Saturday, August 31, 2013

Aug | 31 | Cantando canciones a medianoche

RESISTIR

Hechos 16:37  
Pero Pablo respondió a los guardias: ¿Cómo? A nosotros, que somos ciudadanos romanos, que nos han azotado públicamente y sin proceso alguno, y nos han echado en la cárcel, ¿ahora quieren expulsarnos a escondidas? ¡Nada de eso! Que vengan ellos personalmente a escoltarnos hasta la salida.

Cantando canciones a medianoche

Pablo había conocido al grupo de mujeres junto al río en Filipos. Lidia había recibido el mensaje de la salvación con gozo y ella, junto a toda su casa, se habían bautizado. Pablo habiendo sido invitado a su casa, ¡acampó con el grupo de hombres que traía en la casa de ella! Pablo iba todos los días a orar a la sinagoga y también todos los días era acosado por una muchacha poseída por demonios que los seguía gritando, proclamando la misión de Pablo, su mensaje y su propósito. Después de muchos días, Pablo debe haber juzgado que esto se estaba convirtiendo en “propaganda poco conveniente”. Entonces, volviéndose a ella y hablándole al espíritu de adivinación dentro de ella, lo echó fuera en el nombre del Señor Jesús. La esclava está libre ahora pero incapaz de llevar a cabo su anterior y lucrativo trabajo. Sus dueños, por lo tanto, han perdido una buena entrada ¡y no están muy contentos! En venganza, estos agitan a una acalorada multitud, en presencia de los magistrados locales, quienes escuchando solamente las acusaciones y no la defensa, pública y violentamente despojan a Pablo y a Silas de sus ropas, mandan azotarlos con varas y los arrojan en prisión.

Desnudos, terriblemente llenos de moretones y de golpes, y con sus pies en el cepo, Pablo y Silas cantan canciones a medianoche. Después de unos terremotos afuera y otros adentro de la cárcel, el carcelero de guardia y toda su familia son salvos y se bautizan…todo en una noche.
Llega la mañana. El abuso y la locura de los magistrados ya ha pasado, ha sido satisfecha la venganza de los amos de la esclava, y la multitud se ha dispersado. Una vez más, todo está bien en Filipos, excepto que el terremoto de la noche, que ha estremecido la ciudad y liberado a los prisioneros, había sido considerado probablemente, como un augurio de juicio contra los magistrados de Filipos. Al despertar, muy temprano por la mañana, los magistrados le mandan decir al carcelero que suelte a Pablo y a Silas.

El nuevo cristiano, el carcelero salvo, está obviamente contento y dice, “ahora salgan y vayan en paz”. Por supuesto, Pablo, ante el nuevo creyente y sobre todo con el deseo de mantener la paz, le dará un buen ejemplo, pondrá la otra mejilla y saldrá corriendo por donde vino. ¡Ni soñarlo! ¡No! Sorpresa, sorpresa porque con un destello de fuego, “Pablo el resentido” completamente arraigado en las Escrituras dice “‘Noah waya Hosea!’ ¡que vengan ellos mismos a sacarnos! Que sean ellos los que se apuren y corran, ¡esto es vergonzoso! Pablo quería que toda la ciudad viera cómo los errados magistrados se humillaban por sus procedimientos ilegales y vieran también que ellos, cristianos inocentes, habían sido condenados injustamente.

Amigos, aquí debemos notar tres cosas:

Primero, que la batalla en la que nos encontramos es intensa. Es una batalla que se libra en los niveles físicos, materiales, magisteriales, económicos y espirituales. Es un frente de batalla que incluye todas las dimensiones.

En segundo lugar, que Dios espera que sus siervos resistan las tribulaciones. ¡Pareciera ser que estos cantantes trasnochadores desnudos y llenos de golpes que no salieron corriendo cuando tuvieron la oportunidad, fueron los únicos que pudieron atraer la atención de este endurecido carcelero!

Finalmente, y lo más maravilloso es que, a pesar y debido a todos estos acontecimientos dramáticos, ‘la casa púrpura’ de Lidia se está convirtiendo rápidamente en ‘la casa llena de gente’, de Lidia. Jesús a través de todo esto, está edificando su iglesia.

Medita: “Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo”. 2ª Timoteo 2:3(VRV)

Ora: Señor en toda nuestra resistencia envíanos visiones de oro, cestas de frutas y mensajes del cielo. Ven y camina sobre nuestros senderos obedientes; ven y sacude la tierra ante nosotros, oh Dios. En el nombre de Jesús. Amén.


Friday, August 30, 2013

Aug | 30 | Equipando a la iglesia

PERSISTENCIA

Mateo 10:34  
“No crean que he venido a traer paz a la tierra. No vine a traer paz sino espada.”

Equipando a la iglesia

Los Húsares fueron originalmente tropas de caballería organizadas por Matías Corvino en 1458 para combatir a los Turcos. El nombre Húsar, que significa “veinte” indicaba que un hombre de cada veinte habitantes era obligado a ir al servicio militar. Mucho tiempo atrás, la necesidad en el Ejército Británico de una caballería ligera con mayor movilidad que la de los Dragones, llevó a la formación de varios regimientos Húsares. Actualmente, por supuesto, todos los regimientos de caballería ligera se han convertido en brigadas armadas.

Con su introducción en los ejércitos europeos, los Húsares se convirtieron en los guerreros increíblemente valientes y violentos que salían en oleadas contra las escuadras de lanceros y mosqueteros en marcha. Tuvieron gran éxito, ya que sus lanzas eran más ligeras y más largas que las lanzas promedio. Ciertamente, los Húsares Polacos derrotaron constantemente fuerzas mucho mayores teniendo muchas menos bajas que cualquier otra fuerza de caballería. Los Húsares avanzaban con fuerza aterradora sobre el enemigo, comenzando a moverse primero caminando, luego trotando y después galopando. Un escritor describió un ataque de los Húsares de la siguiente forma:

“Lo vimos…los Húsares soltaron sus caballos. ¡Dios, que poder! Corrían a través del humo y el sonido era como mil herreros golpeando con mil martillos. ¡Lo vimos…*!@$%! Las lanzas élites se curvaban hacia adelante como tallos de centeno, impulsados por una gran tormenta, ¡curvados en gloria! ¡El fuego de las armas relumbra ante ellos! ¡Se abalanzan contra los Suecos! Chocan contra los riters suecos… ¡los arrollan! Chocan contra un segundo regimiento – ¡arrollados! La resistencia cae, se disuelve; ellos se mueven hacia adelante tan fácilmente como si estuviesen haciendo un desfile en una gran avenida. ¡Ya pasaron sin esfuerzo por enmedio de todo el ejército! Su próximo objetivo: el regimiento de hombres de caballería, donde está el Rey Sueco Carol. ¡Y la guardia está temblando!”

