, y enciende en mí un fuego siempre ardiente en el centro de mi alma. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.

Tuesday, November 22, 2011

Nov | 22 | Festo, el festivo, termina el trabajo: Sí, simplemente ¡va y lo hace!

Palabra para meditar –PERSEVERANCIA

Hageo 1:8
“Vayan ustedes a los montes; traigan madera y reconstruyan mi casa. Yo veré su reconstrucción con gusto, y manifestaré mi gloria” —dice el Señor—.

Festo, el festivo, termina el trabajo: Sí, simplemente ¡va y lo hace!

Creo que de las muchas frases que dicen los llamados ‘Rednecks’ la que más me gusta es ‘¡Ve y hazlo!’ En otras palabras, ‘haz lo que tengas que hacer’, ‘sigue adelante y hazlo’. Ustedes saben: ‘deja de quejarte’, basta de tanto hablar sobre hacer algo’, o de ‘dejar las cosas para después’, sólo ‘¡vé y hazlo!’.

El pueblo judío, la niña de los ojos de Dios, ha regresado del exilio en Babilonia. La tarea de reconstruirse a sí mismos, a su nación, a sus familias y comunidades era enorme, y ¡hasta el último centavo se usó para ese fin! Sin embargo, ese punto fundamental para los judíos, ese centro de la presencia manifiesta de Dios, el templo del SEÑOR, estaba ahora siendo dejado para el último. ¡Habían comenzado bien, pero las dificultades y los problemas hicieron que lo que sería un momento de cese temporal de las actividades, se transformara en un aplazamiento permanente! “Ahora”, todos estuvieron de acuerdo, “no era todavía el momento para reconstruir el templo del SEÑOR”.

Lamentablemente esta no fue una decisión acertada. Al tiempo que dejaban el templo de Dios sin reconstruir, a medio hacer, en ruinas, expuesto a los elementos, desarreglado, deslucido (me entienden, ¿verdad?), ellos continuaron invirtiendo en sus propios hogares de manera substancial. Lo que en realidad estaba sucediendo es que lo que debía invertirse en las cosas de Dios, lo estaban invirtiendo en ellos. (Ah, y a propósito, este no es un mensaje sobre dinero. ¡Es mucho más importante que eso!)

Yo no soy bueno para terminar lo que comienzo. Muchos de mis proyectos aún sin finalizar son testimonio de ello. Al examinarme a mí mismo, soy consciente de un número de razones por las que esto sucede. No obstante, una que sobresale y se nota más que cualquier otra, es la falta de perseverar en mi enfoque. Sorprendentemente, he observado que este es un rasgo particularmente negativo en muchas áreas de nuestra vida espiritual. La madurez, el crecimiento, la sanidad, la posesión de la tierra, no llegan sin una lucha que a su vez, es una experiencia agotadora y difícil. Así es que cuando el cansancio se instala, la tendencia para muchos de nosotros luego de haber comenzado tan bien, es no seguir perseverando hasta finalizar, sino cuando estas dificultades se presentan, dejamos a un lado nuestro objetivo presente y sin terminar, y como buenos Cristianos que somos, ¡damos inicio a otro nuevo buen comienzo! Los resultados de esta situación son claros, pues los trabajos inconclusos, especialmente en el reino espiritual, no permanecen callados, sino más bien se paran y nos gritan como testimonio de nuestra inconsistencia y luego se tornan en una invitación espiritual a la burla, al ataque y a la acusación del enemigo. Por lo tanto, el mantener tales trabajos inconclusos se vuelve más costoso que su terminación, por lo que si ustedes tienen una cantidad de estos trabajos inconclusos, pueden estar seguros ¡los recursos en todos los niveles, se volverán escasos!

Por supuesto, en el caso de Israel llegó el momento en que Dios dio un paso adelante y dijo “¡Suficiente! Esto es vergonzoso. No me han puesto a Mí en primer lugar. Es triste y también muy peligroso para ustedes. Así que, desde ahora hijos míos, yo retendré todos Mis buenos recursos de ustedes ¡hasta que ustedes hagan las cosas bien! La holgazanería, el letargo, la falta de santidad, la muerte y la enfermedad, todas se transmiten por contacto, ¿sabían? La santidad, la integridad, la vida y la prosperidad, sin embargo, deben buscarse con perseverancia. ¡Así que, suban a las montañas, empiecen a talar y luego completen el trabajo que habían comenzado! Me complaceré en él, me glorificaré, y créanme, serán felices. Tendrán suficiente, estarán completos y, más aún, podrán ahorrar todos esos recursos que han perdido en nada. Confíen en mí, pónganme primero que todo y perseveren en la culminación de los proyectos espirituales que les he mostrado que deben hacer”.

La buena noticia amigos, es que los judíos escucharon el mensaje del Señor, pusieron atención al templo y fueron verdaderamente bendecidos por Dios al hacer esto. Ahora ¿qué hay de nosotros? Es hora de que muchos de nosotros dejemos nuestras hermosas casas a un lado junto con todos aquellos buenos proyectos que comenzamos bien, ¿no es cierto? y de que digamos “Bien, Señor, ¡Suficiente! ¿Dónde debo comenzar a concluir eso que ya he comenzado? Señor sólo te pido que mi frustración se torne en agradecimiento”. Aquel que tenga oídos para oír, que oiga.

Reflexiona: Entonces Hageo su mensajero comunicó al pueblo el mensaje del Señor: “Yo estoy con ustedes. Yo, el Señor, lo afirmo.” Y el Señor inquietó de tal manera a Zorobabel hijo de Salatiel, gobernador de Judá, y al sumo sacerdote Josué hijo de Josadac, y a todo el resto del pueblo, que vinieron y empezaron a trabajar en la casa de su Dios, el Señor Todopoderoso. Hageo 1:13-14

Ora: Señor, muéstrame hoy mis ‘casas’ a medio construir. Señor, muéstrame hoy qué deseas que atienda y concluya primero. Señor, deseo ponerte primero en mi vida. Por favor, sé mi administrador de construcción, para que pueda perseverar de tal forma que lleve a alguna a terminación, descanso, provisión y a una mayor gloria para Ti, mi Dios. Amén.

 

Monday, November 21, 2011

Nov | 21 | Distracción destructiva

Palabra para meditar – OBSERVAR

1 Corintios 16:13
“Manténganse alerta; permanezcan firmes en la fe; sean valientes y fuertes.”

Distracción destructiva

El nivel de insensatez relacionada con la televisión es cada vez mayor, y una prueba de la dimensión de esto, se dio en la serie de televisión de la década de los ‘80, de la CBS, llamada Dallas. La historia sobre una familia adinerada, corrupta y poderosa en el productivo negocio del petróleo, se centraba en el personaje principal, férreo y de mala fama, el Sr. J.R. Ewing, como era conocido tanto por sus amigos como por sus enemigos. Como todo personaje malvado de la televisión, John Ross Ewing obtuvo su merecido cuando un asesino secreto trató de matarlo. Muchos estiman que en el día de hoy pero en 1980, unas 350 millones de personas encendieron sus televisores para averiguar quién había disparado a JR. ¡Imaginen eso! ¡350 millones de personas!

