Thursday, January 31, 2013

Jan | 31 | Baile y picnic

DISCIERNE


2 Corintios 11:13-15
Tales individuos son falsos apóstoles, obreros estafadores, que se disfrazan de apóstoles de Cristo. Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza de ángel de luz. Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia. Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones.


Baile y picnic

Calvin Miller, en su libro Un Réquiem Para el Amor, escribe este verso revelador al comienzo de uno de sus capítulos. Dice así:

Las alas de los demonios son tan blancas como las de los ángeles
Sus halos son del mismo dorado brillante
A su vez, cantan tan bien como los ángeles
Pero lo hacen sólo de noche

No soy un neófito en cuanto a la guerra espiritual, pero reconozco que necesito saber mucho más, eso es seguro. Sin embargo, sí sé que duele. Sí sé que es destructiva. Sé que es una guerra total. Sé que es mortal y sé (¡oh Dios, ayúdanos!), que nosotros los Cristianos, en nuestra ignorancia, bailamos y hacemos picnic en el más terrible campo de batalla, pues hemos sido engañados completamente.
Permítanme que hable como un hombre, porque quizá “Baile” y “Picnic” deban ser el nombre de la compañía de sepultureros, los directores del funeral, si lo prefieren, que internan a tantos de nosotros, los Cristianos, en morgues sensibleras mucho antes de nuestro tiempo, aún antes de que hayamos dado el primer golpe en nombre de Dios. Aquí no hablo de la muerte física, sino más bien, de estar sujetos por nuestros cuellos bajo el fuerte pie de nuestro enemigo. Estoy hablando de ser miserable, quizá ser resentido, cínico o tal vez ¡totalmente ignorante! Lo que sea que le resulte al enemigo para mantenernos inútiles para el Señor y encerrados en un calabozo, ¡eso es lo que encontraremos impreso en la parte de atrás de nuestros cuellos! Recuerden, aunque esté hermosamente decorado, aun sigue siendo un calabozo y en tu caso hoy, querido amigo, ¡probablemente lo sea! ¡Quizá necesites que un buen amigo revise la parte de atrás de tu cuello por ti!

Una estrategia de nuestro enemigo ha sido el remover el espíritu guerrero de la iglesia del Dios vivo, para que no podamos ni pelear ni amar como es debido y lo ha reemplazado con una actitud liberal, de vivir como uno quiere y amar pobremente: ¡Una forma de amar que es insensata, superficial y que finalmente, sirve y protege a uno mismo; un muy lamentable aunque exteriormente excitante “amour, amour”! Los verdaderos guerreros saben pelear y amar. Aun así, en la iglesia la mayor parte de nuestro amor es finalmente ¡un montón de tonterías sentimentales! Debemos dejar de enjugar nuestros ojos con pañuelos de papel y lloriquear por cualquier email lleno de cachorritos y buena suerte si lo enviamos a siete de nuestros amigos; debemos dejar de mover nuestras cabezas ante una terrible imagen de televisión mientras continuamos comiendo de nuestros platos, abundantes y rebosantes de comida caliente; debemos dejar de suspirar ante lo que consideramos como extremismo Cristiano cuando ellos ‘cortan de raíz’ con un ‘árbol malo’; basta de acumular tesoros que arderán; basta de proteger nuestra comida para gusanos y finalmente, oh Dios, finalmente nosotros, discípulos de mentes simples y desobedientes, necesitamos volver a la cruz, aferrarnos a ella con fuerza y luego, ¡ir y subir al altar de los sacrificios vivos! Necesitamos comenzar a amar con amor fuerte, amigos, ¡amor que duele! Necesitamos morir a nosotros mismos, guardar los emparedados y las sodas en la canasta de picnic, dejar de pavonearnos como insensatos ciegos y locos en este terrible campo de batalla, ¡ponernos nuestros chalecos de combate y nuestros cascos y tomar nuestras armas! ¡Cristianos ¿qué estamos haciendo?! Recuerden, amour es para el escenario –pero, armamento, es para soldados activos en una batalla muy real.

¡Cuando finalmente muramos a nosotros mismos, entonces nos encontraremos a nosotros mismos, y viviremos...y cuando hayamos hecho con este mundo lo que debemos hacer, lo cambiaremos!

Vamos a tomar esto con seriedad y luego, cuando comencemos a oler el azufre y la cordita ¡comportémonos como hombres y corramos al choque de armas y al grito de guerra!

Reflexiona: “Practiquen el dominio propio y manténganse alerta. Su enemigo el diablo ronda como león rugiente, buscando a quién devorar. Resístanlo, manteniéndose firmes en la fe, sabiendo que sus hermanos en todo el mundo están soportando la misma clase de sufrimientos.” 1ª Pedro 5:8-9

Ora: Señor Jesucristo, Comandante de todos los ejércitos de los ángeles, ¡enseña a mis dedos a pelear y a mis manos a hacer la guerra! Te lo pido en Tu victorioso nombre. Amén.

Wednesday, January 30, 2013

Jan | 30 | Plenitud, futuro y pesca

ATESTIGUA

Hechos 2:17
Sucederá que en los últimos días —dice Dios—, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, los jóvenes verán visiones y los ancianos soñarán sueños.

Plenitud, futuro y pesca

Israel Beer Josaphat fue en sus comienzos un empleado bancario. Sin embargo, en 1849 inició un prototipo de servicio de noticias en París, utilizando en su red telegrafía eléctrica y palomas mensajeras. ¡Sorprendente! Este mismo Israel, más tarde cambió su nombre a Paul Julius von Reuter y, aún hoy, esta ‘Agencia Internacional de Noticias Reuters’ es una de las más grandes y probablemente la más prestigiosa de todas.

Con todo y esto, la más grande y más antigua agencia de noticias, incluso ‘la Agencia de las Buenas Noticias’ es la iglesia del Dios vivo. Esta agencia ha estado recibiendo información, aliento, advertencias y a su vez, ha estado proporcionando dirección e instrucción a través de varios medios masivos de comunicación espirituales durante 2,000 años o más, y hasta estos, los últimos días. Oh sí, ahora estamos en los últimos días. Recuerden, estamos viviendo en el fin de los tiempos, aunque no necesariamente en el tiempo del fin. ¡Si esa es una novedad para ustedes, entonces eso prueba mi punto!

En especial, se ve en el Nuevo Testamento que nosotros recibimos tres tipos de información:
Noticias de plenitud: ¡Cuánto tenemos en Jesús, cuánto nos ama, cuánto podemos ser en Él, a través de Él y gracias a Él!

Noticias del futuro: ¡Lo que Jesús ha planeado para nosotros cuando estemos frente a Él. Lo que Él está haciendo en el planeta tierra ahora y en el futuro cercano, muy cercano, como también en las vastas eras de eternidad por venir!

Noticias de pesca: ¡Cómo debemos vivir en este presente lago de lágrimas, a dónde debemos ir, cómo debemos llegar allí y qué debemos hacer en el proceso, para así contarnos entre los elegidos del Padre!

En este fin de los tiempos, de acuerdo con nuestro versículo para hoy, todos, y quiero decir ‘todos’, tienen un trabajo en esta agencia de noticias: recibiendo noticias de último momento de los sucesos del cielo, las 24 horas, los 365 días del año, vía “alimentación nocturna de señal de video” (sueños), como así también, vía “alimentación diurna de señal de video” (visiones) y por supuesto desde el teletipo constante de la Palabra escrita de Dios. ¡Así debe ser! Entonces díganme, ¿cuándo fue la última vez que escucharon de Dios? ¿Están verdaderamente en Su equipo de Buenas Noticias?

Finalmente, todos en el Equipo de Buenas Noticias tienen un trabajo de difusión (profecía) ¡Oh, sí! No somos solamente los recolectores de Buenas Noticias, ni sólo los distribuidores de Buenas Noticias, ¡Somos los proclamadores de Buenas Noticias, y la Agencia de Difusión también! Así que ¡vayan a los caminos, vayan a los viñedos, a los pueblos y a las ciudades. Vayan a todo el mundo y proclamen las Buenas Noticias, pues por gracia y gratuitamente las han recibido, y gratuitamente las deben dar!

Reflexiona: “Los envío como ovejas en medio de lobos. Por tanto, sean astutos como serpientes y sencillos como palomas.” Mateo 10:16

Ora: Señor, Tu Gran Comisión ha sido cambiada por nosotros en nuestros días por la Gran Sugerencia, y en mi vida en particular se ha convertido en La Gran Omisión. El teletipo está muerto en mí, Señor... ¡suficiente! Querido Jesús, háblame, ¡para que yo también pueda contar de las maravillas que has hecho en mí! Amén.

 

Tuesday, January 29, 2013

Jan | 29 | Pescando en los terrenos comunes de los sepulcros comunes

ATESTIGUA


Hechos 17:28-29
…puesto que en él vivimos, nos movemos y existimos. Como algunos de sus propios poetas han dicho: Porque también somos Sus descendientes.

Pescando en los terrenos comunes de los sepulcros comunes

“Porque también somos Sus descendientes”. Esta es la primera parte de la quinta línea, palabra por palabra, de un poema astronómico de Aratus, ¡un griego, coterráneo del apóstol Pablo, y su predecesor por unos tres siglos! Como referencia de importancia, como un arma de pesca Evangelística, “Porque somos Sus descendientes”, en realidad, no suena como un gancho tan poderoso ¿no es cierto? Pero tal vez era tan conocido en esos tiempos, y una referencia tan citada, que enganchaba la conciencia del lector contemporáneo y removía cualquier otra conexión. ¡Qué bárbaro, Carlitos! Quizá eso sea demasiado etéreo para algunos de nosotros hoy, ¿eh? No obstante, esta es una gran manera de lograr afirmar algo que, aunque bastante común, y de un precepto general y ampliamente aceptado sobre el cual se puede construir una premisa poderosa, no se decía con palabras. Verán, Pablo no está agarrándose de cualquier cosa aquí, él estaba siendo magistral en su evangelización, sí, él estaba siendo como el Maestro cuando dijo: “¡Porque somos Sus descendientes!”

En cuanto a nosotros, en el siglo XXI, bueno, quizá extrañemos la conexión que hay en “¡Porque somos Sus descendientes!” porque nuestra cultura no tiene la poderosa premisa poética incorporada, comprendida y recibida culturalmente en los tiempos de Aratus. Por lo tanto, para nosotros quizá una cita más interesante, un mejor anzuelo en el cual poner nuestra mejor carnada en nuestros días, sería una de un poeta más reciente y reconocido como William McGonagall, ¿no lo creen? Un poeta británico y, posiblemente Cristiano quien, dicho sea de paso, cuenta con el increíble logro de haber vendido más libros que los poetas Browning y Tennyson juntos. ¡Imaginen eso! Quizá entonces, si McGonagall hubiera escrito esta cita, ¡la gente en nuestros días se conectaría más con esa referencia particular, poética y poderosa! ¿No lo creen?... no realmente no, pues, lamentablemente, McGonagall también ostenta el récord “¡único y sin desafiantes, de ser el peor poeta de la historia!” entonces, en retrospectiva, tal vez él no sea la persona ideal para citar, ¡a menos que quieran provocar risa!