Valentía calculada, repetitiva, rápida y persistente parece resumir el éxito del ataque de los Húsares.

Ahora amigos, sabemos que Dios tiene muchos tipos de armas en Su arsenal. También sabemos que El tiene diferentes tipos de soldados. El personal adecuado, para el trabajo adecuado, con las armas adecuadas, en el momento adecuado. Yo supongo que en el ejército del cielo no solamente hay conductores de carros de a caballo, sino también compañías de Húsares. También soy de la opinión de que en la iglesia militante de hoy, necesitamos Húsares que irrumpan sobre los bien organizados y marchantes ejércitos del infierno.

El tenor de las Escrituras es claro. La persistencia y el valor son las señales del día. Quizás si solamente uno de veinte de nosotros tomara alguna arma más ligera y más larga y atacara con persistente intensidad contra los lanceros y mosqueteros del diablo, el destrozo de Micmas y la caída de Jericó ¡ocurrirían con más frecuencia! Amigos, ¿dónde están los Húsares del Rey, el día de hoy? ¿Dónde están?

Medita: “Así que toma las flechas, añadió. El rey las tomó, y Eliseo le ordenó: ¡Golpea el suelo! Joás golpeó el suelo tres veces, y se detuvo. Ante eso, el hombre de Dios se enojó y le dijo: Debiste haber golpeado el suelo cinco o seis veces; entonces habrías derrotado a los sirios hasta acabar con ellos. Pero ahora los derrotarás sólo tres veces.’” 2ª Reyes 13:18-19

Ora: Señor, ayúdame a ser persistente en atacar las filas de los enemigos que avanzan, para que puedan ser verdaderamente derrotados y desviados, porque sé que las puertas del infierno no vencerán a tu iglesia militante. Amén.


Thursday, August 29, 2013

Aug | 29 | Aprendiendo a tocar el laúd

DIFERENTE

Mateo 22:9  
Vayan al cruce de los caminos e inviten al banquete a todos los que encuentren.

Aprendiendo a tocar el laúd

En siglos pasados, si uno quería ser poeta, uno tenía que ser también músico. La parroquia de San Aldhelms, Walmington on Sea, puede haber sido ficticia, pero el santo no lo fue. Aldhelm fue un ídolo pop de sus días, y escribía poesía en métrica tanto latina como anglosajona, poniéndole música a muchas de sus composiciones. A pesar del hecho de que ninguna de sus canciones (que aparentemente eran populares en tiempos del Rey Alfredo el Grande) ha sido preservada, su leyenda, sin embargo, ¡sigue viva!

Las canciones de Aldhelm deben haber sido buenas porque él las utilizaba como ‘carnada’. Dice la historia que cuando Aldhelm se dio cuenta que a su congregación le costaba trabajo ir a la iglesia, se paraba al final de un puente y cantaba canciones para ganar una multitud de oidores y una vez que la tenía, ¡ponía a un lado el laúd y comenzaba a exhortarlos sobre los asuntos eternos y sagrados! Me gusta este enfoque de “lo que sea necesario hacer”. Me atrevo a decir que San Aldhelm fue un “santo sensible y buscador ”.

Uno de mis amigos queridos y antiguo mentor ha sido misionero y ha predicado al aire libre por muchos años. Sin embargo, si John Howarth comenzara a cantar, asustaría a las multitudes antes de tener la oportunidad de hablar de lo sagrado y lo Divino. No, su método y el método de muchos de los que predican al aire libre es utilizar un gran mural para dibujar. Con esto y algo de pintura, ellos se ponen un algún centro comercial o en una calle atestada de gente y comienzan a pintar. No dicen una palabra. Créanlo o no, esta actividad silenciosa atrae una multitud y cuando ya hay suficientes personas reunidas, ellos se vuelven de su pintura y con rápidas pinceladas, la audiencia escucha el Evangelio y lo ven en vivo ante sus ojos en el lienzo. ¡Lo que sea necesario hacer!

Conozco a otro hombre que usaba una extraña combinación de milagros y narración de historias para predicar las buenas nuevas. Milagros indiscutibles uno tras otro e historias una tras otra. Esto lo metió en problemas con todo tipo de gente, especialmente con los religiosos, pero a final de cuentas, funcionaba. ¡Lo que sea necesario hacer!

Amigos, tenemos que reunir primero a una multitud antes de contarles acerca de lo eterno, lo sagrado y lo Divino. Después de todo, esta es nuestra misión, decirle a la gente acerca de Jesús, para que Él llegue a tener Su cielo lleno hasta desbordarse. Entonces quizás hoy debamos comenzar a aprender a tocar el laúd. ¡Lo que sea necesario hacer!

Medita: “Así que los siervos salieron a los caminos y reunieron a todos los que pudieron encontrar, buenos y malos, y se llenó de invitados el salón de bodas.” Mateo 22:10

Ora: Señor, sácame de mi rutina y de mi estrechez de pensamientos. Persuádeme a salir de mis esquinas y envíame a pescar al otro lado de mi bote para que mis noches actuales de trabajo infructuoso se tornen en mañanas de abundancia y plenitud. Enséñame oh Dios, a tocar el ‘laúd’. Lo pido, Señor, para tu gloria. Amén.


Wednesday, August 28, 2013

Aug | 28 | La Canción del Hijo

AMOR

2 Samuel 1:26 
¡Cuánto sufro por ti, Jonatán, pues te quería como a un hermano! Más preciosa fue para mí tu amistad que el amor de las mujeres.

La Canción del Hijo

Nuestro versículo de hoy proviene de los últimos versos de una canción titulada “La Canción del Arco”. Era enseñada y por lo tanto, bien conocida en todo Judá como un lamento tanto del Rey Saúl como de su hijo Jonatán. Sin embargo, el título traiciona su verdadera intención y propósito, que es acerca del gran amor del corazón del Rey David: Jonatán.

David amaba a Jonatán y su amor por el era constante, valioso, fiel y verdadero. Jonatán, que significa “Jehová ha dado” era un comandante valiente y emprendedor en el ejército del Rey. Jonatán era firme y mostraba una temerosa determinación con una increíble fe. Por ejemplo, sin nadie saberlo y con la única ayuda de su escudero, atacó el cuartel opresor filisteo en Micmas y le causó tal estrago que el pánico hizo presa de todo el ejercito filisteo que estaba ahí, e Israel fue liberado.