La distracción es una forma de ataque clave en los planes del diablo para mantener a las personas en completa ceguera. El entretenimiento siempre ha sido un conducto clave para la desinformación, el desarme, la discapacidad y la distracción, todos dados como alimento para las masas. Ahora, no me malinterpreten, ¡el entretenimiento también funciona como conducto hacia la verdad, el conocimento, la enseñanza y la concentración! Sí, esto es así, siempre fue y será un elemento clave en el campo de batalla por la verdad. Yo no estoy en contra del entretenimiento, pero quiero que esta noche se den cuenta de que cuando ustedes se abren a ello, están en verdad siendo expuestos a una guerra.

El tiempo es corto y la llegada del Señor se avecina. No se distraigan con tonterías, no se dejen engañar o ni permitan que los mal informen. No permitan que los pacifiquen, petrifiquen o putrifiquen con pequeños píxeles de todo tipo, porque les digo, si el enemigo los encuentra distraídos, él tratará de arrancar sus intestinos con un cuchillo afilado y oxidado. Cuiden cómo observan. Cuiden qué es lo que observan. Cuiden dónde observan. Cuídense de a quién observan.

Medita: “Así que recuerda lo que has recibido y oído; obedécelo y arrepiéntete. Si no te mantienes despierto, cuando menos lo esperes caeré sobre ti como un ladrón.” Apocalipsis 3:3

Ora: Señor, guíame en mi observación; Salvador enséñame qué ver. Dios que en todas mis miradas inquietas, mis ojos se posen en Ti. Amén.

 

Sunday, November 20, 2011

Nov | 20 | Con un pie en la tumba

Palabra para meditar – ESPERANZA

Génesis 3:19
“Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste sacado. Porque polvo eres, y al polvo volverás.”

Con un pie en la tumba

El Sur de Francia siempre ha sido un lugar donde los expatriados británicos buscan solaz bajo el sol. Hace unos pocos años volé a Niza, en esa misma Costa Azul, y es aquí en esta ciudad francesa de 2000 años de antigüedad, donde la Iglesia Anglicana local posee una de las iglesias europeas más famosas. Para mí, la belleza de “La Santísima Trinidad” no se encuentra en su majestuosidad neo-gótica, o en sus vidrios hermosamente decorados, iluminados mágicamente sobre el elevado altar y entibiados por el sol de la tarde, sino afuera, en el verde cementerio donde se encuentran los restos mortales de un famoso poeta escocés. En un día como hoy de 1847, el Rev. Henry Francis Lyte murió de tuberculosis y fue enterrado en el cementerio de La Santísima Trinidad, en Niza.

Desde 1927, y junto con el Himno Nacional Británico, millones de fanáticos vitoreando en todas y cada una de las Finales de la Copa de la Asociación de Fútbol, han cantado el poema más famoso de Lyte. ¡Qué maravilloso! En verdad, es más maravilloso aún cuando uno comprende la vida que este hombre llevó, pues fue realmente, una vida siempre y en todo momento, vivida con un pie en la tumba.

Evelyne Millar escribe sobre el segundo hijo del Capitán Tomas Lyte de la Marina Real. Henry (quien nació en Escocia), siguió, junto a su madre y dos hermanos, a su padre, a Irlanda. El Capitán Lyte había sido enviado allí para colaborar en acabar la rebelión irlandesa de 1798. Poco tiempo después de esto, su padre abandonó a la familia llevándose consigo al hermano mayor de Henry, al tiempo que su madre regresó a Inglaterra con su otro hermano. Allí fallecieron y Henry, que en ese entonces tenía nueve años de edad, fue dejado en Irlanda, solo, huérfano y desamparado.

El Rev. Dr. Robert Burrows, Director del colegio de Lyte, sintió pena por el joven Henry y lo llevó consigo y lo cuidó, hasta el punto de hacerse cargo de los gastos de su educación. Este fue un dinero bien gastado, porque Henry, mientras estudiaba en la Universidad ‘Trinity’ de Dublín, recibió el Premio del Canciller al Ensayo Inglés ¡por tres años consecutivos!

Henry fue ordenado ministro y trabajó tan fervientemente en sus tareas parroquiales y en su escritura que se agotó totalmente y contrajo una enfermedad de los pulmones que lo perturbaría por el resto de su vida. Fue su médico de cabecera el que le dijo que si no buscaba climas más benignos y cálidos en Europa, moriría. Durante toda su vida, Henry Lyte pasaría períodos prolongados imposibilitado de cumplir con sus obligaciones y de atender a su familia, mientras se recuperaba de estos ataques recurrentes y debilitantes que la enfermedad le provocaba.
La última parroquia de Henry fue en Brixham, en la costa sur de Inglaterra, donde ejerció los últimos veintitrés años de su vida, siempre con un pie en la tumba. Ministrando a los marineros de su parroquia, escribió libros de himnos que eran oraciones a ser dichas cuando se encontraban en el mar y por supuesto también ¡canciones marineras!

Solo tres semanas antes de su muerte escribió su poema más famoso y envió el manuscrito terminado a su esposa, desde Aviñón en Francia. Da la impresión de que él sabía que no había demasiadas probabilidades de que fuera a retornar a su hogar. El poema se cantó por primera vez en su funeral, que se llevó a cabo en la parroquia de su hogar en Brixham, y desde los labios de un hombre que pasó toda su vida con un pie en la tumba, ha quedado para nosotros una de las oraciones más inmortales y emotivas, hecha de su testimonio personal y atiborrada de observaciones sobre la vida misma. Jamás, palabras más maravillosas se escribieron con pluma alguna, salidas del corazón de un hombre que amaba profundamente a su Salvador, a pesar de las aflicciones de su vida.

Medita: Que el poema más famoso de Lyte, sea nuestra oración diaria más ardiente.

Ora: Habita en mí, pues rápido cae el atardecer
La noche se apresura, Señor, ¡habita en mí!,
Cuando otros fallan y no encuentro paz;
Ayuda del desamparado, oh ¡habita en mí!

A cada instante anhelo tu presencia;
Las alegrías terrenales se apagan; sus glorias pasan;
Cambio y putrefacción todo en derredor;
Oh, Tú, el que no cambias, habita en mí.

Te suplico, no una mirada mínima, no una palabra pasajera;
Pero mientras habitas con Tus discípulos, Señor,
Familiar, condescendiente, paciente, libre.
Ven no a sojuzgar, mas habita en mí.

Con terror, como el Rey de reyes ,no Te acerques
Mas amable y bueno, con sanidad en Tus alas,
Lágrimas para todas las aflicciones, un corazón para cada oración—
Ven, Amigo de los pecadores, y habita en mí.

Pasa la vida con sus falsos goces;
Y, aunque rebelde y perverso en ese entonces era;
Tú no me has abandonado, como yo a Ti,
Hacia el final, oh Señor, habita en mí.

Necesito Tu presencia en cada instante;
¿Qué sino Tu gracia puede hacer al tentador retroceder?
¿Quién, como Tú, mi guía, permanecerá?
En días de nubes y en días de sol, Señor, ¡habita en mí!.