Mi punto es el siguiente: quienquiera que haya escrito la línea citada por el Espíritu Santo a través de Pablo, sea él un pagano o un peregrino, sea un especialista en su arte o un extraordinario improvisado, ¡es irrelevante! Porque el Espíritu Santo la tomó, la conceptualizó, la aplicó y la utilizó. Eso es lo que realmente importa. El Espíritu Santo de Dios, hace la diferencia al sacar las palabras de nuestros puntos de referencia culturales, las santifica y, así, las hace útiles para el Maestro, y beneficiosas para toda buena obra.

Ahora, piensen en esto, pues me pregunto cuántas más películas, canciones y sagas, (tan relevantes para el modo de pensar cultural actual), tienen diseminados una cantidad de ganchos espirituales importantes, disponibles para que nosotros mordamos alguna carnada y la utilicemos en la pesca evangelística.

Aunque no somos del mundo, debemos entender al mundo y su cultura, investigarlo y luego sacar todo lo que sea útil para transmitir el mensaje del Evangelio de manera correcta. En otras palabras, ¿por qué no van y miran algunas películas y leen quizá algunos Best Sellers? Pues Dios trabajaba en la cultura antigua y también lo hace en la moderna, pintando cuadros de Su inmanencia y realizando dibujos de Su maravillosa redención. ¿Por qué no unirnos a Él allí?

Reflexiona: “Porque yo soy el SEÑOR tu Dios, yo agito el mar, y rugen sus olas; el SEÑOR Todopoderoso es mi nombre. He puesto mis palabras en tu boca y te he cubierto con la sombra de mi mano; he establecido los cielos y afirmado la tierra, y he dicho a Sión: Tú eres mi pueblo.” Isaías 51:15-16

Ora: Sean, pues, aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos, oh SEÑOR, roca mía y redentor mío; y Señor, dame anzuelos y luego dame la carnada de la gracia que debo poner sobre ellos, para que en este mundo loco, Tú puedas levantar a Tu pueblo de sus sepulcros acuosos y profundamente oscuros. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén. Salmos 19:14a

Monday, January 28, 2013

Jan | 28 | Muchachos consentidos, mundo echado a perder

ARREPIÉNTETE

Lucas 17:1-4
“Luego dijo Jesús a sus discípulos: Los tropiezos son inevitables, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! Más le valdría ser arrojado al mar con una piedra de molino atada al cuello, que servir de tropiezo a uno solo de estos pequeños. Así que, ¡cuídense! Si tu hermano peca, repréndelo; y si se arrepiente, perdónalo. Aun si peca contra ti siete veces en un día, y siete veces regresa a decirte: "Me arrepiento" , perdónalo.”

Muchachos consentidos, mundo echado a perder

Kenneth Boa y Robert M. Bowman Jr., en su gran libro titulado ‘20 Evidencias Irrefutables de que Dios Existe’, hacen referencia al hecho de que un mundo caído es evidencia de la existencia de Dios. Haciendo gala de un eufemismo clásico y reconociendo que las cosas ‘no son como deberían ser’ en este universo fantásticamente complejo en el cual vivimos, hacen referencia a los ‘Premios Darwin’, donde Wendy Northcut originalmente comenzó a catalogar esos eventos tan tristes e insensatos, iniciados y concretados por gente muy desafortunada que están, podríamos decir, lejos de ser genios. Para aquellos de ustedes que no estén familiarizados con la distinción de los Premios Darwin, permítanme decir una cita de su página web: “Los Premios Darwin saludan el progreso del genoma humano honrando a aquellos que, accidentalmente, provocan su propia muerte de maneras muy tontas. Por necesidad, este honor es generalmente, otorgado en forma póstuma”.

El propósito de Boa y Bowman al referirse a un sitio tan ‘interesante’ es simplemente resaltar la gran paradoja en la cual vivimos, donde buenas personas pueden hacer cosas malas y malas personas pueden hacer cosas buenas; donde cosas buenas le suceden a las malas personas y cosas malas suceden a las buenas. La aparente naturaleza aleatoria de dichas ocurrencias sería, para muchos, como un indicador de la ausencia de un creador benévolo. No obstante, los autores en realidad ven esto como una intervención activa de Dios en nuestras vidas. Ellos dirían que la respuesta del ateismo a estas horrendas situaciones sería decir “¡Dios no existe!”, la del panteísmo sería decir “las cosas son lo que son” o “hey, hombre ¡es lo que es!” Pero ellos hacen notar que la respuesta Cristiana ante tales situaciones terribles es simple en comparación con las otras, porque nosotros diríamos “¡muchachos consentidos, mundo echado a perder!” Y allí, mis amigos, se encuentra la principal respuesta al problema de la maldad.

La Biblia no nos perdona aquí tampoco. Como naciones, sociedades, comunidades e individuos, cada uno de nosotros debe hacerse responsable por las cosas que hemos echado a perder. Es mi experiencia que esto es siempre difícil. ¿Qué hay de ustedes?

Tal vez hoy, quizá por lo que resta de este año, podríamos dejar de asistir a nuestros propios y tontos Premios Darwin y hacer un intento con los ‘Premios Deísta’. ¿Saben? Reconocer nuestra participación en lo que hemos estropeado y comenzar, por la gracia de Dios, a reparar tanto nuestras mentes como nuestros caminos. Sí, ¡la Biblia llama a eso ‘arrepentimiento’ y al premio por tal arrepentimiento lo llama ‘gracia indecible’! ¡Quizá la gracia indecible sea un premio que vale la pena obtener! Vamos, levanten su mano hoy y háganse cargo de las cosas que ustedes han estropeado, antes de que sea demasiado tarde. Cuando hagan esto, busquen una bendición queridos amigos, porque la gracia indecible está yendo hacia ustedes. ¡Este es el Premio Deísta!

Reflexiona
: “En aquella ocasión algunos que habían llegado le contaron a Jesús cómo Pilato había dado muerte a unos galileos cuando ellos ofrecían sus sacrificios. Jesús les respondió: ¿Piensan ustedes que esos galileos, por haber sufrido así, eran más pecadores que todos los demás? ¡Les digo que no! De la misma manera, todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan. ¿O piensan que aquellos dieciocho que fueron aplastados por la torre de Siloé eran más culpables que todos los demás habitantes de Jerusalén? ¡Les digo que no! De la misma manera, todos ustedes perecerán, a menos que se arrepientan.” Lucas 13:1-5

Ora: - Señor, ayúdame para que me haga cargo de las cosas que yo, y sólo yo, he estropeado. Luego Señor, por favor, dame un corazón dócil para arrepentirme y un corazón dispuesto para recibir Tu perdón. Cámbiame oh Dios, de gloria en gloria, para que el premio de Tu gracia se vea con claridad en mi vida y en un cambio en mi mundo. Amén.

Sunday, January 27, 2013

Jan | 27 | Corazones sangrantes

CONVICCIÓN

Hechos 2:37
Cuando oyeron esto, todos se sintieron profundamente conmovidos y les dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: Hermanos, ¿qué debemos hacer?


Corazones sangrantes

La primera señal real de la obra del Espíritu Santo en la vida de una persona, es la convicción del pecado. ¿Cómo reconocemos esa convicción del Espíritu Santo? Bueno, primero permítanme mostrarles ¡lo que no es!

Primero, no es solamente una interpretación inteligente de lo que la Biblia dice sobre el pecado; tampoco es un acatamiento o un acuerdo a regañadientes con lo que la Biblia dice sobre nosotros.

Segundo, no es solamente una huella profunda; una necesidad, una marca de culpa hecha con fuego en nuestra mente; no es tampoco el sentirse muy mal, o infeliz o desalentado por las cosas que hemos hecho o hemos dejado de hacer. ¡No! ¡Es mucho más que eso!

Tercero, no es solamente sentirnos acongojados, abrumados o aniquilados por nuestra conciencia acusadora, despertada de su sueño como un pobre cadáver descuidado que apunta sus dedos huesudos hacia nuestros delitos. ¡No! ¡Es mucho más, mucho, mucho más que eso!

La convicción es un temor que nos llena por completo y acelera nuestro corazón; un profundo y terrible sentido de un horror condenatorio de que nuestro sucio y engañoso pecado tiene sus raíces en el mismo corazón de quienes somos nosotros. Cuando la verdadera convicción del Espíritu Santo llega, nos damos cuenta de la profunda oscuridad en la que nos encontramos. Es un profundo despertar del corazón al hecho de que toda nuestra vida hemos estado cautivos y bajo la esclavitud enfermiza, el poder manipulado por el diablo, y la persuasión engañosa de nuestro propio pecado. Es una profunda comprensión de que hemos deshonrado a Dios, que nos hemos arruinado a nosotros mismos y destruido a otros en tan gran manera, que sabemos que la ira de Dios contra nosotros está totalmente justificada y que se acerca, lista para caer sobre nosotros en cualquier momento, como espada azotadora y fuego ardiente.

Robert Murray McCheyne escribe: “Hay una gran diferencia entre conocer lo horrible de nuestros pecados y el sentir lo horrible de nuestros pecados. Hay una gran diferencia entre saber que el vinagre es amargo y el probar y darnos cuenta de que verdaderamente es amargo. Hay una gran diferencia entre saber que el fuego nos quemará, y, en verdad sentir el dolor de ser quemado”. ¡Y tiene razón! Leer nuestra Biblia, escucharla cuando se predica de ella, leer libros sobre ella, todo esto es inútil, sí, totalmente inútil, a menos que el Espíritu Santo utilice las palabras para dar un sentido profundo a nuestras vidas y dar vida a nuestros corazones fríos y muertos. Él, quien hizo nuestro corazón, es el único que, por medio de Su Espíritu, puede sacar a la luz la oscuridad que llevamos dentro, hacer que la degustemos, que la sintamos y que nos desangremos con tales lágrimas de arrepentimiento que no podamos evitar emitir el más desesperado de los gritos de: “¡¿Qué debemos hacer para ser salvos?!”

¿Se sienten muy mal en cuanto a lo que son y en cuanto a lo que han hecho? ¡Entonces, tienen esperanza! pues la primera señal verdadera de la obra del Espíritu Santo en la vida de una persona es la convicción del pecado. Sigue a ese sentimiento horrible amigo y deja que éste, como un terrible tsunami, limpie tus costas de la auto-justificación y te lleve a los brazos expectantes, traspasados y sangrantes de tu Salvador.

Finalmente permíteme decirte que si tú te dices un Cristiano que ha sido liberado del pecado y de las obras de la oscuridad, y sin embargo, nunca has sentido la convicción del Espíritu Santo, entonces, temo por ti mi amigo, ¡realmente, temo por ti!

Reflexiona: “Engañoso es el corazón, más que todas las cosas, y malo. ¿Quién puede comprenderlo?” Jeremías 17:9

Ora: Padre mío, estoy avergonzado y completamente deshecho frente a Tu temible Majestad. Oh Jesús, por favor perdóname. Oh Jesús, por favor ayúdame. Oh Jesús, por favor ¡sáname y sálvame! Amén y amén.

Saturday, January 26, 2013

Jan | 26 | ¡El Cristo del caos!