Jonatán se convirtió en el mejor amigo de David, después que éste derrotara al gigante Goliat de Gat, y para ratificar su pacto de amistad, Jonatán le dio a David su túnica, su espada, su arco y su cinturón. Por eso está escrito: “...el alma de Jonatán quedó ligada con la de David, y lo amó Jonatán como a sí mismo.” 1ª Samuel 18:1b (VRV). Aquí tenemos una imagen del deseo de Cristo para Su pueblo, y de lo que Cristo desea de Su pueblo. Para aquellos que pueden oir, esta es la pista de acompañamiento a esta “Canción del Arco”, y es llamada la “Canción del Hijo”. ¿Pueden escucharla?

Jonatán fue el más valiente de los guerreros y cuando encontró en David (entre los miles y miles de todo Israel) un guerrero más valiente que él, ¡Jonatán literalmente se enamoró de él! Estoy convencido que cuando nosotros los Jonatanes nos encontremos con el Rey Jesús, el más grande guerrero y lo escuchemos, lo escuchemos cantando Sus canciones de amor por nosotros, también nos enamoraremos perdidamente de El. Jonatán se despojó de sus mejores galas y de su armadura y se las dio a David. La armadura de Saúl no le hubiese quedado a David, pero la de Jonatán le quedaba perfecta. ¿Comprenden esto? El verdadero amor le queda perfectamente bien al Salvador.

Quisiera decirte “Hijo mío, lo mejor que puedes hacer hoy es escuchar al guerrero gigante, verlo a Él, enamorarte de Él, darle todo lo mejor que tengas y seguirle en un pacto de amor”. Jonatán agradó a David más que ningún otro hombre en la Tierra. Dime hoy ¿cuán ardiente es tu amor por Jesús, el Gran David? Querido amigo, agrada a Jesús más que a ningún otro hombre en la tierra, hoy y por el resto de tu vida.

Medita: “Jonatán, por su parte, entabló con David una amistad entrañable y llegó a quererlo como a sí mismo.”

Ora:
Glorioso Cristo, Rey de lo creado,
Hombre y Dios, te doy loor;
Quiero amarte, mi dulce amigo,
Corona mía y Salvador.

Bello es el campo, más aún los bosques
En la estación primaveral; Cristo es más bello,Cristo es más puro, que al alma triste gozo da.

Bella es la luna, es el sol más bello,
Y las estrellas, sin igual;
Pero el Cristo es quien más brilla
En todo el Reino celestial.

Bellas las flores, bello es el hombre
En su lozana juventud;
Más su belleza pronto perece,
Sólo es eterna en Jesús.

De tierra y cielo toda la hermosura
Se muestra en Cristo, mi Señor;
Nadie merece cual Jesucristo
Nuestra alabanza y nuestro amor.


Tuesday, August 27, 2013

Aug | 27 | Creando pies ‘besables’

FIEL

Romanos 10:15b  
“Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!”

Creando pies ‘besables’


“Walmington-on-Sea, un pueblo imaginario de la costa sur cercano a Eastbourne, fue el escenario para las aventuras de la Segunda Guerra Mundial de un grupo peculiar de hombres quienes, debido a su edad u otra discapacidad, no podían ser reclutados en los servicios de combate, y se alistaron como Voluntarios de Defensa Local (VDL), formando parte de la última línea de defensa británica que se conoció coloquialmente como “El Ejército de Papá”. El Cabo Jones pudo haber sido el líder del pelotón, pero el comandante por excelencia, fue el Capitán Mainwaring. Uno de sus muchos (y afortunadamente registrados) discursos, se refiere a la imponente responsabilidad que todo soldado de cualquier edad, tiene de cuidar sus pies. Desde el pasillo de la iglesia de San Aldhelm Walmington-on-sea, el capitán se dirigió en una ocasión a sus tropas con las siguientes palabras: “Y para resumir, cualquiera que sea el medio de transporte que utilicemos, ya sean bicicletas o camionetas u otras formas de transporte vehicular, al final, todo se reduce a una cosa: Tres Ps”

Pies rápidos
Pies funcionales
(y por último, pero no menos importante)
Pies sanos
Un soldado es inútil sin sus pies


¡Qué verdad tan increíblemente inspiradora y qué palabras tan profundas fluyeron de la boca de este el más intrépido y ficticio capitán de los hombres! ¡Un soldado es inútil sin sus pies! Fíjense bien: ¡Aun un tonto y un insensato presuntuoso conoce la importancia de cuidar los pies!

Entonces querido amigo, ¿estás cuidando tus pies? ¿Son pies rápidos, que se apresuran para obedecer al Maestro, llevando a cabo lo que El te ha dicho que hagas? ¿Son pies funcionales? En otras palabras, ¿te sostendrán? ¿Te mantendrán inamovible y firme y siempre abundando en la obra del Señor? ¿Están sanos tus pies? ¿Libres de enfermedades, de mal olor, saludables, sin grietas?

Cuida hoy tus pies, porque si la mala condición de ellos te impide pelear la buena batalla, entonces no podrás estar en las líneas del frente de la guerra.

Medita: : “Uno de los fariseos invitó a Jesús a comer, así que fue a la casa del fariseo y se sentó a la mesa. Ahora bien, vivía en aquel pueblo una mujer que tenía fama de pecadora. Cuando ella se enteró de que Jesús estaba comiendo en casa del fariseo, se presentó con un frasco de alabastro lleno de perfume. Llorando, se arrojó a los pies de Jesús, de manera que se los bañaba en lágrimas. Luego se los secó con los cabellos; también se los besaba y se los ungía con el perfume. Al ver esto, el fariseo que lo había invitado dijo para sí: Si este hombre fuera profeta, sabría quién es la que lo está tocando, y qué clase de mujer es: una pecadora.” Lucas 7:36-39

Ora: Señor, mis pies están en “malas condiciones”. Por favor, sánalos y enséñame cómo mantenerlos frescos, lavados, fragantes, atractivos y ‘besables’. Que el mensaje que ellos lleven sea de un olor y un sabor dulce, para aquellos que estén en necesidad. Amén.


Monday, August 26, 2013

Aug | 26 | Aferrados

PERSEVERANCIA
 

Apocalipsis 3:8b  
Ya sé que tus fuerzas son pocas, pero has obedecido mi palabra y no has negado Mi nombre.
 