No temo a ningún adversario, si estás cerca de mí;
No sentiré cargas, y las lágrimas no tendrán amargura
¿Dónde está oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, sepulcro, tu victoria?
He de triunfar, si Tú habitas en mí.

Sostén Tu cruz ante mis ojos cerrados;
Brilla en la oscuridad y señala hacia los cielos.
La mañana celestial amanece, y las vanas sombras terrenales vuelan;
En la vida, en la muerte, oh Dios, ¡habita en mí!.

 

Saturday, November 19, 2011

Nov | 19 | Católicos Romanos impactantes y el problema del dolor

Palabra para meditar – CONSIDERA

1 Corintios 10:13
“Ustedes no han sufrido ninguna tentación que no sea común al género humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir.”


Católicos Romanos impactantes y el problema del dolor

Fue la Universidad de Oxford, en el año 2008, la que a pesar del calamitoso momento económico, le demostró al mundo que tiene más dinero que sentido común, cuando tomaron una docena de Católicos Romanos y una docena de ateos y los sometieron a un escáner o resonancia magnética de su cerebro. Mientras estos dos grupos de conejillos de indias, una docenas por grupo, desesperados por poner unas pocas monedas en sus bolsillos, yacían aislados en el resonador, los científicos contemplaban atónitos la parte del cerebro que modula los mecanismos de la recepción neural del dolor, pues al administrarles terapia de electroshock, ellos descubrieron que mientras los Católicos Romanos meditaban sobre una imagen de La Madona, eran capaces de soportar más dolor que los ateos, quienes, dicho sea de paso, estaban simplemente contemplando una vieja pintura de Da Vinci, La Dama del Armiño. Conclusión: es mucho más fácil morir en la hoguera si tú eres un creyente el cual seguramente tendrá una imagen positiva en la cual concentrar su atención. La respuesta de un Obispo Anglicano fue la esperada cuando dijo: “Por supuesto que debemos esperar esto, porque la fe cambia la percepción de las personas”, “Debemos admitir” remarcó un psicólogo más tarde, “que probablemente obtendríamos los mismos resultados en los ateos siempre que les realicemos el electroshock cuando ellos tienen una imagen más personal y positiva en frente de ellos”, como Madonna, o tal vez Maradona, o incluso una Marqueta de chocolate. Se los digo, el mundo se ha vuelto loco.
No, uno no tiene que tener fe en Dios el Padre o en Jesucristo para aprender cómo controlar el dolor. Sin embargo, al tiempo que escribo, y aunque yo sí tengo fe en Cristo, justo ahora ¡mi muela inferior izquierda está pulsando como un remache de hierro caliente! Observando las conclusiones enunciadas en Oxford sobre la fe y el dolor, yo debo concluir que, o bien mis técnicas de control mental son terribles, o mi fe en Jesucristo es lamentable. Si ese es el caso, entonces encuentro todo bastante desalentador porque a pesar de todos esos Cristianos yendo de un lado a otro en Toronto, que ahora pueden comer chocolate con relleno de cajeta y cacahuate porque tienen nuevas amalgamas de oro celestiales, parecería que el Maestro de dentistas propiamente dicho, se rehúsa a arreglar mi molar pulsante. Es doloroso, no es justo y para ser sincero, en mi opinión los dientes son de todas formas un terrible invento defectuoso. Pero, ¿qué le vamos a hacer?

En este mundo caído, yo estoy agradecido por cada vez que siento un alivio a un dolor personal en cualquier forma que se presente. Sí, en este mundo caído, el alivio de cualquier dolor es una gran misericordia por la cual todos debiéramos estar agradecidos. Verán, a pesar de su belleza y las cortas temporadas placenteras que esta vida y el mundo pueden ofrecer, la vejez, el agotamiento, los accidentes, la locura, el egoísmo, las pérdidas y todos los horrores de la guerra, son nuestro pan de cada día. Ciertamente, es la vida futura en Jesús, con Jesús en el cielo, que nos ofrece un lugar donde las lágrimas presentes del dolor cesarán de fluir para siempre. Selah.
Mientras tanto, diariamente buscamos Su misericordia, diariamente buscamos un milagro de parte de Él que nos alivie de todos nuestros dolores presentes, y tanto si es directamente por medio de una ministración personal del Paracleto, o indirectamente por medio de un Paracetamol, estamos agradecidos.

Los siempre crecientes y siempre caídos templos de la juventud y la salud, no son aquellos que debemos buscar para habitar permanentemente, sino más bien, mientras disfrutamos de estos dos salones temporales y santos, sintámonos alentados a mirar hacia afuera por sus ventanas brillantes, hacia nuestro futuro inevitable e inminente de decrepitud, y a poner nuestras vidas en este mismo momento al servicio y la adoración a Dios. Sí, hagan algo con sus vidas ahora mismo mientras podemos sentir el rocío de la mañana refrescar nuestros ojos y mientras aún tenemos dientes. Verán, a pesar de las bromas tontas de aquellos catedráticos de Oxford, ¡el predicador aun nos llama a que consideremos nuestro futuro y nuestra muerte! ¡Aquí hay sabiduría! Así es que díganme, ¿qué tan sabios están esta noche?

Medita: “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que lleguen los días malos y vengan los años en que digas: No encuentro en ellos placer alguno; antes que dejen de brillar el sol y la luz, la luna y las estrellas, y vuelvan las nubes después de la lluvia. Un día temblarán los guardianes de la casa, y se encorvarán los hombres de batalla; se detendrán las molenderas por ser tan pocas, y se apagarán los que miran a través de las ventanas. Se irán cerrando las puertas de la calle, irá disminuyendo el ruido del molino, las aves elevarán su canto, pero apagados se oirán sus trinos. Sobrevendrá el temor por las alturas y por los peligros del camino. Florecerá el almendro, la langosta resultará onerosa, y no servirá de nada la alcaparra, pues el hombre se encamina al hogar eterno y rondan ya en la calle los que lloran su muerte. Acuérdate de tu Creador antes que se rompa el cordón de plata y se quiebre la vasija de oro, y se estrelle el cántaro contra la fuente y se haga pedazos la polea del pozo. Volverá entonces el polvo a la tierra, como antes fue, y el espíritu volverá a Dios, que es quien lo dio.” Eclesiastés 12:1-7

Ora: Algunos llegamos hasta los setenta años, quizás alcancemos hasta los ochenta, si las fuerzas nos acompañan. Tantos años de vida, sin embargo, sólo traen pesadas cargas y calamidades: pronto pasan, y con ellos pasamos nosotros. ¿Quién puede comprender el furor de tu enojo? ¡Tu ira es tan grande como el temor que se te debe! Enséñanos a contar bien nuestros días, para que nuestro corazón adquiera sabiduría. ¿Cuándo, SEÑOR, te volverás hacia nosotros? ¡Compadécete ya de tus siervos! Sácianos de tu amor por la mañana, y toda nuestra vida cantaremos de alegría. Días y años nos has afligido, nos has hecho sufrir; ¡devuélvenos ahora ese tiempo en alegría! ¡Sean manifiestas tus obras a tus siervos, y tu esplendor a sus descendientes! Que el favor del Señor nuestro Dios esté sobre nosotros. Confirma en nosotros la obra de nuestras manos; sí, confirma la obra de nuestras manos. Salmos 90:10-17

Friday, November 18, 2011

Nov | 18 | Los hombres del puñal

Palabra para meditar – PREPÁRATE

Lucas 22:35-38
“Luego Jesús dijo a todos: Cuando los envié a ustedes sin monedero ni bolsa ni sandalias, ¿acaso les faltó algo? —Nada —respondieron. —Ahora, en cambio, el que tenga un monedero, que lo lleve; así mismo, el que tenga una bolsa. Y el que nada tenga, que venda su manto y compre una espada. Porque les digo que tiene que cumplirse en mí aquello que está escrito: "Y fue contado entre los transgresores." En efecto, lo que se ha escrito de mí se está cumpliendo. —Mira, Señor —le señalaron los discípulos—, aquí hay dos espadas. —¡Basta! —les contestó.’”