HABLA

Hechos 2: 5, 6
Estaban de visita en Jerusalén judíos piadosos, procedentes de todas las naciones de la tierra. Al oír aquel bullicio, se agolparon y quedaron todos pasmados porque cada uno los escuchaba hablar en su propio idioma.

¡El Cristo del caos!

Gerard Manley Hopkins escribió, “Cada trabajador tiene un uso para cada objeto que fabrica. Más aun Dios: el trueno habla de Su terror, el león es como Su fuerza, la miel como Su dulzura. Ellos dan cuenta de Él, ellos le dan gloria”.

Tengan la certeza de que este sonido del que hablamos ayer sobre un viento recio y poderoso, no sólo llenó la casa completa con su sonido, ¡sino también a todos los discípulos! Todos ellos estaban llenos de este sonido y, por eso, cuando abrieron sus bocas, automáticamente respiraron este mismo vendaval de Dios que ahora brotaba de sus bocas en una multitud de idiomas diferentes, “¡dejando estupefactos a quienes los oían!” Este otro sonido era para la gloria de Dios, y contaba de Sus magníficas obras dejando a muchos, (¡a muchísimos!) ¡en total confusión!

Ahora escuchen, estos que oían no estaban confundidos al estilo de “me rasco la cabeza”. No. ¡Esta palabra, confusión, en cualquier otra parte es traducida como ‘alboroto’! ¡Es más parecido a un motín! Escuchen la misma palabra, nuevamente, en Hechos 21:31- Y procurando ellos matarle, se le avisó al tribuno de la compañía, que toda la ciudad de Jerusalén estaba alborotada. ¡Alborotada! ¿Comprenden lo que digo?

Entonces, el versículo está diciendo que cuando el viento de Dios sopló su sonido, brotando de los boquiabiertos discípulos que hablaban en ‘lenguas’, agitó una tormenta tan grande que “¡las multitudes se amotinaron, en una forma desenfrenada!” ¡Hombre! ¡Estaba sucediendo allí! El viento de Dios, surgiendo de las bocas de los discípulos proclamantes, agitó toda el área en un tumulto glorioso, llevando al devoto a una distracción delirante, aturdidora y confusa, desafiando y avergonzando al “mafioso” de la clases religiosas. ¡Siempre ha sido así! ¡Aleluya!

La predicación militante, la alabanza que cambia corazones y la proclamación profética, siempre resultarán en dos cosas: en alboroto o en avivamiento, y al principio, a menudo es difícil decir cuál es cuál. El orden de Dios no debe ser visto como desplegado en hileras de tumbas de granito ¿saben? ¡No señor! ¡El orden de Dios está impreso en las garras de profunda distracción del león rugiente!
Me parece que nuestro Dios de orden puede causar caos entre las órdenes de pecadores religiosos. ¡Sólo fíjense! Cuando Jesús camina por la religión hecha por el hombre Él voltea mesas, azota espaldas, patea a unos cuantos y luego, amorosamente, ¡se acerca al leproso! ¡Qué cosas!, ¿no es cierto, amigos? ¡Es todo tan tremendo! Porque cuando Jesús llora, Él lo hace fuerte y por mucho tiempo y abiertamente por los perdidos. ¡Jesús es un hombre salvaje, enfrenta a los hipócritas y luego, escupe en los ojos de los hombres para que puedan ver. ¡Jesús confunde, Jesús confronta, Jesús confirma, trae convicción y convierte! ¡Él reina y hace maravillas, gritando Su amor tanto en el alboroto como en el avivamiento!

Mi advertencia para todos ustedes hoy es la siguiente: Por favor, tengan presente que cuando invitan a Jesús a su fiesta, Él nunca se comporta bien. (¡Gracias a Dios!)

Reflexiona: “Después de esto, derramaré mi Espíritu sobre todo el género humano. Los hijos y las hijas de ustedes profetizarán, tendrán sueños los ancianos y visiones los jóvenes. En esos días derramaré mi Espíritu aun sobre los siervos y las siervas. En el cielo y en la tierra mostraré prodigios: sangre, fuego y columnas de humo.” Joel 2:28-30

Ora: Oh Cristo del caos, ven y vuelca hoy mi muy cuidado mundo el cual no me ha permitido alcanzar almas y tiene apagado al Espíritu Santo. Amén y amén!

 

Friday, January 25, 2013

Jan | 25 | El vendaval de Dios

ESPERANDO

Hechos 2: 2
De repente, vino del cielo un ruido como el de una violenta ráfaga de viento y llenó toda la casa donde estaban reunidos.

El vendaval de Dios

Los neumáticos chirriaron, pero aun así, no dejaron marcas de caucho en el camino de brea caliente. La tetera silbó, pero a pesar de eso las aguas estaban frías; y mientras esperaban por el Todopoderoso, cuando Elías cubría su rostro atemorizado y miraba desde la oscura cueva que era su escondite observando la devastación que el viento, la tierra y el fuego habían traído y que ahora estaba delante de él, su conclusión fue que Él, el SEÑOR, no había estado en el fuego ardiente, ni en el terremoto devastador, ni en el estruendo de los fuertes vientos! No, el arribo del Dios Todopoderoso llegó después de toda la conmoción catastrófica, en forma de una Voz, suave y tierna. ¿La escuchas susurrándote en tu corazón?¿Escuchas la voz de Dios? ¿Sientes su sonido conmovedor acariciándote como un dulce viento y repicando en tus oídos?¿Estás escuchando su, oh, tan quieto sonido?

Adán escuchó el sonido del Señor caminando en el Jardín... ¿puedes tu escucharlo a Él caminando en tu jardín, cantando Sus cantos de gozo delante de ti? Escucha. Shhhhh… no, en serio, escucha. Gentil, tranquilo, vigoroso, conmovedor, poderoso, quieto. ¿Lo oyes? Si no es así, entonces deja lo que estás haciendo y ¡haz silencio! Deténte un poco, pues a Dios lo escuchamos en los momentos más silenciosos de nuestra vida, en el espacio entre la locura de nuestro diario vivir y todas nuestras prisas. ¡Sí, a Dios se le escucha, especialmente, en ese espacio tranquilo en medio de toda la locura!

Jesús no alzó Su voz en la calle cuando proclamó Su mensaje, en el sentido de que no era un llamado para despertar a la muchedumbre ruidosa hacia el arrepentimiento, sin embargo aquí en nuestro versículo, con el arribo de la promesa del Padre, el Espíritu Santo llega de modo tal al mundo material y con tal sonido poderoso y conmovedor ¡que Él llenó toda la casa donde los discípulos estaban observando y esperando con el sonido de un viento con fuerza de tormenta! ¡Imagínense! ¡Qué vendaval de diferencia aparecía ahora sobre ellos y en ellos!

Aun cuando el sonido de una fuerza de vendaval llenó la casa de arriba a abajo, ¡ni una cortina se levantó por la brisa, ni un cabello estaba fuera de su lugar en las pequeñas cabezas esperanzadas de los discípulos que esperaban y oraban, y a nadie se le puso la piel de gallina! Aun así, el sonido de un gran y desbordante viento anunció el arribo tan esperado del Grande y Magnífico Libertador! Fue como si un vacío eterno había sido por fin llenado; fue como si un vértice de promesas hubiera ahora traspasado a los que esperaban, sí, a los que anhelaban y derramado Su misma presencia, Su pureza infinita y Su pasión sempiterna en el hueco eterno y vacío del hombre interior, donde Dios había gobernado una vez, hace tanto, tanto tiempo.

Amigos, aquí en nuestro versículo para hoy, el Rey de Reyes finalmente había venido y reclamado los pabellones dolorosos de un pueblo miserable. Ahora el fin había comenzado y con él, había introducido el inicio de un nuevo comienzo que no terminaría jamás... ¡Y todo con el sonido de un poderoso viento recio! Díganme, ¿qué han estado escuchando, o buscando hoy? Recuerden que Su poder se ve en el viento, ¡pero Su voz se escucha en un susurro!

Reflexiona: “Así que David volvió a consultar al SEÑOR. -No los ataques todavía —le respondió el SEÑOR—; rodéalos hasta llegar a los árboles de bálsamo, y entonces atácalos por la retaguardia. Tan pronto como oigas un ruido como de pasos sobre las copas de los árboles, lánzate al ataque, pues eso quiere decir que el SEÑOR va al frente de ti para derrotar al ejército filisteo.” 2ª Samuel 5:23-24

Ora: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea Tu nombre; que venga Tu reino, ¡que se haga Tu voluntad aquí en la tierra, como en el cielo! ¡Amén!

Thursday, January 24, 2013

Jan | 24 | Dedos flotantes

AFLICCIÓN

Daniel 5:5
En ese momento, en la sala del palacio apareció una mano que, a la luz de las lámparas, escribía con el dedo sobre la parte blanca de la pared.
 

Dedos flotantes

Publius Aelius Adriano, (76-138 DC), emperador romano desde 117 DC, nació en un día como hoy en España. Adoptado por su pariente el Emperador Trajano, a quien más tarde sucedió, Adriano abandonó las conquistas de Trajano en la Mesopotamia y adoptó una política defensiva, la cual incluyó la construcción de una gran muralla a través de Gran Bretaña. Esa fortificación romana, llamada la ‘Muralla de Adriano’ fue levantada para marcar el límite norte de Inglaterra y, finalmente fue abandonada alrededor del año 383 DC. Sus ruinas corren por 185 kilómetros desde Wallsend, en el río Tyne, hasta Maryport, en la Cumbria Occidental. Los arqueólogos nos dicen que en algunas partes, la muralla fue cubierta con una capa blanca de yeso brillante. Esta magnífica línea de defensa de costa a costa, la cual servía para protegerse de los Pictos en las tierras bajas de Escocia, se extiende directamente hacia el Norte, y ha permanecido en ruinas por más de dos mil años, pero aún sigue allí. ¡Imagínense!

¡Yo me pregunto si estos mismos dedos flotantes mencionados en el Libro de Daniel escribieron las mismas palabras del resto de nuestro versículo para hoy, en otro momento, quizá en las brillantes paredes blanqueadas de Adriano! Esas palabras, por supuesto, eran: “¡Mene Mene Tekel Uparsín’: Has sido pesado en la balanza y has sido hallado falto de peso”! Si este es el caso, entonces el emperador Adriano nunca los vio y, al igual que tantos de nosotros, ¡ni siquiera supo de su existencia! Las personas, las comunidades, las naciones y todos los imperios de nuestros días deberían tomar muy seriamente estas palabras escritas por los dedos flotantes, porque al igual que los romanos pecadores y caídos de entonces alguna vez hicieron, nosotros, los afligidos ciudadanos de imperios a punto de derrumbarse, también ahora, legalmente tanto aprobamos como promovemos las más abominables de las perversiones. ¿Por qué no habría de estar la escritura en la pared también para nosotros? ¿Pueden verla? ¿Pueden ver la escritura en nuestra pared hoy? ¿En tu pared?

A medida que nuestras naciones abandonan cada vez más la herencia Judeo-Cristiana y aprueban el asesinato de tantos niños no nacidos, tanto que los números de niños muertos por dicha práctica son tan grandes, que ellos mismos constituirían una nación, díganme queridos amigos, ¿cómo es que este pasado Domingo, en el que se celebró un día a la Santidad de la Vida en muchos lugares, pudimos escapar a la escritura grabada en las paredes de nuestra herencia, sí, nosotros los asesinos en masa de una tan vasta nación de bebés?