AFERRADOS

El Cabo Jones, líder del pelotón más tranquilo que haya existido y veterano de la Guerra de Crimea, sabía que el enemigo “los quería muertos!” (¡y nosotros podemos decir un Amén a eso!). El altamente condecorado y muy elocuente (una vez que le daban permiso para hablar) Cabo Jones, se hubiese identificado mucho con el siguiente poema de Rudyard Kipling, titulado “Columnas de Infantería”.

Hoy le dedico este poema a los millones de hombres y mujeres fieles, que se levantan a la misma hora cada mañana y viajan hasta el mismo trabajo cada día y quienes con sus fieles y constantes vidas, dan un gran testimonio de Jesús, todos los días.

(Leerse con ritmo de marcha):

¡En pie estamos, estamos , estamos sobre África –
En pie, pie, pie, pie estamos sobre África –
(Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo)
No, jamás daremos, tregua en la batalla!

No-no-no-no-veas hacia el frente.
Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
Hombres-hombres-hombres-hombres-hombres veanlos de frente
¡No, jamás daremos, tregua en la batalla!

¡Trata-trata-trata-trata de pensar en algo diferente –
Oh Dios mío – nunca Tú permitas que me vuelva loco!
Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
¡No, jamás daremos, tregua en la batalla!

Cuenta-cuenta-cuenta-cuenta-las balas en las cananas.
Si-bajas-tus-ojos, seguro-te-atrapan!
Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
¡No, jamás daremos, tregua en la batalla!

Sí podemos soportar hambre, sed y no dormir,
Pero no-no-no-no el verlos justo aquí
Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
¡No, jamás daremos, tregua en la batalla!

Si durante el día, nos falta compañía
Ya la noche trae, sus cuarenta millones
Botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
¡No, jamás daremos, tregua en la batalla!

Seis semanas he marchado lo puedo asegurar
No es que tema al diablo, a la noche o nada más,
Sino a botas-botas-botas-botas-arriba y hacia abajo
¡Pero no, jamás daremos, tregua en la batalla! 

 
Amigos, cuando su llamamiento y su obediencia a éste, conlleve a menudo a la aburrida previsibilidad de la rutina diaria, sepan que a pesar de la falta de emoción y terror, ustedes se encuentran en circunstancias muy conocidas y exigentes. El llamado, el testimonio constante, y un cuidadoso andar exigen un perseverancia fiel y dedicada que no se quedará sin recompensa, porque no hay nada más exigente que la rutina diaria. Sigan persistiendo, queridos amigos, ¡sigan persistiendo!

Medita: “Ya que has guardado mi mandato de ser constante, yo por mi parte te guardaré de la hora de tentación, que vendrá sobre el mundo entero para poner a prueba a los que viven en la tierra. Vengo pronto. Aférrate a lo que tienes, para que nadie te quite la corona.” Apocalipsis 3:10-11

Ora: Oh, Señor, permite que no me refugie en lo mundano, y no permitas que mi corazón fallezca en el extenuante y aparente vacío de mis días que pasan como columnas de infantería, sin dirigirse a ningún lugar. En ese lugar donde Tú me has llamado a ser constantemente fiel en la rutina diaria, dame el poder de perseverar en agradarte. Concédeme el calor de tu mano, a mi espalda y el gozo de Tu presencia en mi rostro, porque fuiste Tú quien me llamó a este lugar. Ayúdame a aferrarme a esto. En el nombre de Jesús te lo pido, ¡Amén!


Sunday, August 25, 2013

Aug | 25 | Aviones, trenes y automóviles

CONFIANZA

1 Tesalonicenses 2:17-18  
Nosotros, hermanos, luego de estar separados de ustedes por algún tiempo, en lo físico pero no en lo espiritual, con ferviente anhelo hicimos todo lo humanamente posible por ir a verlos. Sí, deseábamos visitarlos —yo mismo, Pablo, más de una vez intenté ir—, pero Satanás nos lo impidió.

Aviones, trenes y automóviles

Lo que el realmente quería era pasar el Día de Acción de Gracia con su familia. Lo que consiguió fue pasar tres días con el pavo”. Así dice la coletilla de esta comedia realizada en 1987 con la actuación de John Candy, un detestable vago vendedor ambulante de aros para cortinas y Steve Martin, un inmaculado y nervioso ejecutivo de publicidad. Esta historia utiliza los horrores de viajar para revelar cómo pueden las circunstancias unir dos almas solitarias. Una de ellas tan nerviosa que no puede ver su soledad a través de las estrechas hendiduras de su alma, y la otra tan herida y en estado de negación que le duele reconocerlo.

Los dos personajes principales del filme son más parecidos de lo que ellos piensan, y afortunadamente el curso de los acontecimientos los reúne de modo que puedan aprender a ver con más profundidad y al hacerlo, ser liberados, sanados, ayudados y finalmente encontrarse unidos. Pienso que Dios es así, en otras palabras, utiliza todas las cosas para alcanzar Su propósito, incluyendo los aviones, los trenes y (especialmente en mi vida) los automóviles. Pues odio que otras personas me ayuden y Dios lo sabe y crea las circunstancias de modo que ¡tengo que recurrir a la ayuda de otras personas! ¿Por qué tengo este problema con la ayuda de otras personas? Bueno, se debe a que me siento tan vulnerable y también tan en deuda con el que me ayuda ¡y de nuevo tan enojado por no poder hacer nada! Sin embargo, Dios siempre parece hacer caso omiso y desestimar estos sentimientos míos, ¡incluso no los toma realmente en cuenta! “¿Como hace Él esto?” Podrían preguntar ustedes, y yo respondería: “Lo hace permitiéndome comprar automóviles que se descomponen públicamente en el momento menos apropiado”. ¡Que les parece eso para culpar a Dios!

La palabra “impedir” en nuestro versículo de hoy es la traducción de la palabra griega “enkopto” que significa literalmente “cortar algo” y se utilizaba como “impedir” a las personas al “cortarles el camino” y por lo tanto “detenerlas” innecesariamente. Entonces, si no soplan los vientos y los veleros no navegan; o si el automóvil no arranca y esto te desespera; o si viajar en avión se torna difícil y debes cancelar tu vuelo, y algo similar te ocurre en el tren… entonces amigo mío, quizás, solo quizás, ¡Satanás te esté obstaculizando el camino! Tal vez está interfiriendo en tu agenda y en los planes que tú tenías. Esta vez no es Dios quien te está restringiendo, o haciéndote retroceder, oh no, ¡es el enemigo quien está tratando de detenerte!