Los hombres del puñal

El General Robert Tyron Frederick, héroe norteamericano ocho veces herido y muy condecorado, no solamente fundó la primer Brigada conjunta de Fuerzas Especiales Canadienses-Norteamericanas durante la Segunda Guerra Mundial, sino que también colaboró en el diseño del arma elegida para el combate cuerpo a cuerpo: el Cuchillo de Combate ‘Stiletto V42 Comando’, muy afilado y de forma triangular. Este cuchillo de combate ‘Stiletto’, fue diseñado en un extremo, para pasar a través de la caja torácica y alcanzar los órganos principales además de que es lo suficientemente afilado como para cortar limpiamente una arteria, y en el otro extremo, es lo suficientemente fuerte como para actuar como un quebrador de cráneos. El cuchillo ‘Stiletto’ continúa siendo la aterradora insignia de la mayoría de las unidades de fuerzas especiales. De hecho, las horripilantes actividades de los combatientes de Frederick en el campo de batalla dieron lugar a que sus enemigos los apodaran la ‘Brigada del Diablo’, debido a que en sus operaciones encubiertas, secretas y especiales, siempre dejaban una tarjeta en todos los cadáveres cortados y destazados, en las que simplemente se leía “Das dicke ende kommt noch,” o “Lo peor está por venir”.

Fue el musulmán Hassan-i Sabbah, quien fundó la secta islámica que pasó a ser conocida como ‘Hashshashiyyín’, o ‘Nizarí’, quien, de acuerdo con las observaciones de Marco Polo, era una masa de asesinos, inducidos por la droga y cuyo objetivo era el martirio. No obstante, fueron estos mismos asesinos ‘Hashshashiyyín’ quienes se convertirían en los intrigantes asesinos tanto de la ficción como de las películas. Sin embargo, en ninguna manera fueron los primeros asesinos, pues fueron los Judíos Sicarios del siglo I, (quienes a propósito, también disfrutaban realizar sus asesinatos en público y con cuchillo), quienes eran los muy temidos e infames asesinos en los tiempos de Cristo. Sí, debemos reconocer que los asesinos no son algo nuevo y que hay algo secreto y al mismo tiempo silenciosamente aterrador sobre la oscura infiltración de estos sicarios tan peligrosos.

Por supuesto que los apóstoles también llevaban cuchillos. ¡Sí, aún cuando Jesús se encontraba entre ellos! ¡La oreja que Malco perdió es una clara indicación de ello! Algunos dan a entender que Judas no sólo había sido un Zelote que peleó contra los Romanos, sino que su mismo nombre, Iscariote, también puede interpretarse como que en algún tiempo él mismo había sido un sicario, un asesino político, un silencioso terrorista, atacando no sólo a los Romanos sino, públicamente, a cualquier líder judío, ya sea político o religioso, de quien se pensara que estaba en colaboración con sus enemigos declarados. Posiblemente, también recuerden al asesino y juez zurdo llamado Aod, quien aparece en la narrativa del Antiguo Testamento, blandiendo un cuchillo que había ocultado y el cual estaba especialmente diseñado para derramar sobre el suelo del, en ese entonces no tan agradable baño, toda la “impureza” del abultado vientre del Rey moabita Eglón, y al hacer esto, dio comienzo a un levantamiento que a su vez liberaría a su pueblo de la opresión de sus enemigos moabitas. Sí, los hombres del puñal han estado entre nosotros por mucho, mucho tiempo.

En nuestro muy malinterpretado versículo de esta noche, creo que el Señor nos está diciendo dos cosas:

Primero, ¡es obvio que en el inventario de las armas que los discípulos tenían para protección, aun si estaban entrenados y fueran expertos en su uso, dos dagas, probablemente, no eran suficientes para una defensa decente! De hecho, la orden de Jesús que siguió para que desistieran de la defensa física al tiempo que Él se dedicó a sanar la oreja de Malco, indica que Él no tenía intención de que fueran utilizadas esa noche. Con todos estos conteos y relatos de dagas sucediendo en ese momento, Jesús rápidamente dice “¡Suficiente!” Lo que significa o que Él no deseaba continuar esa línea de conversación que no hacía referencia alguna a las acciones de la aflicción del momento, o que la presencia de las dos espadas sería más que suficiente para posibilitar que se urdieran cargos políticos de insurrección contra Él, para que Él luego cumpliera la profecía de Isaías y en verdad fuera contado entre los transgresores.

El segundo significado, y el más práctico de ambos, es que aún cuando previamente los discípulos no iban a hacer ninguna provisión para su misión, desde ese momento en adelante, ellos iban a realizar todas las provisiones para la Gran Comisión y eso incluía el protegerse de sus atacantes. Me pregunto si Jesús dice: “¡Aún cuando deban empeñar sus más preciadas ropas, consigan una espada, porque la batalla verdaderamente ha comenzado!” Con seguridad, aquí no habría ninguna metáfora. Jesús simplemente dice, “Consigan una daga porque la van a necesitar”.

Mientras que no existe registro sobre los discípulos de la iglesia primitiva protegiéndose contra los ataques indiscriminados de los ladrones y asesinos, sí tenemos un registro claro de la falta de defensa física de cualquier clase por parte de los discípulos, contra ataques políticos o religiosos. Cuando ocurrían los ataques físicos, se ve claramente que siempre que era posible, se echaba mano de todos los recursos para tener toda la protección necesaria de parte del sistema de ley civil existente en aquel tiempo.

Esta noche digo que, sin salirnos de lo que manda la Ley de Dios, debemos realizar una defensa adecuada de nosotros mismos y de nuestra familia, contra cualquier ‘ataque asesino’. Esta noche digo, que sin la exclusión de la vida de fe, también debemos tomar todas las disposiciones prácticas para asegurar el cumplimiento de la Gran Comisión. Este mensaje del Evangelio entonces, no debe ser entregado por medio de ninguna diplomacia bélica, sin embargo, me pregunto si los portadores de este mensaje se asegurarán de tener algún tipo de diplomacia en sus maletas de viaje.

Medita: “porque si la trompeta no da un toque claro, ¿quién se va a preparar para la batalla?” 1ª Corintios 14:8

Ora: Señor, ayúdanos a estar más preparados para la promoción y proclamación del Evangelio de la Gran Comisión de Tu Hijo y nuestro Salvador, Jesucristo el Señor. ¡Amén y amén!