No crean que nosotros las llamadas naciones Cristianas, estamos exentas del juicio de Dios. No crean que porque hemos sido usados por Dios en el pasado esto servirá de excusa para nuestra rebelión presente y terrible en Su contra. No se equivoquen, aun los ‘instrumentos de Dios’, sean personas o naciones, no están más allá del fuego de Su ira.

La escritura está en la pared para nosotros y la paciencia de Dios se está agotando. El arrepentimiento individual y nacional es nuestra única esperanza. ¡Enseñémoslo, prediquémoslo y proclamémoslo antes de que sea demasiado tarde, pues amigos, si miran, si se atreven a mirar nuestro yeso brillante y blanqueado que corre todo a lo largo y ancho de nuestra nación en ruinas, entonces también ustedes verán que la escritura sobre el juicio que se avecina está proclamada con fuego y en grande, a lo largo de nuestras paredes que se están derrumbando!

Reflexiona: “Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado y oraren y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados y sanaré su tierra.” 2ª Crónicas 7:14

Ora: Señor, para nosotros es la vergüenza de la cara; para nuestros Presidentes, nuestros Primeros Ministros, nuestros Príncipes y nuestros Padres es la vergüenza de la cara porque hemos pecado contra ti. Al Señor nuestro Dios pertenecen la misericordia y el perdón. Aún cuando nos hemos rebelado contra Ti y Tú eres justificado en Tu ira, oh Dios, te pedimos tengas misericordia de nosotros y vuelvas nuestros corazones hacia ti una vez más. Te lo pedimos en el nombre de Jesús. Amén. (de Daniel 9:8-9)

 

Wednesday, January 23, 2013

Jan | 23 | ¡Hombres resbaladizos!

CERTEZA

Hechos 2:24
Sin embargo, Dios lo resucitó, librándolo de las angustias de la muerte, porque era imposible que la muerte lo mantuviera bajo su dominio.

¡Hombres resbaladizos!

En cuanto a mi esposa y a mí, bueno, tanto su madre como la mía fallecieron en la noche. La muerte fue dolorosa para ellas y para aquellos que las observaban luchar en su pasaje. No obstante, Jesús estaba allí. Debido a su gran victoria sobre la muerte (ese rey de los terrores y pastor de todos los hombres), Jesús pudo, con amor, lavarlas con Su gracia y hacer que sus espíritus, prontos a partir, estuvieran brillantes y resplandecientes como carne enjabonada con jabón suave y así, debido a Él, los dolores de la muerte, aunque evidentes, no obstante, no las sujetaron. Podemos reconfortarnos con esto y decir con el poeta:

Y en nuestra noche
Cuando llegue el momento de partir al fin
De elevar el ancla de nuestro pasado
De henchir nuestras velas con un último gran suspiro,
De cruzar el Lago de la muerte que nos aguarda
Y deslizarnos hacia el mar abierto,
La vastedad de la eternidad
Que aguarda para ver nuestra proa flotando
Irrumpe ahora en los horizontes del Amor, pues
¡Jesús estará con nosotros!


Jesús nos ha convertido en un tipo de personas para quienes la muerte física se les ‘resbala’ y, por eso, a algunos amigos que tienen miedo, puedo decirles que todos algún día pasaremos y cruzaremos a través de esa agua profunda, pero lo haremos sintiéndonos seguros. Sí, desde las mundanas y, algunas veces, terribles pruebas de transición de estos días, nosotros los hombres ‘resbaladizos’, siempre encontraremos una ruta de escape. ¡Tengan la certeza de que cuanto más nos oprima la muerte, más nos convertiremos en una firme barra de jabón recién desenvuelta, sostenida con fuerza en la mano de un hombre terriblemente sucio y con olor rancio! Porque cuanto más nos oprime la muerte, tanto más rápido nos deslizaremos y escaparemos de su mano, volando hacia arriba a los cielos, a las manos de Jesús, quien nos estará aguardando.

Así pues, en todas estas cosas, en verdad podemos decir que somos más que vencedores, porque Jesús está con nosotros, Su pueblo ‘resbaladizo’ y lavado con Su sangre, y desde ya, Él nos está esperando con toallas calientitas y sábanas limpias en el más grande horizonte de amor.

Reflexiona: “Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: La muerte ha sido devorada por la victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón?” 1ª Corintios 15:54-55

Ora: Rey conquistador, por favor, libérame del temor a la muerte, pues yo creo que no seré abrazado por el rey de los terrores y el pastor de los hombres sino por Ti, el Rey de Reyes, el Gran y Buen Pastor de las ovejas de Tu prado. Esto lo sé. Esto es lo que creo ahora. ¡Amén y amén!

 

Tuesday, January 22, 2013

Jan | 22 | Una señal elegida

ELECCIÓN

Hechos 2:23
Él fue entregado según el determinado propósito y el previo conocimiento de Dios; y por medio de gente malvada, ustedes lo mataron, clavándolo en la cruz.

Una señal elegida

“¡Bienvenido a ‘Productos del Valle de la Muerte’ donde ofrecemos una amplia variedad de planes de partida accesibles y excelentes! Desde nuestras ofertas de lujo hasta nuestros planes de acuerdo a su presupuesto, usted podrá probar y ver la diferencia. Por ejemplo, ¡nuestra ‘Oferta de Muerte de Lujo’ es confortable y a la vez gloriosa! Imagine morir mientras duerme, o recibir una bala en la cabeza cuando con todo heroísmo está usted arremetiendo contra el enemigo. ¡Sí señor! Por este precio jamás ha habido mejor manera de partir, y puede confiar en que le estoy diciendo la verdad. Sí, jamás mentimos, porque con nuestras ofertas de lujo usted siempre muere rápidamente, tanto con dignidad como honrosamente. Por lo tanto, si usted quiere partir con paz o con estilo, entonces, ¡elija nuestras Ofertas de Lujo!”

“Por supuesto, nuestro muy solicitado ‘Plan Club’ sigue ofreciendo las siempre populares, bastante rápidas, levemente sórdidas opciones de: embolias, ataques al corazón y todas las opciones de muerte accidental disponibles en este momento (con o sin desmembramiento, por supuesto)”.

“¿Sigue siendo demasiado caro para su presupuesto? Bueno, en nuestro paquete de ‘Rango Medio’ siempre superamos a nuestros competidores en partidas como: enfermedades debilitantes, tifoidea, sida, y, por supuesto, el infaltable, cáncer.”

“¿Todavía las finanzas están un poco apretadas? No se preocupe, ¡para aquellos de ustedes que tienen poco gusto y poco dinero, tenemos nuestro ‘Plan de acuerdo al Presupuesto’, que sigue siendo el mismo desde el momento de su creación. Aún ofrecemos hambruna, viruela, plagas y decrepitud por la edad; pero si lo anterior todavía no lo atrapa, finalmente, para los menos afortunados entre nosotros, tenemos nuestro ‘Plan Plebeyo’. Puede ser un poco prolongado y algo crudo quizá, pero ¡es muy efectivo! Aún se mantiene en la cima entre las masas de la clase trabajadora, ofreciendo tales elecciones desde genocidios a machetazos, hasta asesinato individual, brutal y con tortura”.

“La Elección, -siempre nuestro lema- está, especialmente disponible en esta categoría final de ‘Plan Plebeyo’, y provee una selección no tan sutil de sangre y finales no deseados. ¿Con qué veneno cuenta usted hoy? ¡Ja, ja, ja! ¡Lo tenemos todo! Estrangulación, intoxicación por gas, morir electrocutado o quemado, ¿o podría ser, quizá, debería ser, tal vez, esa cuidadosa viga en forma de cruz, con un sangrado brutal, y una insensible y desgarrante crucifixión? ¡Crucifixión! Ahora bien, ¡allí encontramos el mejor placer para las multitudes que jamás haya existido! El dolor más extremo para el participante y el mayor de los placeres para aquellos que encierran tanto odio. Francamente, ¡la crucifixión es lo más resonante que puede obtener por su dinero!”

“Así pues, sea cual fuere su elección de acuerdo con sus posibilidades, haga de ‘Productos del Valle de la Muerte’ la compañía que le proveerá su partida elegida de este siempre lacrimoso, triste, desgastante y lamentable valle de lágrimas. Llámenos hoy al 1-800-666-MUERTE”.

Amigos, en la impresionante e inescrutable soberanía de Dios hay dos misterios que están terriblemente entrelazados: Primero, que la cruz fue el instrumento elegido para la tortuosa muerte de Cristo por nosotros. Su ejecución no fue una elección de los romanos, sino una elección del Padre. ¡Piensen en eso! Aquél que fue colgado de un árbol fue maldecido por Dios para que todos lo vieran; maldecido por Dios por mí, por ti; maldecido por Dios para hacernos libres. Segundo, que nosotros, los que brutalmente nos creemos santos, lo tomamos a Él con manos inmisericordes y lo matamos. Qué Dios tenga misericordia de nosotros; de todos y cada uno de nosotros.

Reflexiona: “Si alguien, por ser culpable de un delito, es condenado a la horca, no dejarás el cuerpo colgado del árbol durante la noche sino que lo sepultarás ese mismo día. Porque cualquiera que es colgado de un árbol está bajo la maldición de Dios. No contaminarás la tierra que el SEÑOR tu Dios te da como herencia.” Deuteronomio 21:22-25

Ora: Jesús, Señor de vida: ¡Gracias por llevar mi pecado! ¡Gracias por morir en mi lugar! Amén.

 

Monday, January 21, 2013

Jan | 21 | Sangre y Fuego – ¿Guerra o algo sin importancia?

CONFLICTO

Hechos 2:19
Arriba en el cielo y abajo en la tierra mostraré prodigios: Sangre, fuego y nubes de humo.

Sangre y Fuego – ¿Guerra o algo sin importancia?


William Booth “llegaba trastabillando a su casa noche tras noche, demacrado y fatigado. Con frecuencia, sus ropas estaban raídas y ensangrentadas, tenía vendajes que envolvían su cabeza donde una piedra había hecho impacto”. En 1878, Booth le dio el nombre de Ejército de Salvación a su nuevo movimiento.

Los reclutas en el ejército recibían rangos y en algún momento se confeccionó un uniforme. También un estandarte con los colores rojo, azul y dorado, todos emergiendo desde un sol ‘supernova’ con el lema “Sangre y Fuego” inscrito en él. (“La sangre es la Sangre de Cristo y el fuego es el Fuego del Espíritu Santo”). Booth luego formó bandas de guerra y, siguiendo el estilo militar, los miembros del Ejército de Salvación marchaban dentro de una ciudad “para pelear contra el diablo y sus huestes y realizar un ataque especial en su territorio”.