Nos encontramos en una batalla, y ciertamente enfrentamos resistencia una y otra vez, sin embargo amigos, ¡no importa! Sí, cuando esto ocurre ¡les digo que no importa y no se preocupen! Pues incluso si tu alternador está poseído por el diablo o tu mecánico no entiende muy bien las matemáticas, Dios todavía tiene el control y está desarrollando Sus propósitos supremos de amor. Amor por ustedes y por los demás. Puede parecer que Satanás está destruyendo tus planes de viaje ¡pero Dios los está ‘componiendo’ para bien! Créelo.

Entonces, si encuentras que la carretera por la que viajas esta mañana está en reparación, y ves a Satanás con un casco en la cabeza y un pico y una pala en las manos, burlándote mientras tú golpeas con los puños el volante, no te dejes abatir. Observa cómo Dios con toda tranquilidad llega a la carretera y coloca su propia señal que dice: “Camine con cuidado, porque la verdad, ¡es que es tu Padre Soberano quién realmente está haciendo Su trabajo aquí!

Reflexiona: “Para los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, para los que conforme a su propósito son llamados” Romanos 8:28(VRV)

Ora: Imparable, Todopoderoso y siempre amante Padre. Incluso si hubiese una sola rueda en mi carro, Tú oh Señor, me llevarás a donde Tú quieres que yo esté. Entonces cálmame, enséñame y ayúdame hoy, te lo ruego en el nombre de Jesús. Amén.


Saturday, August 24, 2013

Aug | 24 | Desinteresados, desligados y en última instancia, inefectivos

PARTICIPA

Tito 3:1-2 
Recuérdales a todos que deben mostrarse obedientes y sumisos ante los gobernantes y las autoridades. Siempre deben estar dispuestos a hacer lo bueno: a no hablar mal de nadie, sino a buscar la paz y ser respetuosos, demostrando plena humildad en su trato con todo el mundo.

Desinteresados, desligados y en última instancia, inefectivos

En nuestro versículo de hoy “hablar mal de” es una traducción de la palabra griega “Blasfeemein”. ¡Exacto, blasfemar! Es posible maldecir, decir palabrotas, y usar un lenguaje grosero y desagradable contra otras personas. Es posible blasfemar de otras personas, ¡principalmente si son políticos! Creo que ese es el contexto de la advertencia relacionada con este “hablar mal de”. El texto de hoy parece estar diciendo: “Obedezcan a sus gobernantes, a las autoridades, a sus políticos, y no los blasfemen”. ¡Entonces aquí tenemos un desafío! ¡En verdad es un desafío! Particularmente dentro de la sociedades libres y democráticas. Especialmente cuando todos ellos han estado metidos en algún fraude. Bueno, casi todos.

En mi país de origen, nuestra forma de debate político a través de los años ha sido siempre de confrontación. En Inglaterra, el piso de la Cámara de los Comunes tiene dos espadas desenvainadas que se enfrentan. El gobierno y la oposición, sentados en bancos opuestos, a menudo van más allá de investigar y analizar para caer en ataques verbales y hacer pedazos y ridiculizar a los otros miembros. Por supuesto, siempre de la forma más cortés al hablar. De hecho, coloque delante de cualquier planteamiento la frase “El honorable miembro...” y usted puede proceder a destripar amablemente a cualquiera con el que usted no esté de acuerdo. Este tipo de ambiente verbal violento es la esencia de la política actual; si no lo cree, pregúntenle a cualquier locutor de radio de esos que hacen programas en vivo.

Además de esto, algunos Presidentes y Primeros Ministros han garantizado con su doble juego, sus vidas sucias y sus acciones groseras y repulsivas, atraer maldiciones sobre ellos y sobre los países que representan. Es difícil no hablar mal de tales personas, ¿no es cierto? Pero vamos más allá. ¿Qué me dicen de no hablar mal de líderes como Hitler, Nicolae Ceausescu, Stalin, Idi Amínn, Pohl Pot, o Saddam Hussein? La lista sigue, pero permítanme preguntarles, ¿estuvo bien hablar mal de ellos?

La iglesia y sus miembros deben ser los baluartes de toda comunidad, reconociendo la soberanía de Dios y Su administración de proteger el bien y castigar el mal. Sin embargo, también estamos llamados a discernir cuando los gobiernos protegen el mal y castigan el bien. Cuando esto ocurre, o sea cuando se recompensa el mal y se castiga el bien, nuestra respuesta como individuos, comunidades y naciones ante una calamidad tal será difícil, desconcertante y un tanto divisiva, principalmente dentro de nuestras propias comunidades de fe. ¡Al menos la historia nos ha enseñado esto! Sin embargo, si frente a tal enfermedad del orden social, nosotros como Cristianos vamos a adoptar simplemente una actitud de esconder la cabeza en un hueco, mostrando un desdén espiritual por este mundo, daremos la impresión de estar tan desinteresados que los oponentes de la verdad y de Dios ¡con seguridad nos pasarán por arriba! También daremos la impresión de estar totalmente desligados del mundo real y por lo tanto, ante nuestros vecinos, estaremos impotentes, privados de nuestros derechos y en consecuencia absolutamente inefectivos para llevar a cabo cualquier buen trabajo.


Toda comisión, consejo comunitario, partido político o plan vecinal de cualquier índole necesita la participación de Cristianos fuertes y amables, honorables y humildes, que hablen la verdad y trabajen bien, pues podemos estar seguros de que si no lo hacemos “el mal triunfará cuando los hombres de bien no hacen nada”. Con verdad, bondad y honor involucrémonos plenamente en la esfera política de la comunidad, y también a niveles locales y nacionales.

Reflexiona: “De Isacar: doscientos jefes y todos sus parientes bajo sus órdenes. Eran hombres expertos en el conocimiento de los tiempos, que sabían lo que Israel tenía que hacer. De Zabulón: cincuenta mil hombres listos para tomar las armas, preparados para usar cualquier clase de armamento y dispuestos a luchar sin cuartel en favor de David.” 1ª Crónicas 12:32-33

Ora: Señor, en todas las áreas de nuestras vidas, desde las comunidades locales hasta la política nacional e internacional, pedimos a gritos el surgimiento y revelación de los hombres de Isacar; los ungidos que entienden los muchos tipos de huracanes y tornados que el fin de los días traerá sobre nosotros. Señor, ayúdanos a tomar parte en el poder profético. Amén.


Friday, August 23, 2013

Aug | 23 | ¿Cabezas o colas?

PROSPERIDAD

Deuteronomio 28:33b  
Para ti sólo habrá opresión y malos tratos cada día.