 

Thursday, November 17, 2011

Nov | 17 | Sonrisas dulces y puras mentiras

Palabra para meditar – COMPROMÉTETE

Oseas 10:2a
“Está dividido su corazón; ahora serán hallados culpables.”(Reina Valera 1960)

Sonrisas dulces y puras mentiras

El título del Susurro de esta noche es cómo “El Mensaje” de Eugene Peterson traduce nuestro versículo de apertura. Yo pienso que con mucha precisión, dado que me he dado cuenta siempre y en toda ocasión, que un corazón dividido no puede ser sino un corazón engañoso.
Cuando somos ambivalentes, cuando nos mostramos indecisos, nos llenaremos de engaño. Nos engañaremos a nosotros mismos al pensar cualquier otra cosa que no sea la verdad sobre la situación y mientras ésta, la más egoísta de los auto-engaños continúe, inevitablemente, engañaremos a otros con respecto al rumbo que llevamos, nuestras acciones e intenciones. El engaño inevitablemente implica estirar las piernas y apoyar un pie en dos diferentes bandos. Esta condición de trepidación nos dejará fuera de equilibrio, lo que inevitablemente resultará en una caída y, lo peor de todo, es que este estiramiento de piernas, de hecho, puede comenzar a suceder muy sutilmente. Afortunadamente, hay una pista para que nosotros estemos atentos. Presten atención a esto y la deslizante pierna que se estira volverá a su posición anterior. Estoy hablando por supuesto de la señal del Disfraz.

Tomen nota dentro de ustedes mismos, que cada vez que esconden sus verdaderos sentimientos, cada vez que disimulan las intenciones de su corazón, o cada vez que ponen otro semblante, o esconden su paradero, o su cuenta bancaria, o el monto de sus ventas, entonces están vistiendo un disfraz. Tengan cuidado ahora, pues las piernas se están estirando.

Por supuesto, la respuesta al síntoma del Disfraz es el enfoque. Sea lo que sea la tarea, sea lo que sea el propósito, sea la que sea la relación, hay una gran seguridad cuando el corazón es fiel, una fidelidad de corazón que decididamente reivindica, ama y se compromete. Así que, si tus piernas se están comenzando a estirar, mejor deja ir los disfraces y busca tener un corazón fiel, con el correcto enfoque, y seguro.

Medita: “Ama al SEÑOR tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas.” Deuteronomio 6:5

Ora: Señor, perdóname si he tenido un pie en las cosas tuyas y otro en cosas que no convienen. Ayúdame a ser una persona de un solo bando, enfocada y sólida, inquebrantable y segura. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.
 

Wednesday, November 16, 2011

Nov | 16 | Orando Hasta Probar la Sangre

Palabra para meditar – RESISTENCIA

Juan 7:38-39
“De aquel que cree en mí, como dice la Escritura, brotarán ríos de agua viva. Con esto se refería al Espíritu que habrían de recibir más tarde los que creyeran en él. Hasta ese momento el Espíritu no había sido dado, porque Jesús no había sido glorificado todavía.”

Orando Hasta Probar la Sangre

¡Oh! ¿Qué pena te acosa, caballero en armas,
Vagabundo pálido y solitario?
Los juncos del lago están marchitos,
Y los pájaros callan.

(John Keats - La Bella Dama Sin Misericordia)

Al escribir este Susurro Nocturno, me encuentro viviendo sólo a una distancia de 5 minutos de caminata del antiguo patio de juego de la Nobleza y la clase alta Georgiana. Este pasadizo en forma de arcada del que hablo se llama ‘Los Pantiles’ y originalmente estaba pavimentada con tejas para techo en forma de S del mismo nombre. ¡El lugar es ahora tan famoso que el área de los Pantiles ha sido propuesta como patrimonio de la humanidad! La razón principal para la existencia de esta área, y de todo el pueblo a su alrededor, es el descubrimiento hecho por un borracho perteneciente a la nobleza llamado Dudley, Señor de North quien, de regreso a su hogar, luego de haberse emborrachado con sus amigos, cuando ya tenía la boca seca y luego de caer de su caballo, vio por casualidad un agua rojiza que brotaba del suelo. La bebió, se sintió revitalizado, informó a sus amigos sobre las propiedades de rejuvenecimiento del agua y “¡ta-raán!”: un agua estrella, rica en hierro, nació. Tan sólo la semana pasada me dirigí a ese mismo manantial y bebí de él, en un vaso manchado de rojo por las altas concentraciones de hierro del agua. Sabía a sangre. ¿Sabían que la misma agua de vida que brota del vientre del Cristiano, del centro de nuestro ser, también tiene sabor a sangre, porque también está llena de hierro? Me refiero a las aguas de Su vida, de vida eterna, están simplemente atiborradas de hierro. ¡La preciosa sangre de Jesús está fortificada con hierro de los clavos en el árbol!

Necesito en esta noche recordarles este gran hecho: al día de hoy, Cristo jamás ha criado Cristianos anémicos. En sus filas no hay soldados de chocolate y nadie que no vaya a ser fortificado por las vertientes del cielo que brotan de dentro de ellos. Verás, las vertientes del cielo son ferruginosas, saben a Su sangre, aportan hierro a tu espina dorsal y dan fortaleza a tus venas. Así que, si no puedes experimentar el sabor de Su sangre en tu boca esta noche, si andas ‘encorvado’ y no ‘derecho’, si estás débil y pálido y andas por ahí como vagabundo caballero del Rey, entonces te digo, ¡yo sospecharía del manantial dentro de ti, pues tal vez no sea el de Él! Sí, si tú eres ese caballero tan pálido y maltrecho, ese pobre ser humano, ese Cristiano que da lástima, ¡entonces necesitas orar esta noche! Sí, ¡necesitas limpiar la fuente y luego orar, y volver a orar! Sí, ¡debes continuar orando hasta que puedas ‘experimentar’ Su sangre!

Medita: En aquel día tú dirás: SEÑOR, yo te alabaré aunque te hayas enojado conmigo. Tu ira se ha calmado, y me has dado consuelo. ¡Dios es mi salvación! Confiaré en él y no temeré. El SEÑOR es mi fuerza, el SEÑOR es mi canción; ¡él es mi salvación! Con alegría sacarán ustedes agua de las fuentes de la salvación.” Isaías 12:1-3

Ora: ¡Permite que las aguas de vida testifiquen sobre Tu presencia en mí! Así que, broten, ¡oh! aguas de hierro, y llenen mi boca con el sabor de la sangre... ¡con el sabor de los clavos arrancados del madero! Amén.

Tuesday, November 15, 2011

Nov | 15 | La mujerzuela y la exhibición de excremento de perro

Palabra para meditar – ARREPIÉNTETE

Nahúm 3:16
“Aumentaste tus mercaderes más que las estrellas del cielo. La langosta hizo presa, y voló”. (Reina Valera 1960)

La mujerzuela y la exhibición de excremento de perro

En 2008, en Cambridge, Inglaterra, Stephen Hawking, autor de Breve Historia del Tiempo descubrió el obsequio que el relojero John Taylor dio al Colegio Corpus Christi: el Cronófago de Oro o ¡“Devorador del Tiempo”!