El énfasis estaba puesto en la salvación de las almas perdidas al atraer a los pecadores al arrepentimiento. Este era un simbolismo que la gente común de la Inglaterra Victoriana podía comprender y ¡se agruparon bajo el estandarte del Ejército de Salvación de William Booth! Dicho acercamiento, tal invasión categórica y abierta al Reino de la Oscuridad, inevitablemente causó una reacción espiritual de las tinieblas. De hecho, una parte de la oposición vino en la forma de un “Ejército Esquelético” que marchaba bajo un estandarte con una calavera y huesos cruzados e intentaba quitar al Ejército de Salvación de las calles. Pero tal era la fuerza de convicción de los voluntarios que no sólo se negaban a ser apartados y echados, sino que oraban por sus ‘enemigos’ y les predicaban; como consecuencia de una fe tan valerosa ¡muchos de los que marchaban bajo los estandartes de la muerte del ‘Ejército Esquelético’ fueron maravillosamente salvados! Los valerosos corazones que marchaban bajo los estandartes de ‘Sangre y Fuego’ tuvieron tanto éxito que para el momento del fallecimiento de Booth, el Ejército de Salvación se había extendido por el mundo a 58 países. ¡Imaginen eso!

Amigos, esta es una Nueva Era y, por eso, aunque necesitamos nuevas maravillas también necesitamos algo de las viejas agallas; ¡sí, necesitamos una visión nueva, pero también necesitamos un poco de ese viejo fuego! Encontremos dónde está Dios trabajando y dónde Jesús está estableciendo Su Reino, pues allí es donde encontraremos Sus estandartes audaces de redención y conquista, cubiertos con Su sangre, volando en el viento del Espíritu Santo y, sin lugar a dudas, sostenido en lo alto por los redimidos del Señor, esos héroes valerosos que aplastan los dientes de los dragones!

Bueno, es eso u otra semana aburrida en la escuela dominical bebiendo té con las ancianas damas de clase media, discutiendo sobre el color de la nueva alfombra, de lugares nuevos y cosas por el estilo, etc., ¡lo mismo de siempre! Así que, permíteme preguntarte, hombre de Dios, permíteme preguntarte princesa Guerrera, ¿en qué prefieres ocuparte esta semana que se inicia? ¿En la guerra o en algo sin importancia?

Reflexiona:Con un soplo suyo se despejan los cielos; con su poder Dios agita el mar. Con su sabiduría descuartizó a Rahab; con su mano ensartó a la serpiente escurridiza. ¡Y esto es sólo una muestra de sus obras, un murmullo que logramos escuchar! ¿Quién podrá comprender su trueno poderoso?” Job 26:13-14

Ora: Señor y Rey Jesús: expande Tu reino para doblegar las puertas del infierno y por favor prepárame y permíteme estar en el frente junto a Ti y todos los hombres del Capitán. ¡Amén y amén!

Sunday, January 20, 2013

Jan | 20 | ¡Predicación militante!

CONFRONTA

Jeremías 38:6 
Ellos tomaron a Jeremías y, bajándolo con cuerdas, lo echaron en la cisterna del patio de la guardia, la cual era de Malquías, el hijo del rey. Pero como en la cisterna no había agua, sino lodo, Jeremías se hundió en él.  

¡Predicación militante!


Para alguien que ama el Antiguo Testamento como yo, es muy alentador encontrar que el primer Sermón Cristiano del Nuevo Testamento está firmemente colocado y profundamente arraigado en las expresiones proféticas de esos dos grandes profetas del Antiguo Testamento, Joel y David. Durante siglos, como era la tradición judía, los que nos antecedieron se sentaron para leer estas mismas palabras de Dios. Ahora, sin embargo, ¡Pedro lo hizo de pie! ¡Él se puso de pie para proclamar el Evangelio! ¡La buena nueva es una nueva gloriosa pero jamás fue una nueva agradable! Siempre ha confrontado el orgulloso espíritu del hombre; siempre ha sido, por eso mismo, por necesidad, ¡una proclamación para hacerse de pie!

La proclamación de las buenas nuevas confronta a las personas de frente. Los llama al arrepentimiento de su pasado egoísta y luego al compromiso de un futuro de sacrificio, nuevo, diferente y glorioso. El Evangelio es un desafío para el cambio; el Evangelio es un desafío para creer, para nacer de nuevo ¡sí, el Evangelio es una proclamación que se nos ha dado como una encomienda, es un rugido del mismísimo Gran León, no un pequeño maullido de un gatito! Así que es por su propia naturaleza, algo que trae confrontación.

Así pues, Pedro permaneció de pié. Él enfrentó la batalla, permaneció de pié para cosechar, permaneció de pié para destruir y de pié para derrotar al enemigo. ¡Satanás caía allí, amigos! Observen cómo, con un sonido de trueno, la pequeña piedra que finalmente rodará hasta convertirse en una gran montaña y superará a todos los reinos de la tierra, es ahora arrojada con tal fuerza apostólica por la honda verbal de Pedro que, una vez más, destroza los cráneos del orgullo arrogante. Lo hizo caer chocando como un trueno, tan fuerte que su saliva y su moco se diseminaron sobre toda la arena, y sus dientes rotos se incrustaron en la tierra sucia al tiempo que su espada gigante, ahora estaba postrada sobre la tierra, silenciosa, al igual que su cuerpo flácido y conquistado, esperando por el joven David de rostro ruborizado para que reclamara el arma como propia, pusiera su pie en el cuello de este enemigo declarado, pero ahora caído y totalmente vencido, y degollara completamente su cabeza ensangrentada! Esta es una predicación del Evangelio y, lamento decir, que ha pasado mucho tiempo ya desde que hemos visto u oído algo parecido en nuestras tierras.

Hoy necesitamos una restauración de dicha predicación profética y apostólica. Predicación que llama a una revolución por escuchar la Palabra de Dios. Predicación que envía palabras desafiantes de gloria y fuego, a los hombres fuertes cuyos corazones se encuentran sitiados; palabras que derriban fortalezas por su impacto y palabras que hicieron caer al más grande de todos los gigantes y, les digo amigos, todo lo que quedará a los pies de tal predicación apostólica serán montañas de escombros y cabezas ensangrentadas. ¡Ojalá que nosotros, los predicadores, nos cansemos de las predicaciones que más bien parecen clases de arreglos florales, donde se usan palabras delicadas, inofensivas y motivacionales, rodeadas de temerosas frases trilladas y con mínima Escritura que se presenta a tantos durante veinte minutos, más o menos, en la mañana de los Domingos! ¡Ojalá que nosotros, los que escuchamos la Palabra, nos cansemos de esos sonrientes, y escurridizos predicadores modernos que predican del esfuerzo personal o la auto-ayuda. Esos oradores que revelan sus estómagos gordos y sin ejercitar, con sus muchos sermoncitos motivacionales que danzan en los labios de esos otros bien arreglados, con ojos llamativos, bocas pequeñas y llenos de joyas que tintinean! ¡Que todos nos cansemos de esas bocas melosas y embusteras!

Alguien ha dicho que “lo único que alguna vez produjeron los Sermoncitos, fueron Cristianitos” y yo lo creo, porque lo he visto y, ¿saben?, ¡estoy cansado de tanta superficialidad! ¿Ustedes no?

Hermanos, ¡oren siempre por la unción apostólica sobre las cabezas de todos los maestros, todos los profetas y todos los líderes de la iglesia militante aquí en la tierra!

Reflexiona: “Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.” Efesios 6:13

Ora: Señor Jesús, ayúdame a darme cuenta del poder de Tu presencia en mí. Señor, por favor, pon un hierro candente en los predicadores de nuestros días, y otorga a los oídos que escuchan, corazones y bocas valientes, para que puedan expresar su hambre no satisfecha. Te lo pido en el nombre de Jesús. ¡Amén!

 

Saturday, January 19, 2013

Jan | 19 | Cambio – la señal cierta de la supernova

EXAMÍNATE

Hechos 9:3-4
En el viaje sucedió que, al acercarse a Damasco, una luz del cielo relampagueó de repente a su alrededor. Él cayó al suelo y oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues?

Cambio – la señal cierta de la supernova

La luz de Dios brilló sobre Saulo y en él. Él no la estaba buscando. Sin embargo, llegó. La verdad es que ¡él estaba peleando en contra de ella! Sin embargo, ¡llegó! El arribo de esta luz trajo tres cosas:

1) Una manto de humildad: Saulo se postró en tierra porque no podía permanecer de pie frente a la luz.

2) Una apertura explosiva: Saulo comenzó a escuchar la mismísima voz de Dios.

3) Una convicción brillante y abrasadora: Saulo fue desafiado por sus acciones más pecaminosas.

“Cualquier clase de estrella que produce un estallido violento y cuya luminosidad, luego de la erupción, repentinamente aumenta a millones o billones de veces su nivel normal, se llama ‘supernova’. Cuando esto sucede, cantidades de material igual a la masa de varios soles, pueden estallar en el espacio con tal desprendimiento de energía que la nueva supernova, la súper estrella, brilla más que toda su galaxia”. Ven amigos, con la muerte del viejo sol, ¡nace un nuevo sistema de estrellas! Todas las viejas fuerzas relacionadas se han ido, todo es nuevo. ¡Todo! ¡Imagínense!

Una explosión se lleva a cabo en el horizonte de eventos de Saulo, el que odiaba a Jesús, y la consecuencia de esa vasta explosión de luz es que él ahora se convierte en Pablo, el que ama a Jesús. ¡Esto sucede porque Jesús, el Hijo de Dios es, de hecho, la supernova del Padre! Cuando la Luz del mundo se manifiesta tanto a nosotros como en nosotros, nada es lo mismo, ¡nada! ¡Todo cambia! ¡No olviden eso!

Amigo, esta es la prueba de toda conversión verdadera; es la prueba de un cambio real y agonizante, que produce la luz más extraordinaria. Entonces, examinémonos a nosotros mismos hoy. ¿Cómo está tu potencia en vatios hoy, amigo, cómo está tu potencia en vatios?

Reflexiona: “Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo.” Mateo 5:16

Ora: Señor, di las palabras en mí: “Que se haga la luz” y así permíteme brillar por Ti. Señor, ¡ayúdame a convertirme para Ti, en la estrella más brillante de la galaxia en la que me encuentro! Amén.

Friday, January 18, 2013

Jan | 18 | ¡Nadando en el pantano!

PROMESA

Hechos 2:1a
Cuando llegó el día de Pentecostés…


¡Nadando en el pantano!

Lucas 8:23 dice: “Pero mientras ellos navegaban, Él se durmió; y una violenta tempestad descendió sobre el lago, y comenzaron a anegarse y corrían peligro”. Aquí, en nuestro versículo para hoy, el mismo verbo griego para ‘anegarse’ es usado y traducido aquí como ‘vino plenamente’. La idea es que tanto la voluntad como el buen deseo de Dios, prometidos por tanto tiempo, estaban ahora inundando con violencia el continuum de espacio-tiempo y ¡aún traspasando la gloriosa borda de los propósitos de Dios! Pentecostés, soplado por este buen vendaval de Dios, estaba desbordándose en el mundo. ¡Imagínense!

Pentecostés era un festival de cosecha, un festival de primeros frutos. Era una reunión social, un festival de ovaciones, un día de regocijo, un día de liberalidad en abundancia y, ahora, justo aquí en este banquete de abundancia, ¡la cosecha de Dios comenzaría, en este momento, plenamente! La misericordia de Dios sería pues, derramada sobre los que estaban anhelantes. Dios el Padre, por el sacrificio de Su Hijo Jesús, anegaría ahora a los pecadores indignos con una gracia sorprendentemente abundante y, orgullosamente, proclamaría, en muchas lenguas, ¡la inquebrantable maravilla de Su amor!