¿Cabezas o colas?

Los montes Gerizim y Ebal son dos montañas de Samaria ubicadas en las caras opuestas del valle que albergaba el antiguo pueblo de Siquem. El valle circundado por estas montañas mide entre 180 a 280 metros de ancho y más de cinco kilómetros de largo. Estas dos montañas se convirtieron en el escenario de la gran declaración de interdependencia de la cual nuestro versículo de hoy es sólo una pequeña parte. Aquí Dios expone Su pacto, las bendiciones de la obediencia y las maldiciones de la desobediencia ante la recién estrenada nación de Israel que escuchaba con mucha atención. ¡Es un pacto tremendo! Mientras millones de personas permanecían en el valle, la consecuencia de la desobediencia rugía desde la cima del Ebal y caía como un rayo devastador sobre sus corazones. Sin embargo, desde la cima del Gerizim, palabras acerca de las bendiciones de la obediencia caían sobre sus cabezas arrepentidas. Con una impresionante alta fidelidad y sonido estereofónico, se le hizo saber la terrible declaración del antiguo pacto a la nueva y expectante nación.

Nuestro versículo de hoy resume las consecuencias de las maldiciones en el monte Ebal; y déjenme decirles que vivir contínuamente oprimido y aplastado es, sin lugar a dudas, una muy amarga maldición. Entonces aquí está el problema amigos, pues muchísimos hijos de Dios podrían utilizar este pequeño versículo como el resumen de sus propias vidas y un testimonio de cómo se sienten en lo más profundo de su ser, o como una afirmación verdadera de cómo es su vida cotidiana. Es penoso, es horrible y no es correcto. ¿Por qué entonces muchísimos Cristianos parecen vivir bajo la sombra del Ebal?

Este es un problema que tiene 4 aspectos: El pecado generacional y sus consecuencias sin duda juegan su papel. La opresión demoníaca, robar, matar y destruir, también tienen su parte. Los cristianos que viven sometidos a su propia naturaleza pecaminosa sin duda que representan la tercer causa. Sin embargo, creo que es la ignorancia la que juega un papel más importante. La ignorancia o el no saber dónde es que estamos parados en Jesús.

Amigos: A aquellos que han puesto su confianza en la sangre derramada por Jesucristo se les llama los hijos del Dios Altísimo y ¡son benditos! Entonces, ya no estamos más bajo la sombra de Ebal. La verdad es que tampoco nos encontramos bajo la sombra de Gerizim, es decir, ¡no nos encontramos bajo la sombra ni de la maldición ni de la bendición! No estamos bajo la sombra de ninguna montaña ahora, sino que más bien estamos en el monte Gerizim y tanto es así que podríamos decir que los Cristianos somos Gerizim. Sí, ¡nosotros mismos somos la montaña bendita! Somos benditos, somos bendición, estamos en sus propias y extraordinarias palabras, destinados a “ser la cabeza y no la cola: ¡estar siempre encima, nunca debajo!” (Deuteronomio 28:13)

A medida que Dios les revele los pecados de sus padres, arrepiéntanse de ellos. Resistan al diablo y no crean Sus palabras. Entréguense al Espíritu Santo, sométanse y humíllense bajo la poderosa Mano de Dios y escuchen Sus buenas nuevas, Su gloriosa verdad, y Su formidable testimonio. Pues Él ha hecho con nosotros grandes cosas, mucho más grandes y mucho más allá de todo lo que pudiéramos pedir o entender.

Reflexiona: “Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo les concedan gracia y paz. Alabado sea Dios, Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en las regiones celestiales con toda bendición espiritual en Cristo. Dios nos escogió en él antes de la creación del mundo, para que seamos santos y sin mancha delante de él. En amor nos predestinó para ser adoptados como hijos suyos por medio de Jesucristo, según el buen propósito de su voluntad, para alabanza de su gloriosa gracia, que nos concedió en su Amado.” Efesios 2:1-6

Ora: Señor, soy bendito en Ti. Señor, en Ti soy cabeza y nunca cola, estoy encima y no debajo. Señor, líbrame hoy de todo mal, de toda oscuridad, de todas las mentiras que he creído sobre mi y reemplaza estos cuatro aspectos debilitantes en mí, con los montes de Sión, de Moria, de Gerizim y con el Calvario. ‘Rodéame’ entonces oh, Dios, con estos cuatro grandes montes hoy. Te lo pido en el nombre de Jesús. Amén.


Thursday, August 22, 2013

Aug | 22 | El Edén y el evangelismo

TESTIMONIO

Isaías 61:1-4a  
El Espíritu del Señor omnipotente está sobre mí, por cuanto me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado a sanar los corazones heridos, a proclamar liberación a los cautivos y libertad a los prisioneros, a pregonar el año del favor del Señor y el día de la venganza de nuestro Dios, a consolar a todos los que están de duelo, y a confortar a los dolientes de Sión. Me ha enviado a darles una corona en vez de cenizas, aceite de alegría en vez de luto, traje de fiesta en vez de espíritu de desaliento. Serán llamados robles de justicia, plantío del Señor, para mostrar su gloria. Reconstruirán las ruinas antiguas.

El Edén y el evangelismo

He ejercido el ministerio en algunos hogares de ancianos, visitando a los enfermos y a las personas de edad avanzada y realizando servicios religiosos. Estos “hogares”, cristianos o no, a menudo han resultado ser instituciones tristes y malolientes a pesar de los cuidados y la atención del personal que en ellos trabaja. La indefensión, la desesperanza, el aburrimiento y la soledad parecían ser la norma ¡pero ya no es así! La Alternativa Edén (Eden Alternative™) es una organización que parece estar cambiando la experiencia del envejecimiento, la demencia y la invalidez. Buscan mejorar la calidad de vida de las personas mediante la formación de coaliciones comprometidas con la creación de un mejor ambiente social, físico y de alegría que brinde atención al individuo en su totalidad.

Visité un centro Episcopal de atención a problemas de la memoria, para personas con diferentes grados de Alzheimer y demencia, el cual aplicaba los principios de la Alternativa Edén. Las espléndidas y amplias instalaciones, el personal amable, comprensivo y positivo, el salón de belleza, la tienda de regalos y flores, el spa, los aviarios bajo techo, los gatos, los perros, los niños de visita, la fuente de sodas y helados, las cocinas de auto servicio, las áreas de restaurante, las áreas temáticas, pinturas, porches delanteros, jardines y mucho más, hacen de esta segura instalación ¡un pequeño y muy acogedor pueblo! Y eso es lo que era. El área en sí está dividida en vecindarios donde los residentes en diferentes etapas de su demencia viven, crecen y son atendidos. La calidad de la atención y de la vida es considerable. ¡El mal olor desapareció! Me contaron sobre una señora quien a medida que progresaba su demencia comenzó a no querer bañarse, pues necesitaba ayuda para hacerlo y le daba pena. Ellos la convencieron de mantenerse limpia colocándole, al lado del hermoso baño, varias velas, galletas, queso y vino: Todas sus comidas favoritas... ¡y funcionó!