El reloj es inusual por dos cosas: Primero, ¡no tiene manecillas! Tampoco tiene ningún sistema digital para leer la hora, sólo una serie de ranuras y luces azules que centellean, siendo exacto sólo una vez cada cinco minutos. Su segunda característica, y realmente la más llamativa, es el feroz saltamontes de proporciones gigantescas que forma el tema central de su mecanismo, sentado a horcajadas sobre el tiempo, que jamás se detiene, devorando cada segundo.

Una langosta es, en efecto, un saltamontes que todo lo destruye, un enjambre que todo lo consume, avanzando y masticando. Es el consumidor supremo. Entonces este gran reloj dorado es una descripción del consumo permanente del tiempo. Aparte del obvio tributo de Taylor a la invención del famoso relojero del siglo XVIII, John Harrison, “el escape del saltamontes”, con seguridad, no hay criatura más apropiada para representar el consumo que la langosta saltamontes. Cuando el tiempo se acabe, seguramente esta bestia, como todas las langostas, volará y se alimentará en algún otro sitio.

El profeta Nahum realiza un viaje a Nínive, esa ciudad de excesos, esa mujerzuela del antiguo oriente que llevó a las naciones a una violencia que las consumía de manera incesante, y mediante la misma Palabra de Dios, Nahum la declaró orgullosa, contagiosa y lista para ser juzgada. ¡Pues, no sólo ella no aceptaba de buen grado el morir a causa de sus idolatrías infecciosas, sino que también llevaba la prostitución de sus productos al extranjero, infectando así el mundo entero, en el mismo rostro del cielo! No obstante, aun ahí el gigante saltamontes dorado, se sentó a horcajadas sobre Nínive, esa gran ciudad, y una vez que hubo comido todo su tiempo y todos sus talentos, se mostraba gordo, satisfecho y ya listo para volar y alimentarse en otro lugar. El exceso consumista enoja a Dios. Sí, el desperdicio de alimentar en exceso a este saltamontes gigante de egoísmo y consumo del pecado, enoja a Dios, lo vuelve un enemigo. ¡Cuidado! Porque cuando esto sucede, Dios tiene la tendencia de poner las cosas de cabeza y voltearlas dejándolas al descubierto para que todo el mundo las vea.

En caso de que este devorador derrochador esté ahora sentado a horcajadas sobre tu tiempo, tu cartera, tus deseos o tu destino, aun si es uno dorado, entonces puedes estar seguro de que en alguna parte, la idolatría ha hecho una pista de aterrizaje para ella misma. Si Dios está aprontando su cubo de excremento de perro para lanzarlo, entonces, no hay suficiente intervención federal que impida que Él lo derrita y lo derrame. Recuerden que en el final, todos los consumidores principales algún día volarán lejos, y ustedes van a quedar solos, desnudos, avergonzados y oliendo mal, y serán expuestos por completo y públicamente por quienes en realidad son ustedes y por cómo realmente han vivido. Así es que les digo esta noche, que deben deshacerse de sus ídolos pecaminosos y egoístas que están abriendo el camino para sus gigantescos saltamontes dorados. Cristiano, si cualquier otra cosa que no sea el Reino de Dios consume tu tiempo, entonces, todo lo que debes esperar es el incendio de la madera, el heno y el rastrojo.

Medita: “¡Aquí estoy contra ti! —afirma el SEÑOR Todopoderoso—. Te levantaré la falda hasta la cara, para que las naciones vean tu desnudez, y los reinos descubran tus vergüenzas. Te cubriré de inmundicias, te ultrajaré y te exhibiré en público.” Nahúm 3:5-6

Ora: Señor, ayúdame para que viva una vida provechosa y sin egoísmo, de manos abiertas y entrega de corazón. Ayúdame oh Señor, para que cuente mis días y me prepare para encontrarme Contigo. Amén y amén.

Monday, November 14, 2011

Nov | 14 | De zorros plateados y la estrangulación de nuestros pecados secretos

Palabra para meditar – ARREPIÉNTETE

Lucas 13:32a
“Él les contestó: Vayan y díganle a ese zorro-------’

De zorros plateados y la estrangulación de nuestros pecados secretos

De acuerdo con el folklore, el diablo en persona hizo al zorro de color negro para que pudiera esconderse en la sombra del hombre, para que fuera una presencia invisible, un enemigo que no se ve y que no va a traer otra cosa que desgracias.

En realidad, el zorro negro es más conocido como el zorro plateado y se cree que cuando se los empezó a criar en cautiverio para comerciar con su piel, su descendencia, ya sea por accidente o de manera intencional, era liberada entre la población salvaje. De cualquier modo, el zorro negro es, en verdad, una aberración de la naturaleza.

A pesar de que se les puede ver durante el día o antes del anochecer, los zorros son predominantemente criaturas de la noche, y pienso que para esta noche, el zorro negro es una metáfora adecuada para todos nuestros pecados favoritos, aquellos que hemos criado en un cautiverio secreto, pues ellos también son criaturas de la noche.

Siempre que pensamos que tenemos el control sobre un pecado privado, y en secreto lo mimamos, lo sacamos, lo acariciamos, y más aun, lo sostenemos junto a nuestro corazón, para nosotros puede parecer sólo una pequeña cosa negra que podemos controlar, sin embargo la verdad es que crecerá y crecerá. ¿En qué estaban pensando al alimentar ese pecado privado? Aunque los zorros no pueden mostrar los dientes (no, los zorros no pueden mostrar los dientes y gruñir) su piel, suave y plateada, y sus ojos con esa raya amarilla que hace de la navegación en la oscuridad un asunto simple y escurridizo, debería decirte algo de las intenciones de caza de este perro que se parece a un gato, ¡Debería alertarte del peligro! ¿No lo hueles aún?

Jamás debes convertir a estos pequeños pecados de zorros negros en mascotas, ya que escaparán, y por mucho tiempo después, aunque tú creas que te has liberado de la pequeña cosita, perseguirán tus pasos moviéndose furtivamente entre las sombras y destruirán todos tus viñedos. Si tienes algún zorro plateado secreto esta noche, te sugiero que lo estrangules pronto, por medio de una confesión sincera y que luego lo entierres profundo con la pala del arrepentimiento verdadero. Si no lo haces, ten la seguridad de que crecerá para convertirse en un Herodes el cual hará sollozar a tus Raqueles.

Medita: “Atrapen a las zorras, a esas zorras pequeñas que arruinan nuestros viñedos, nuestros viñedos en flor.” Cantares 2:15

Ora: Señor, esta noche, ayúdame a estrangular a todos mis zorros plateados y a enterrarlos en lo más profundo. Sácame de toda prisión en la que me encuentro. Te lo ruego en el nombre de Jesús. Amén.

 

Sunday, November 13, 2011

Nov | 13 | Querencias Serenas

Palabra para meditar – DESCANSO

Salmos 27:4
“Una sola cosa le pido al SEÑOR, y es lo único que persigo: habitar en la casa del SEÑOR todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del SEÑOR y recrearme en su templo.”