Jerónimo, tradicionalmente considerado el más instruido de los Padres Latinos, completó en el año 406 la Vulgata, su traducción de la Biblia al latín, la cual incluía su propia traducción del Antiguo Testamento en hebreo. Este mismo Jerónimo compara Pentecostés con el comienzo de la vida de la nación judía en el Monte Sinaí (Ad Tabiol, sección 7). Él dice: “Ahí está Sinaí, aquí Sión; allí las montañas temblorosas, aquí la casa temblorosa; allí la montaña de fuego; aquí las lenguas de fuego; allí el sonoro trueno; aquí el sonido de muchas lenguas; allí el estruendo de los cuernos de carnero; aquí las notas de la trompeta del Evangelio”. Son comparaciones anticuadas, quizá, pero no obstante, ¡son tan verdaderas! Amigos, ¡el Pentecostés está aquí y ahora! Así que ¡inunden el mundo!

Parecería que con tanta inundación no habría excusa para la frugalidad en nuestros deseos y en nuestros sueños, ¡o en nuestro amor y liberalidad! Así que vayan hoy a su Dios espléndido, y pidan una porción completa, ¡no! mejor, ¡la más grande, la que viene apretada, remecida y rebosando! Hoy nosotros, o nos ahogaremos en nuestro ciego abatimiento de lo que creemos que es nuestra providencia, o la falta de ella, ¡o rebosaremos sonriendo y con alegría saltaremos de nuestro bote y nadaremos en las bondades del ‘pantano’ y en las promesas de nuestro buen Dios!

Reflexiona: “¿No ves que desprecias las riquezas de la bondad de Dios?” Romanos 2:4a

 Ora: Señor, ¡haz que tus aguas sacien mi alma sedienta! ¡Amén!

Thursday, January 17, 2013

Jan | 17 | ¡La gloria de los regalos ocultos de Dios!

ELECCIÓN

Hechos 1:26
Luego echaron suertes y la elección recayó en Matías; así que él fue reconocido junto con los once apóstoles.

¡La gloria de los regalos ocultos de Dios!

No es que Dios haya finalizado Su trato con las doce tribus de la antigüedad, ni que Dios haya finalizado su trato con la nación de Israel de hoy, pero Jesús eligió Sus doce discípulos para formar un círculo íntimo de seguidores, el cual sirvió para simbolizar la verdad de que Él había venido a levantar una nueva casa de Israel, una casa espiritual. Para esta nueva casa, Dios el Padre no impuso la ley como base para la construcción, ¡sino que impuso al buen Mesías lleno de gracia, el mismo Salvador! Ahora, Dios no colocó a las doce tribus de Israel como pilares de Su templo espiritual en forma literal, sino más bien a doce hombres, como doce puertas apostólicas, para entrar en la ciudad viviente de Dios. La característica esencial de un apóstol es simplemente, ser llamado y enviado por Cristo. Sin embargo, en el caso de la elección de Matías, se establece además que “tal persona debe haber sido un discípulo de Jesús desde el Bautismo de Juan hasta la ascensión y, específicamente, un testigo de la resurrección”.

El nombre Matías significa ‘regalo de Jehová’. ¡Qué nombre tan profético! Matías, por tanto, fue el regalo de Dios para todos ellos, el reemplazo de Dios por el caído. ¡A Matías le fue dado poder, fue ungido y enviado por Dios! Habiendo dicho todo esto, no obstante, no se ha registrado nada confiable sobre los últimos tiempos de su vida. De hecho, ¡no se le menciona nunca más en el Nuevo Testamento! Entonces, ¿quién era este, aparente regalo no desenvuelto de Dios? Bien, los antiguos padres de la Iglesia creían que él era uno de los setenta discípulos. Una tradición dice que él predicaba los Evangelios en Judea y que fue luego apedreado por los líderes judíos hasta morir. Otros hacen de él un mártir por crucifixión en Etiopía. El hecho es que no lo sabemos. ¡Simplemente, no lo sabemos!

En vez de sentirnos confundidos por la falta de información sobre este apóstol oculto, deberíamos sentirnos motivados, pues entre nosotros hay muchos regalos ocultos de Dios, cuyos nombres rara vez son mencionados, cuyos nombres casi no se conocen. Aún así, son personas que atestiguan del poder y la resurrección de Jesús. Ellos continuarán, trabajarán y seguirán compartiendo, aun hasta la muerte, y el mundo, no merecedor de ellos, no los conocerá y la iglesia que aún no los conoce, en el final los contará entre los honrados y más maravillosos en el reino de Cristo, que está por venir.

Aún no hemos llegado a casa. A menudo me pregunto ¡si tal vez los verdaderos campeones y los héroes extraordinarios de Su historia no han sido aún revelados! Yo creo que sí lo han sido. Recuerden que Jesús dio algunos apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros, y que sigue haciéndolo continuamente, hasta que estemos reunidos en un solo cuerpo, transformados de ser la iglesia militante a convertirnos en la iglesia triunfante. Así pues, hasta la terminación, hasta la Cena de las Bodas, mientras el Dador nos sigue dando, busquemos continuamente los regalos menos probables entre nosotros. ¡Tal vez nos sorprendamos al saber a quién ha elegido Dios para que Lo sirva de esta manera!

¿Y qué hay de ti hoy, amigo? ¿Eres una brillante estrella fugaz, rugiendo a través de los oscuros cielos de este mundo para que todos te vean y se les caigan sus mandíbulas al hacerlo? Probablemente no y, francamente, no te sentirías bien de todos modos, porque el problema con las estrellas fugaces es que siempre se queman o causan un caos catastrófico cuando finalmente llegan a la tierra. Hoy quiero estimularte hoy en tu fidelidad hacia Jesús y Su llamado en tu vida. Porque te digo, ¡nos sorprenderemos cuando en el cielo, en la revelación de los santos que eran secretos, los campeones ocultos avancen para reclamar el premio por las batallas que han librado! ¡El cañón está cerrado, pero la andanada del cañón de las celebraciones de victoria en el cielo, revelarán más sobre Matías y sobre aquellos similares a él, de lo que jamás nos hubiéramos imaginado! La historia de Cristo continúa amigos, así que, tomen la pluma de la fe de Dios, la tinta de Su amor y la esperanza de Sus pergaminos y escriban su propio capítulo, extenso y abundante, para que todos lo vean, pues, en el final, ¡ellos verán!

Reflexiona: “Pero el sentarse a mi derecha o a mi izquierda no me corresponde concederlo. Eso ya lo ha decidido mi Padre.” Mateo 20:23b

Ora: Padre, muéstranos en la iglesia esos regalos que Tú, tan soberanamente, has apartado para tan grande obra. También, querido Señor, por favor, muéstrame qué obras has preparado para que yo las haga. Amén.

Wednesday, January 16, 2013

Jan | 16 | Músicos de acordeón completamente preparados

PERSEVERANCIA

Hechos 1:14
Todos, en un mismo espíritu, se dedicaban a la oración, junto con las mujeres y con los hermanos de Jesús y su madre María.

Músicos de acordeón completamente preparados

Estar en armonía es “llegar a un acuerdo, o procurar la unidad”. En 1822, en Berlín, Friedrich Buschmann, inventor de la armónica, patentó también un prototipo de acordeón que usaba botones en lugar de teclas. El acordeón, un instrumento musical portátil, utiliza un fuelle accionado a mano y dos teclados, uno a cada lado de ese fuelle, que imita al armonio individual de lengüeta, con bastante efectividad. Para emitir un sonido, el aire pasa sobre pequeñas lengüetas de metal que luego vibran.

Así pues, regresando del monte de los Olivos, con un atisbo del poder de la resurrección, un cielo abierto y también una visita angelical, los discípulos arriban ahora a Jerusalén y al encontrarse todos en un gozoso acuerdo y estimulados, comienzan a pedir a Dios, humildemente, que les dé lo que les había prometido. ¿Recuerdan que Él les había dicho que debían esperar?

Las últimas palabras registradas de Jesús estaban en Hechos 1:8 cuando Él dice: “pero recibiréis poder cuando el Espíritu Santo venga sobre vosotros; y seréis Mis testigos en Jerusalén, en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra”. Eso era lo que ellos pedían, amigos, ¡la promesa del poder para ser testigos!

Por algún tiempo ahora, a través del desasosiego del día y la quietud de la noche, justo hasta el día de Pentecostés ellos habían permanecido unidos y en armonía, de común acuerdo. Todos pidiendo gozosos, en unidad y expectantes, por la promesa del Padre, que Jesús dijo vendría a ellos en Jerusalén y, ¡pellízquenme amigos!, ¡digo que me pellizquen, porque al igual que un poderoso y recio viento, el Espíritu Santo vino tal como había sido prometido! En esta ocasión no hubo aire soplado en lengüetas de metal sino más bien, ¡un soplo poderoso sobre lenguas de carne, haciéndolas vibrar con los sonidos y la proclamación de las maravillosas obras de Dios! ¡El Pentecostés había llegado al fin!

¡Sin duda alguna, la iglesia necesita hoy de este mismo poder para testificar! Así pues, permítanme preguntarles ¿Lo desean amigos? Si es así, consigan un “acordeón” de compañeros creyentes y juntos comiencen a bombear esos expectantes fuelles con oración, pidan el poder para testificar, sigan con esa súplica armoniosa y luego, ¡prepárense!, porque Dios podría venir y sacudirlos, y al hacerlo, ¡cambiará el mundo en el que viven!

¡Ah, el sonido del poder derramándose sobre lenguas de carne! ¡No hay nada como eso! ¡No hay nada como eso, dije!

Reflexiona: “¡Cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!” Lucas 11:13b

Ora: Padre, dame el poder de Tu presencia. Sí, Padre, dame hoy, un viento fresco y un fuego nuevo en mis huesos. Despiértame de los muertos con un viento fresco, ¡acompañado Mi Dios, por este mismo poder indiscutible, fluyendo sobre mi lengua y fuera de mi boca! Te lo pido en el nombre de Jesús. ¡Amén!

Tuesday, January 15, 2013

Jan | 15 | ‘¿Cuánto falta para que lleguemos allí, papá?’

PROSIGUE

Hechos 1:12
Entonces regresaron a Jerusalén desde el monte llamado de los Olivos, situado aproximadamente a un kilómetro de la ciudad.

‘¿Cuánto falta para que lleguemos allí, papá?’

Dice la tradición que cuando dejaron Egipto, en el campamento de los israelitas nada se encontraba a más de 2000 pasos del tabernáculo. Los maestros judíos establecieron esta distancia como la distancia máxima a recorrer en el día del Sabbat. No es muy lejos ¿verdad? Y no llevaría demasiado tiempo recorrerla. El mensaje es maravillosamente claro entonces: en el día de reposo, nunca excedan la distancia permitida por parte de la presencia manifiesta de Dios. Es interesante que esta era también la distancia a la que residían los Levitas (sacerdotes) en la periferia. Bien, ¿y qué? Bueno, también querrán saber que Jesús ascendió desde el Monte de los Olivos a los cielos, en tan sólo lo que implicaba un viaje en el Sabbat desde el entonces centro de servicio y adoración. Interesante, puede ser, pero ¿qué tiene que ver con el aquí y el ahora? ¿Cuál es la lección para nosotros aquí hoy?