La proclamación no está muerta ni es una herramienta antigua que debe ser echada a un lado ¡sino que continúa siendo el medio que Dios usa para anunciar las buenas nuevas! Sin embargo, la proclamación debe recuperar el poder total de su todo-abarcadora voz y hablarle al cuerpo, al alma y al espíritu, a las comunidades, a la justicia social, a la pobreza, al medio ambiente, a la medicina, al arte e incluso al reino animal. La proclamación debe aprender como convertirse en una tentadora combinación de vino, queso y galletas colocadas al lado de un baño espumeante, para un mundo desesperado, perdido y solitario, sucio y maloliente, viejo, insensato y demente.

Amigos, aprendamos nosotros, la iglesia, a abrazar a aquellos que han sido creados a la imagen de Dios, de una forma nueva e innovadora, de una forma que toque vidas, profunda y conmovedora, hablando suavemente a las personas, y dándoles atención y cariño. Entonces habremos comenzado a ser el cuerpo de Cristo en este pobre mundo. Entonces habremos comenzado verdaderamente a proclamar el evangelio.

Reflexiona: “(Ella) es como los barcos mercantes, que traen de muy lejos su alimento. Se levanta de madrugada, da de comer a su familia y asigna tareas a sus criadas. Calcula el valor de un campo y lo compra; con sus ganancias planta un viñedo. Decidida se ciñe la cintura y se apresta para el trabajo. Se complace en la prosperidad de sus negocios, y no se apaga su lámpara en la noche. Con una mano sostiene el huso y con la otra tuerce el hilo. Tiende la mano al pobre.”Proverbios 31:14-20a

Ora: Voces fuertes, Señor, dános voces fuertes y compasivas que proclamen de tí. Concede a Tu iglesia voces fuertes y compasivas el día de hoy. Amén y Amén.




Wednesday, August 21, 2013

Aug | 21 | Besos y susurros

COMPAÑERISMO

Romanos 16:16a  
Salúdense unos a otros con un beso santo.

Besos y susurros

Las letras de las canciones de amor pueden ser tanto banales como vergonzosas. Sin embargo, un análisis de las tendencias culturales de la música puede darnos indicios, desde el punto de vista social, de las ansiedades, las estructuras e incluso de algunos problemas que prevalecen. Supongo que el “gangsta rap” es un ejemplo de esto en los EEUU, como lo es el punk en el Reino Unido. Estos dos géneros musicales pueden ser considerados como peligrosos, anarquistas y violentos. Por otro lado, el único daño que la letra de una simple canción de amor puede causar, es quizás inducir a algunas mujeres tontas y a algunos hombres tristes a involucrarse en aventuras amorosas sin sentido. Efectivamente, los géneros musicales sí nos dicen cosas; y desafortunadamente, incluso si siempre fueran agradables, todas las expresiones culturales que tienen sus raíces en un mundo caído llevan siempre consigo un peligro inmerso y la seducción hacia lo pecaminoso, que bien nos haría estar conscientes de ello.

Sin embargo amigos, también debemos estar conscientes de que el canto emerge del alma, incluso de las profundidades de nuestro ser y de este modo podría sacar a la superficie algunas de las joyas perdidas de nuestros deseos más profundos, incluso algunas de las cosas de Dios que están ocultas. Pues si la eternidad está ciertamente guardada en nuestros corazones, entonces a medida que abrimos nuestras almas, ¡quizás algunas de las brillantes arenas de esa costa perdida brillarán a veces en las palabras que cantamos, e incluso en la forma que lo hacemos! Así que, para hacer justicia a mi fascinación por las canciones de amor, la premisa que he observado es que todo lo que es cierto del amor según se expresa en varias canciones, todo, ¡está en última instancia refiriéndose a Jesús, quien es el amor hecho carne!

Me da la impresión que dos temas destacados y siempre presentes en las canciones de amor exitosas (palabras clave podríamos decir) son el “besar” y los “susurros”. Me gustaría sugerir que los besos y los susurros de las canciones de amor son en realidad reflejos de algunas profundas cuestiones espirituales, pues mientras el besar es signo de una profunda intimidad, de relación y de un ‘conocer’ Santo, los susurros son las caricias íntimas en forma de palabras amables y delicadas, las cuales llegan a ser como llaves que liberan lo más profundo del ser de una persona. Entonces, quizás incluso allí en las canciones de amor aparentemente banales, ¡yace algo del evangelismo secreto de Dios!

Por ejemplo, el grupo Lonestar en su canción “Suavemente” (Annie Roboff/Holly Lamar) dice:

Cariño, con el más dulce beso
Llegaste y me robaste mi aliento
Desarmaste mis defensas con un susurro
Oh tú me enseñaste como puede ser el amor
Penetraste en mi corazón
Suavemente cariño, suavemente


Durante mi largo análisis de la letra de las canciones de amor, resulta obvio que nuestro deseo principal y más profundo es que nos abracen y nos estrechen. Yo diría que este deseo es un eco de nuestra más profunda necesidad de que Dios nos abrace íntimamente, de que nos estreche suavemente entre Sus brazos. Esta es al menos una de las explicaciones dadas de las inusuales escenas relacionadas con el Guru hindú “Mata Amritanandamayi Devi” (madre del gozo absoluto), de quien a principios del siglo XXI se dice que ha “abrazado” de una forma divina a más de 30 millones de personas durante los 30 años anteriores. ¡Imaginen eso! La gente necesita ser abrazada. El saludo de manos del domingo por la mañana, ese momento de abrazo de hombres, es para muchos a veces el único contacto humano íntimo que tienen durante la semana. Piensen acerca de eso. El abrazarse los unos a los otros es muy importante para el alma.

En segundo lugar, las letras de las canciones de amor indican que el deseo de nuestra propia alma es escuchar susurros liberadores; yo diría que principalmente Sus palabras liberadoras, incluso Sus susurros dirigidos a nuestros propios corazones perdidos y heridos. ¿Será esta la razón por la que muchos Cristianos desesperados corren hacia los profetas, aprobados o no, incluso hacia cada chiflado que aparenta ser sabio, con la esperanza de escuchar una sola palabra dirigida específicamente a ellos, y sólo a ellos, de Él, tan sólo una vez? La gente anhela escuchar un susurro personal del Señor. ¿Ustedes no?