Querencias Serenas

En su libro publicado en 1932, Muerte en la Tarde, Hemmingway escribe un ensayo sobre el origen y la descripción del valor y del miedo, por medio del espectáculo español de las corridas de toros y, al hacerlo, resalta el que sería el lugar más peligroso para el Matador en su intento de sacrificar al animal, y ese es la Querencia.

Hay, en efecto, tres fases en una corrida de toros: Primero está el Levantado, que es cuando el toro gigante arriba a escena, orgulloso y enojado, con su enorme cuello sosteniendo en alto sus impresionantes cuernos. En este momento, la musculatura imponente del cuello del toro es picada repetidamente por el Picador y las hojas afiladas de las navajas del Banderillero. Los músculos sangrantes del cuello causan que el toro baje lentamente sus cuernos. La segunda fase es el Parado, donde se hace más lento el toro y se lo mantiene a raya. Finalmente, la matanza llega a la fase final, el Aplomado, donde el toro exhausto, y mirando solamente a un objeto rojo que tiene delante, es atravesado por el matador, su espada cayendo hasta el fondo del centro del cuello adolorido y ahora pesado del toro, cortando en dos su corazón que hasta entonces, todavía late. La multitud vitorea. ¡Rosas y claveles son arrojados a la arena, la gente aplaude profusamente!

En cada escena, el toro de lidia continuará retornando a un punto en particular dentro del círculo. Ese punto de constante retorno es su Querencia, su lugar de defensa en el que se siente seguro. Todos los animales y todas las personas tienen este tipo de lugar de retorno, como si fuera el hogar, este lugar de defensa donde se sienten seguros. Se dice que si el matador tratara de matar al toro mientras está en su Querencia, entonces, sin lugar a dudas, el matador sería corneado severamente, aún muerto. El objetivo del matador es, pues, siempre tratar de sacar al toro fuera de su Querencia.

Amigos, esta noche esta imagen de la corrida de toros puede que sea una contemplación bastante incómoda pero, sin embargo, una muy necesaria. Si el diablo es el matador que nos engaña hasta la muerte, entonces tengamos en cuenta que cada uno de nosotros tenemos nuestra Querencia, nuestro lugar de defensa en el que nos sentimos seguros. Este es un lugar del cual obtenemos sustento, del cual obtenemos fortaleza, del cual obtenemos tregua de nuestras situaciones diarias. La Querencia personal de ustedes puede que sea un lugar físico, puede ser una ocupación, hasta puede ser un grupo de conocidos, o puede ser tan simple como un baño caliente o tan profundo como una semana en un monasterio, ¡pero para ustedes, es su Querencia!

Vayan allí regularmente, pues pueden estar seguros de esto: Si están cansados, ensangrentados y con la cabeza y los cuernos bajos, entonces el diablo estará listo para matarlos y lo hará a través de penetrar en su corazón. Más no lo hará así, nunca podrá hacerlo, si ustedes están en su Querencia.

Medita: “Porque en el día de la aflicción él me resguardará en su morada; al amparo de su tabernáculo me protegerá, y me pondrá en alto, sobre una roca. Me hará prevalecer frente a los enemigos que me rodean; en su templo ofreceré sacrificios de alabanza y cantaré salmos al SEÑOR” Salmos 27:5-6

Ora: Oh, condúceme hacia el lugar en donde puedo encontrarte a Ti. Condúceme al lugar en el que Tú estarás. Condúceme al cruce donde nos conocimos por primera vez, ponme de rodillas para que podamos hablar. Déjame sentir Tu respiración, déjame saber que estás aquí conmigo. Oh, condúceme hacia el lugar en donde puedo encontrarte a Ti. (Banda Cristiana Delirious).

 

Saturday, November 12, 2011

Nov | 12 | De escupitajos suicidas y las verdaderas señales de la salvación

Palabra para meditar – PERSEVERA

1 Samuel 19:18-23
“Huyó, pues, David, y escapó, y vino a Samuel en Ramá, y le dijo todo lo que Saúl había hecho con él. Y él y Samuel se fueron y moraron en Naiot. Y fue dado aviso a Saúl, diciendo: He aquí que David está en Naiot en Ramá. Entonces Saúl envió mensajeros para que trajeran a David, los cuales vieron una compañía de profetas que profetizaban, y a Samuel que estaba allí y los presidía. Y vino el Espíritu de Dios sobre los mensajeros de Saúl, y ellos también profetizaron. Cuando lo supo Saúl, envió otros mensajeros, los cuales también profetizaron. Y Saúl volvió a enviar mensajeros por tercera vez, y ellos también profetizaron. Entonces él mismo fue a Ramá; y llegando al gran pozo que está en Secú, preguntó diciendo: ¿Dónde están Samuel y David? Y uno respondió: He aquí están en Naiot en Ramá. Y fue a Naiot en Ramá; y también vino sobre él el Espíritu de Dios, y siguió andando y profetizando hasta que llegó a Naiot en Ramá.” (Reina Valera 1960)


De escupitajos suicidas y las verdaderas señales de la salvación

En caso de que ustedes no lo sepan, el nombre colectivo para una reunión de profetas es de hecho “una escuela de profetas”. Por favor, noten en nuestro versículo de esta noche que parece no haber ningún lugar geográfico llamado Naiot que se conozca en la actualidad. Sin embargo, como la palabra hebrea aquí significa “morada” algunos creen que es probable que Naiot fuera en realidad, el nombre de la residencia o colegio de esta escuela de profetas, en Ramá, o quizá justo en las afueras. Las grandes cisternas de agua que se encontraban en el lugar, creo pueden ser vistas como metáforas de la reunión de ese mismo espíritu de profecía que se encontraba, como una nube envolvente, en ese lugar. Tanto así, que las personas que entraban en esa nube salían de ella con la aptitud, la capacidad y el don de hablar las palabras de Dios. La vieja pregunta “¿Está Saúl entre los profetas?” resucita aquí por la manifestación de este don a él en particular. Mi respuesta a esa pregunta es un rotundo ¡no!

Hubo un hombre enviado por Jesús que también se reunió en un grupo colectivo: la asamblea de los apóstoles. Este hombre fue enviado a sanar a los enfermos, a resucitar a los muertos, y al hacer esto, vivió por fe, disfrutando la vida de un ministro itinerante, comiendo frugalmente y agradecidamente, y sí, bendiciendo a las personas y predicando con entusiasmo la llegada del Reino de Dios. (Mateo 10:1-13). Su nombre era Judas y él vendió a su Maestro por treinta monedas de plata.

He vivido lo suficiente para ver a un número considerable de bien amados, aplaudidos por toda la nación y respetados predicadores, maestros y los así llamados, hacedores de milagros, terminar en el paredón. Sí, he visto su escupitajo suicida mojar la mejilla de Cristo. Amigos, esta noche les digo que, aunque todo el mundo Cristiano preferiría por vergüenza olvidar estos símbolos de nuestra propia y culpable ingenuidad, estos terribles desastres son sin embargo de gran importancia para nosotros, pues ellos nos enseñan que ni el tener dones, ni el tener unción son señales de una verdadera salvación. No, sólo hay dos señales reales de esto: El Fruto del Espíritu Santo y la perseverancia en la Fe. Aterrador, pero verdadero.