C.S. Lewis dice “Ahora es el punto donde el tiempo toca a la eternidad”. ¡Me gusta eso! Las Escrituras dicen: “Hoy es el día de Salvación. Ahora hemos regresado al Pastor. Hoy hemos alcanzado misericordia. Ahora somos el pueblo de Dios. Hoy el fruto de la justicia ha sido sembrado en paz. Ahora, más allá de toda contradicción, el menor es bendecido por el mayor. Ahora permanecemos en Él”.

¡El Ahora, el hoy, ustedes ven, tiene importancia! Y hoy ustedes están aquí. El ayer se ha ido y mañana es un regalo que aún no ha sido entregado, ¡el ahora existe mis queridos amigos, así que, tómenlo y háganlo suyo por siempre, entregándoselo a Jesús! En los comienzos de este año sepan que un día, queridos amigos, un día, el ahora de nuestro Jerusalén, el ahora de nuestro centro de servicio y adoración, ¡será el después que hemos añorado tanto!

La verdad es que nuestra propia experiencia de los Olivos, nuestra propia entrada en los cielos hacia el día del eterno descanso del Sabbat planeado para el pueblo de Dios está, en realidad, ¡a sólo 2000 pasos a lo largo de esta línea de tiempo por la cual ahora estamos viajando! Supongo que en el gran plan de cosas, nosotros estamos siempre sólo a unos pocos pasos desde el ‘ahora’ de la tierra hacia el ‘después’ de los cielos.

¡Puede decirse de cualquier Cristiano que, quizá su próximo paso será su próximo año 2000 de su propio peregrinaje desde su Jerusalén hacia su Monte de los Olivos! ¡Desde sus pruebas, sus problemas y sus tribulaciones, hacia su propio triunfo en Jesús! ¡Recuerden eso y aprovechen el ahora, recuerden eso y aprovechen el aquí, recuerden eso y vivan este día tomándose de Dios!

Reflexiona: “No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mí. Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya. Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús.” Filipenses 3:12-14
 
Ora: Señor, dame una visión eterna y un camino directo hacia Ti. ¡Ayúdame a vivir cada día como si fuera mi primero y mi último! Te lo pido en tu glorioso nombre. Amén.

Monday, January 14, 2013

Jan | 14 | H.D.B.2. (Hombres de blanco 2)

MARAVILLA

Hechos 1:10, 11b
Ellos se quedaron mirando fijamente al cielo mientras él se alejaba. De repente, se les acercaron dos hombres vestidos de blanco, que les dijeron:
Galileos, ¿qué hacen aquí mirando al cielo?


H.D.B.2. (Hombres de blanco 2)

Recuerden, aunque en nuestro versículo para hoy, estos ángeles están disfrazados como simples hombres, aunque han visto al ahora resucitado y triunfante Señor de los cielos y la tierra en Su trono, como así también la vasta e innumerable adoración y gozosa congregación del Altísimo. Ellos han visto las piedras de fuego, las criaturas vivientes, y sin duda ¡todas las maravillas del cielo han llenado sus ojos! Ninguna trilogía de otros mundos, o de medios mundos, puede comenzar a fantasear y expresar las maravillas de este reino angelical, como tampoco la maldad de su terrible guerra, la cual finalmente está llegando hacia su rápida y definitiva conclusión. Así pues, ¿qué estaban haciendo estas magníficas criaturas, disfrazadas ellas mismas como hombres comunes, con estos otros simples discípulos? ¿Eran acaso guardaespaldas de la ascensión? ¿Eran acaso el servicio aéreo especial de Dios, los Grupos Especiales angelicales, los Boinas Verde del Arcángel Gabriel? ¡Quién sabe! Su misión registrada, aquí y ahora, sin embargo, se ve muy claramente en el versículo, y esta es: “Cerrar las bocas abiertas y abrir los corazones cerrados al glorioso hecho del retorno del Señor Jesucristo, su Comandante en Jefe personal”.

Ahora, observen como estos seres de otra dimensión se dirigían a los discípulos. No como ‘Hijos del Altísimo’, no como ‘Apóstoles del Dios vivo’, no como ‘Discípulos Devotos’, no como ‘Amados del Señor’. ¡No! Ningún título preestablecido y especial, en absoluto. Sencillamente: ‘¡Hombres de Galilea, escuchen ahora!’

Verán, los ángeles, aunque siempre serán magníficos en comparación con nosotros, no habían recibido la comisión del Comandante en Jefe para ellos. No señor, ¡el Padre no les ha asignado a los ángeles la tarea de dar las buenas nuevas de Jesús! ¡No, nunca olvidemos eso! ¡Es nuestra misión, es la comisión dada a nosotros, los simples hombres y mujeres de Galilea el llevar este gran tesoro en nuestros corazones y lucirlo en nuestros labios! y debemos de alguna forma regocijarnos en el asombroso hecho de que tenemos este tesoro de las gloriosas buenas nuevas de Jesucristo, guardado en vasijas de barro, ollas viejas y vasijas desquebrajadas. ¿No es un honor, entonces, no es una maravilla que nosotros, simples hombres de Galilea, hayamos sido encargados de dicha tarea? ¡Sí, lo es! ¡y se nos ha confiado a nosotros! Así que como vasijas terrenales cargando este tesoro, no tenemos excusa para “quedarnos y callarnos” pues hemos recibido órdenes de parte del mismo Hijo resucitado de “¡ir, dar buen ejemplo, y testificar!”
Así pues, esta palabra de ánimo va a todos los que anhelan más de Jesús y buscan ansiosamente Su regreso: Quienesquiera que sean, simples hombres de Brighton, simples hombres de Louisville, hombres de Hollywood, hombres de Etiopía, hombres de América, ustedes, simples y maravillosos hombres de Galilea, “¡Él viene pronto! Así pues, ¡hagan lo que Él les dijo que hicieran!” ¡Vayan, den un buen ejemplo y testifiquen!

Reflexiona: “Pero tenemos este tesoro en vasijas de barro para que se vea que tan sublime poder viene de Dios y no de nosotros.” 2ª Corintios 4:7

Ora: La gloria, SEÑOR, no es para nosotros; no es para nosotros sino para Tu nombre, por causa de Tu amor y Tu verdad. Así que, ayúdanos ahora, querido Señor Jesús en Tu gran poder, para ir, para dar buen ejemplo y para testificar. Amén. (Salmos 115:1)

Sunday, January 13, 2013

Jan | 13 | Vive y Testifica

TESTIFICA

Hechos 1:8
“Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder y serán mis testigos tanto en Jerusalén como en toda Judea y Samaria, y hasta los confines de la tierra.”

Vive y Testifica


En el Reino, el poder del Espíritu Santo tiene un propósito fundamental: testificar, testificar cada vez más, testificar en todos lados, y el contexto de dicho testimonio es siempre el amor que transforma la vida. ¿Recuerdan cuando Clara Peller, se hizo famosa por el comercial de Wendy’s “¿Dónde está la carne?” y luego apareció en el comercial de ‘Salsa de Spaghetti Prego Plus’ diciendo: “¡La encontré!”, y Wendy’s la despidió diciendo: “Clara puede encontrar la carne en un solo lugar, y ese lugar es Wendy’s”? Bueno amigos, de igual manera, la capacidad para dar testimonio de manera efectiva y auténtica en ese poder amoroso, sólo puede encontrarse en Cristo. No se encuentra en ningún otro lado, en ningún universo o en ninguna otra dimensión. ¡Absolutamente en ningún lado! Amigos, el poder del amor sacrificial que los Cristianos poseen, ese que transfiere reinos y que transforma corazones, no reside en ninguna otra parte más que en el amor y la sangre de Jesucristo, su Señor.

¿Qué puede hacer este poder? Bueno, puede echar fuera demonios, puede dar vista a los ciegos, curar a los leprosos, hacer que los paralíticos caminen, partir las aguas, calmar tormentas, mover montañas e incluso, levantar muertos. Más difícil aún, ¡puede transformar completamente los corazones de las personas! ¿Ven? Es un poder completo sobre lo natural y un poder completo sobre lo sobrenatural. Por favor Dios, haz que poseamos, experimentemos y utilicemos este poder, esta ‘carne’ del Cristianismo y que veamos que esas cosas sobre las que leemos en las Santas Escrituras suceden entre nosotros, en nuestros días. ¡No nos conformemos con un Cristianismo corrompido y plagado de moscas; no nos conformemos con ‘tan poco’ cuando somos el ‘tan grande’ pueblo del que hablan las Sagradas Escrituras!

Sin embargo, amigos, en toda nuestra búsqueda y en todos nuestros deseos de ver tan poderosas maravillas entre nosotros, ¡nos hemos enfocado en los milagros más que en el Hacedor de los milagros! Recordemos también, cuál es el objetivo y la potencia de los milagros de Dios. El objetivo es el corazón y la potencia del poder es su tan magnífica habilidad, tanto para matar como para volver a la vida, todo al mismo tiempo; para cambiar a la crisálida en una mariposa en un momento glorioso en el tiempo. Hagamos que el poder siga entonces a la Palabra, y en ese poder, veamos los corazones de las personas transformados y a los secuaces del diablo mutilados. Que los corazones egoístas llenos de odio sean transformados en corazones de amor desinteresados, pues allí, en el corazón, es donde el Espíritu de Dios trabaja, si se lo permitimos, en una forma maravillosa.

Recuerden, este poder que cambia corazones de piedra en corazones de carne se encuentra sólo en el reino de Dios. Sólo Dios puede transformar a un asesino en un ministro, o a un ladrón en un filántropo. Sólo Dios puede abrir la egoísta sentina del corazón humano y volverla adecuada para recibir el amor más puro, y hasta volverla deseosa de compartir de ese verdadero amor. Después de todo amigos, ¡esto es poder real! ¡Este es el verdadero poder del Evangelio: una transformación y un amor sincero de los unos hacia los otros dentro de la iglesia, y un amor sincero para aquellos fuera de la iglesia! ¡Es por eso que Jesús lo llama “el único testigo verdadero”! Una transformación tan poderosa que orbita alrededor del amor desinteresado se encuentra bastante menos de lo que sería deseable en la iglesia del Dios vivo, y para ser realmente auténticos discípulos de Jesús, debemos no sólo experimentar sino también practicar poderosamente esta clase de amor poderoso y milagroso que transforma vidas. Creo que cuando llegamos a los fríos y espumosos ríos, tan difíciles de cruzar, de los turbulentos corazones de los perdidos que se han endurecido, nosotros, como el profeta de la antigüedad, debemos tomar tanto la Palabra como la oración, alzar nuestras manos a los cielos hacia el Espíritu Santo, quien es realmente el verdadero manto de Cristo caído sobre nosotros desde lo alto, y levantar tanto nuestro clamor como nuestro deseo sincero por los corazones de todos los que observan y de todos los que escuchan, gritando con todo nuestro espíritu…“¿Dónde está el Dios de Elías?” ¡Necesitamos el poder del amor, necesitamos el poder para amar y necesitamos la evidencia de ese único testigo verdadero entre nosotros, hoy!

Reflexiona: “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.” Juan 13:35

Ora: Padre, ven y quebranta mi corazón. Muéstrame mi vida. Guíame a un lugar de transformación, y ayúdame a encontrar Tu poder. Déjame encontrarte, mi Señor y mi Dios. Ven y quebranta mi corazón, lléname otra vez y ayúdame para que clame a ti, creyendo con fe, ante toda la fría e indiferente dureza que rodea la mesa de Tu bondad. Te lo pido en el poderoso nombre de Jesús. Amén.

Saturday, January 12, 2013

Jan | 12 | ¿Dónde está la carne?

EXAMINA

Hechos 1:8a
Pero cuando venga el Espíritu Santo sobre ustedes, recibirán poder.

¿Dónde está la carne?

Clara Peller, por ese entonces una octogenaria de cabello gris y un metro treinta centímetros de estatura, se convirtió en la vocera de la cadena de hamburguesas ‘Wendy’s’ al representar el rol de una anciana tosca que golpeó el mostrador de la hamburguesería del barrio y en voz alta formuló la pregunta inquisidora: “¿Dónde está la carne?”, y fue vista en toda Norteamérica de 1984 a 1985, en una serie de avisos comerciales muy populares. Más tarde, cuando Clara apareció en un aviso comercial para la ‘Salsa de Spaghetti Prego Plus’ diciendo: “¡La encontré!” Wendy’s la despidió diciendo, “Clara puede encontrar la carne en un solo lugar, y ese es Wendy’s”. ¿La gente quiere cualquier carne, o quiere el 100% de esa cosa que muge cuando uno la muerde? ¡Estoy hablando de carne de verdad aquí! Eso es lo que la gente quiere y ¿por qué no?

Eliseo, el conocido profeta de la antigüedad, pidió por algo difícil y eso era una doble porción del mismo Espíritu que habitaba en Elías, y cuando Elías, su mentor y amigo, fue llevado a los cielos y él no lo vio más (a propósito ¿les suena familiar?) Eliseo se arrodilló y levantó el gran manto caído del profeta, se dirigió al río Jordán, golpeó sus aguas con una fe expectante y gritando a viva voz dijo: “¿Dónde está el Dios de Elías?” Las aguas se dividieron ante él y pudo cruzar sobre tierra seca. ¡Allí estaba Él! ¡Seco y al otro lado! ¡Dios en verdad estaba con él! ¡Qué maravilloso!

Amigos, mucho más que el manto de Jesús ha caído sobre nosotros: ¡el mismo Espíritu Santo de Dios ha caído sobre la iglesia para habitar en ella por siempre! Aunque la verdad es que, al mirar a nuestro alrededor las “ofertas envasadas y congeladas”, cuesta creerlo. Sí señor, al mirar alrededor y ver a esos Cristianos superficiales y espiritualmente demacrados, en esta era Laodiceana, con esa mirada de perro sabueso como diciendo “por favor, venga y arroje arena en mi cara”, ¡cuesta creerlo!

Así que, permítanme que les pregunte hoy: ¿qué tan hartos están ustedes de que les arrojen arena en la cara? ¿Qué tan ansiosos están por tener algo de “músculo”, por algo de Cristianismo sustancioso? ¿Qué tan expectantes están? ¿Qué tanta fe tienen? Si son lo suficientemente valientes, queridos amigos, entonces quizá sea el momento de que se formulen esta pregunta con respecto a su iglesia y a ustedes mismos: “¿Dónde está la carne?” Adelante, examínense hoy y pregúntense: “¿Dónde está el Dios de Elías?” En la iglesia, miremos y digamos: “¿Dónde está el Dios de Elías?” En nuestras familias, miremos y digamos: “¿Dónde está el Dios de Elías?” ¡Adelante, levantémonos y digámonos a nosotros, preguntemos unos a otros, a nuestros líderes quienes enfocados en sus carreras caminan sólo a lo seguro, y gritemos: “¡suficiente de este substituto débil, insípido, patético y sin poder de Cristianismo Bíblico!” Grítenlo fuerte amigos, grítenlo fuerte y por mucho tiempo: “¿Dónde está la carne?” “¿Dónde está el Dios de Elías?” ¡Si hiciéramos esto, entonces quién sabe, quizá estas últimas generaciones podrían comenzar a experimentar la verdad del hecho de que Dios está, en verdad, aún con nosotros! Adelante, formulen hoy esa pregunta tipo ‘Clareliseo’… Vamos… ¡los desafío!

Reflexiona: “Porque nuestro evangelio les llegó no solo con palabras sino también con poder.” 1ª Tesalonicenses 1:5a

Ora: Muéstrame por qué soy tan débil, querido Dios, y luego hazme fuerte, oh Señor, te lo pido, en el poderoso nombre de Jesús. ¡Amén!

Friday, January 11, 2013

Jan | 11 | ¿Las gloriosas reuniones de Dios?

EXPECTACIÓN

Hebreos 10:24, 25
Preocupémonos los unos por los otros, a fin de estimularnos al amor y a las buenas obras. No dejemos de congregarnos, como acostumbran hacerlo algunos, sino animémonos unos a otros, y con mayor razón ahora que vemos que aquel día se acerca.


¿Las gloriosas reuniones de Dios?

Amigo, no me malinterpretes, hoy no estoy hablando de ninguna iglesia en particular, más bien estoy pintando un cuadro de muchas, demasiadas iglesias de las cuales he sido testigo tanto en cuanto a la fe como en cuanto a la acción. Iglesias que son sumamente correctas en su conducta, en sus reuniones y en su pacto, no obstante, son la clase de iglesia que yo he llamado: “Iglesias ¡Oh Dios mío, ayúdanos!”

Las reuniones de dichas congregaciones generalmente se basan en una interpretación literal de las Escrituras y, en nombre de la pureza, cualquier área (tanto interna como externamente) que ellos consideran que pudiera no estar en el Nuevo Testamento, es quitada, no sea que sea que vaya a ser ofensiva. No se permite que nada perteneciente a este mundo, a la carne y al diablo y, en especial, nada que no esté mencionado en la Biblia obstaculice la correcta e impecable pureza brillante del objetivo que persiguen, que buscan de forma tan regular y tan pronta, dos veces en los días Domingos y, especialmente en las reuniones de mitad de semana. No señor, esta gente es una muy eficiente máquina de guerra.

Magros en cuanto al crecimiento numérico y magros en la posibilidad de retener a los recién llegados y magros en la gordura de la vida espiritual próspera. Mezquinos en método, mezquinos en el semblante y, especialmente, mezquinos en su opinión de otros no tan apegados a la Biblia como ellos. Luchan por el predominio, luchan por el poder, se muerden unos a otros con murmuraciones, críticas demoledoras y una total ingratitud.

No obstante, allí están ellos, en número cada vez más pequeño, aún proclamando la verdad ‘una vez comunicada’, invitando a la gente a sus no tan gloriosas reuniones: “Sólo conéctate y ora”, dicen, “pon tu vida en orden y asegúrate de acatar todas las reglas, pactos y declaraciones de fe internas. Entonces representarás un estándar de calidad y serás un Cristiano bien aceptado”. Por el contrario, yo digo: “¡Dios nos ayude con esta clase de iglesias y, enhorabuena cuando mueran!”

Por favor hermanos, permítanme equivocarme hoy y, permítanme darles la oportunidad de ser gentiles conmigo hoy, porque tengo una observación qué hacer. Al haberme cuestionado y al haber deambulado por muchas reuniones de gente como ésta, tan particular, durante tanto tiempo, debo decir que jamás sentí la presencia cercana de Dios en ninguna clase de adoración corporativa, del tipo ‘Microsoft’: “conéctate y ora”. Puede que sea mi culpa pero, por favor, permítanme decir algo y luego ustedes serán los jueces. Lo que quiero decir es lo siguiente:

Las reuniones de los hijos de Su amor deberían saltar y estallar al sentir la presencia de Dios. El Cristiano debería añorar el momento de reunión de los santos, porque en ese momento y en ese lugar se manifestará en toda Su bondad gloriosa y llena de gracia, el maravilloso, cautivante y acogedor amor de Jesús. En ese momento y en ese lugar, en nuestras reuniones, Cristo en ti, la esperanza de la gloria, ¡se reunirá con nosotros para ministrarnos a cada uno personalmente! Sí, aun si somos nosotros quienes lo ministramos a Él ¡de tales gloriosas reuniones nos iremos, (finalmente y contra nuestra voluntad) tocados, desafiados y por sobre todas las cosas, resplandecientemente cambiados! Las personas y las perspectivas, las vidas y las relaciones, los hijos y las hijas, jamás serán los mismos porque Aquél que nos compró, vino cuando estábamos reunidos alrededor de Él y cuando lo hace, ¡oh amigos, cuando lo hace, nuestro testimonio será que “fue conmovedor, fue magnífico, fue una muerte sangrienta para el ‘yo’ que era pecador, fue un río de esperanza de color rojo corriendo con lágrimas de arrepentimiento; fueron olas y más olas de liberación gloriosa; fue un cambio de vida, fue un cambio en la marea y una destitución del tirano; fue el derrocamiento del hombre interior mientras torrentes tumultuosas de gracia sobre gracia, derramándose sobre nuestras cabezas y fluyendo sobre nuestros rostros, nos sacudieron con agradecimiento hasta el fondo de nuestro ser! ¡Sí! ¡Fue la revolución, fue la liberación y, oh mi Dios, fue santo, santo, santo!”.

Amigos, ¡nuestras reuniones deberían ser gloriosas! Así que permítanme preguntarles hoy dos cosas: ¿Cuando van a la iglesia esperan que Dios se les una? Si esto no sucede en sus reuniones, ¿qué van a hacer al respecto? Mi consejo para ustedes, por el bien de sus corazones es: ¡o saquen al infierno de allí! o bien ¡aléjense de allí!

Reflexiona:Ahora me alegro en medio de mis sufrimientos por ustedes, y voy completando en mí mismo lo que falta de las aflicciones de Cristo, en favor de su cuerpo, que es la iglesia. De ésta llegué a ser servidor según el plan que Dios me encomendó para ustedes: el dar cumplimiento a la palabra de Dios, anunciando el misterio que se ha mantenido oculto por siglos y generaciones, pero que ahora se ha manifestado a sus santos. A éstos Dios se propuso dar a conocer cuál es la gloriosa riqueza de este misterio entre las naciones, que es Cristo en ustedes, la esperanza de gloria.” Colosenses 1:24-27

“Pero Tú eres santo, Tú eres rey, ¡Tú eres la alabanza de Israel!” Salmo 22:3


Ora: ¡Ojalá rasgaras los cielos, y descendieras! ¡Las montañas temblarían ante ti, como cuando el fuego enciende la leña y hace que hierva el agua! Así darías a conocer Tu nombre entre tus enemigos y ante Ti temblarían las naciones! ¡Que así sea, en el nombre de Jesús! ¡Amén y Amén! Isaías 64:1-2