Medita: “Después de anunciar las buenas nuevas en aquella ciudad y de hacer muchos discípulos, Pablo y Bernabé regresaron a Listra, a Iconio y a Antioquía, fortaleciendo a los discípulos y animándolos a perseverar en la fe. Es necesario pasar por muchas dificultades para entrar en el reino de Dios, les decían.” Hechos 14:21-23

Ora: Permanece conmigo, oh Dios y también yo permaneceré en tu verdad. Amén.

Friday, November 11, 2011

Nov | 11 | De pan y vino rojo sangre, y cómo evitar caer en nuestras “R”

Palabra para meditar – RECUERDA

Apocalipsis 19:11-16
“Luego vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. Su jinete se llama Fiel y Verdadero. Con justicia dicta sentencia y hace la guerra. Sus ojos resplandecen como llamas de fuego, y muchas diademas ciñen su cabeza. Lleva escrito un nombre que nadie conoce sino sólo él. Está vestido de un manto teñido en sangre, y su nombre es el Verbo de Dios. Lo siguen los ejércitos del cielo, montados en caballos blancos y vestidos de lino fino, blanco y limpio. De su boca sale una espada afilada, con la que herirá a las naciones. Las gobernará con puño de hierro. Él mismo exprime uvas en el lagar del furor del castigo que viene de Dios Todopoderoso. En su manto y sobre el muslo lleva escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES”.


De pan y vino rojo sangre, y cómo evitar caer en nuestras “R”

En un día como hoy, en Compiègne, Francia, a las 5.00 a.m. se firmó el armisticio que puso fin a las hostilidades entre los aliados y Alemania durante la Primera Guerra Mundial. El Día del Armisticio es el aniversario de ese final simbólico de la Primera Guerra Mundial, en 1918, y es recordado todos los años, a la hora once, del día once, del mes once, cuando las armas dejaron de disparar y la esperanza, tan ansiada desde hacía tanto tiempo, finalmente llegó y “todo quedó tranquilo en el frente Occidental”. En Inglaterra, este acto de conmemoración se celebra ampliamente en el ‘Domingo del Recuerdo’ y en Norteamérica se celebra el 11 de Noviembre, y se llama el ‘Día de los Veteranos’. El símbolo central de esta conmemoración es la flor que prolifera por todos los suelos de Europa Occidental, que es la Amapola color rojo sangre. No hay flor ni color más adecuado para recordar a los veteranos y a los “Gloriosos Muertos” de todas nuestras guerras.

Hay que reconocer que, por un lado, hay muy poco de gloria en la manera masiva e industrializada de asesinar. Por otro lado, esta referencia a ‘Nuestros Muertos Gloriosos’ se encuentra en la mayoría de los principales monumentos conmemorativos de la guerra a lo largo de esta tierra nuestra, y es un testimonio del sacrificio que ellos hicieron contra la embestida de la tiranía, y además es un testimonio especial al gran respeto que los sobrevivientes sentían por el sacrificio de sus camaradas caídos, sus Muertos Gloriosos.

Entonces, en toda nuestra tierra, en símbolos de piedras y flores todas envueltas en silencio, solía realizarse, a nivel nacional, dos minutos de silencio para Recordar ese sacrificio. Este Recuerdo silencioso trajo consigo el Respeto por el valioso, sacrificado y dedicado ofrecimiento de esas vidas. Esto era importante, porque cuando las situaciones que llevaron al conflicto fueron Recordadas detalladamente, llevaron a la Resolución de no dejar que volvieran a ocurrir. Desafortunadamente, es aquí donde todos caemos en nuestras Rs, sea no sólo porque el silencio ahora es despreciado enérgicamente por los desagradecidos que están vivos, sino porque en general, esa Resolución de no dejar que la masacre sucediera nuevamente, al ser colocada en las manos de aquellos que son ciegos pecadores olvidadizos y que se proclaman Rectos, ha llevado a una mentalidad de “paz-a-cualquier- precio”, en vez de a una forma de vida de “Rectitud-a-cualquier-costo”. Inevitablemente, tal falta de Rectitud en una Resolución de “paz a cualquier precio” llevará a que seamos Removidos del mapa y a nuestro Reemplazo en la escena, por la embestida de viejos demonios vestidos en nuevos ropajes. ¡Está sucediendo aún ahora! Desafortunadamente esta generación es totalmente incapaz de enfrentarse con el enemigo. Todo esto es porque hemos olvidado que la paz a cualquier precio no es ‘paz’ en absoluto. Hemos fallado en recordar esto.

La Remembranza Recta llevará al Respeto Real combinado con el Recuerdo preciso y, por ende, a una Resolución Recta para Re-armar nuestras fuerzas y Reabastecer nuestras Reservas. Mis políticas no están en la extrema derecha de Gengis Kan, más bien, tienen su Raíz en la Realidad, pues es aterradoramente obvio que las tinieblas y el mal no toman prisioneros en este mundo, y por ende, para que las flores de la paz y la libertad puedan continuar floreciendo, siempre debe haber guerra, hasta que, de una vez y para siempre, el mal sea finalmente arrancado y removido de los corazones de los hombres y de las naciones. ¡Sí, hay tal cosa como una guerra justa! El mal debe ser arrancado del planeta y sólo Jesús puede hacer esto exhaustivamente, y por lo último que leí, Él vendrá, calzado con botas, listo y armado hasta los dientes, para emprender la batalla final contra las tinieblas. Hasta que ese momento llegue, Él también nos llama a nosotros, Su pueblo, a Recordar, y a una Remembranza tal que, con Recordatorios empapados de Rojo, aquellos entre nosotros que olvidan, se vean motivados y empujados. Sí, los símbolos centrales de esta Remembranza para los Cristianos no son piedras ni amapolas sino los artículos comunes, diarios, de la despensa de la cocina, aún pan blanco puro y vino Rojo sangre. Así es que Cristiano, cuando estés recordando al Señor en tus momentos de quietud, recuerda que la compra de la justicia se pagó con el costo más alto. La justicia fue obtenida al más alto costo. Siempre es así. No caigamos ante nuestras Rs, sino al contrario, ¡más bien en este día RECORDEMOS!

Medita: “Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo. Porque nuestra lucha no es contra seres humanos, sino contra poderes, contra autoridades, contra potestades que dominan este mundo de tinieblas, contra fuerzas espirituales malignas en las regiones celestiales. Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.” Efesios 6:11-13

Ora: Señor, ayúdanos a enfrentarnos a todas las injusticias, aún y especialmente, si suceden dentro de nuestras amadas tierras. Recordamos el inmenso costo de nuestra libertad presente y resolvemos de manera justa, por Tu gracia y Tu poder, hacer la guerra contra todo el mal y contra todas las obras de las tinieblas. Especialmente, oh Señor, nosotros no olvidamos, sino sinceramente recordamos Tu gran sacrificio por nosotros. ¡Gracias... muchas, muchas gracias! Amén.