Amigos, aprendamos nosotros, la iglesia, al menos a abrazarnos mutuamente en la Santa intimidad y la dulzura que proviene de Dios, y después a hablarnos mutuamente desde las profundidades de quienes somos hacia las profundidades de quienes son los demás, con una ternura que mueva corazones. Me pregunto si entonces y sólo entonces comenzaremos a ser verdaderamente el cuerpo de Cristo, dedicados a cantarnos los unos a los otros Su eterna canción de amor.

¡Aquellos que tienen oídos para oir, que oigan, y aquellos que tienen brazos para abrazar, que abracen!

Reflexiona: “Tras el terremoto vino un fuego, pero el Señor tampoco estaba en el fuego. Y después del fuego vino un suave murmullo. Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto y, saliendo, se puso a la entrada de la cueva. Entonces oyó una voz que le dijo: ¿Qué haces aquí, Elías?” 1ª Reyes 19:12-13

“No temas, Sión, ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está en medio de ti como guerrero victorioso. Se deleitará en ti con gozo, te renovará con su amor, se alegrará por ti con cantos.” Sofonías 3:16-17

Ora: Dios mío, mi Padre de absoluto gozo, abrázame hoy. No me dejes sin un susurro de Tu boca, pues al igual que el ciervo clama por las corrientes de las aguas, así clama por Ti, oh Dios, mi alma. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo. Bésame con los besos de tu boca pues tu amor es más dulce que el vino. Acércate a mí, amado Salvador, acércate a mí.

Tuesday, August 20, 2013

Aug | 20 | ¡Esperándonos con los nombres!

PERSEVERANCIA

Génesis 32:27-28  
¿Cómo te llamas? le preguntó el hombre. Me llamo Jacob respondió. Entonces el hombre le dijo: Ya no te llamarás Jacob, sino Israel, porque has luchado con Dios y con los hombres, y has vencido.

¡Esperándonos con los nombres!

Un mes después de entrar en guerra con Gran Bretaña, el 16 de Julio, el USS Constitution, se encontró con un escuadrón de cinco barcos británicos en las afueras de Puerto Egg, en Nueva Jersey. El Constitution estaba rodeado y se estaba preparando para escapar cuando, repentinamente, el viento se detuvo. Ambos lados estaban ahora ‘muertos’ en el agua y fuera de alcance de la artillería; entonces durante 36 horas la tripulación del Constitution mantuvo a su barco un poco adelante de los británicos, quienes los perseguían lentamente, impulsando la fragata con botes de remos y arrojando el ancla del barco adelante del éste y luego recogiéndola nuevamente. Más tarde, cuando se levantó viento nuevamente, el Constitution estaba lo suficientemente lejos de los buques de guerra británicos como para poder escapar navegando. Estaban huyendo más que peleando; una movida inteligente para ese día.

Fue en realidad en un día como ayer, el 19 de Agosto de 1812 que el USS Constitution se ganó su nombre de batalla “Old Ironsides” (El Viejo Costados de Hierro). Durante una batalla feroz en las afueras de la costa de Nueva Escocia, la que terminó con el hundimiento de la fragata británica Guerriýre, testigos de los choques de las balas de cañón aseguraron que los tiros de los británicos “simplemente rebotaban en los costados del Constitution, como si el barco estuviese hecho de hierro y no de madera”.

La sabiduría, el valor y la tenacidad de la tripulación del Constitution demostrada en estos dos incidentes me enciende la sangre, porque cada vez estoy más convencido de que la perseverancia no puede existir sin la pasión, y de que la pasión no puede tener éxito sin concentración y dedicación. La tripulación del Constitution mostró tal tenacidad y valor que se ganaron un nombre más allá de su diseño y capacidad. Un barco que parecía tan imposible de hundir que se le atribuyeron diseños ocultos y propiedades secretas. ¡Un barco de madera con los costados de hierro!

Estoy igualmente convencido de que el Señor Soberano nos aguarda con nombres, para proclamar ‘Caballeros’ a aquellos que, en el campo de batalla, cuenten con una constitución lo suficientemente fuerte como para hacer huir a ejércitos de demonios, ser valiente en la batalla, sacar fuerzas de la debilidad, escapar del filo de la espada del enemigo, extinguir los dardos de fuego del maligno, detener la boca de los leones, obtener promesas, trabajar con justicia y por fe ¡subyugar reinos! Oh, amigos de corazones valientes, ¡levántense! ¡salgan, derrumben, pisoteen y sean victoriosos en la lucha, porque ¡Él está esperando con los nombres!

Reflexiona: “A quienes llamó Boanerges, que significa: Hijos del trueno.” Marcos 3:17b

Ora: Sufro, oh Señor, y mi día se derrumba sobre mí, pero no Te dejaré partir, hasta que me hayas dado un nombre que prevalezca, oh mi Jesús. Amén, y que así sea.




Monday, August 19, 2013

Aug | 19 | De atrás para adelante

PERSEVERANCIA

2 Pedro 1:5b-8  
Esfuércense por añadir a su fe, virtud; a su virtud, entendimiento; al entendimiento, dominio propio; al dominio propio, constancia; a la constancia, devoción a Dios; a la devoción a Dios, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque estas cualidades, si abundan en ustedes, les harán crecer en el conocimiento de nuestro Señor Jesucristo, y evitarán que sean inútiles e improductivos.

De atrás para adelante


Junto a otros miles de personas hoy y en el futuro, voy a estar escribiendo sobre las extraordinarias escenas de los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 sobre el joven norteamericano, Paul Hamm, y sobre su sorprendente logro de ser el primer norteamericano en ganar la medalla de oro en gimnasia artística masculina en todas las disciplinas. La forma en que lo logró... ¡fue en realidad impresionante!

No puedo imaginar los años de entrenamiento que se deben invertir para prepararse para este tipo de eventos. De seis disciplinas, luego de la tercera, Hamm estaba liderando el tablero. Se esperaba que obtuviera una medalla de oro y ésta estaba a su alcance. El desastre golpeó en la cuarta disciplina, la de Salto. No pudo girar lo suficiente, aterrizó de costado, el impacto hizo que cayera fuera de la colchoneta y que terminara aterrizando sobre su trasero, ¡justo frente a los convulsionados jueces y a la multitud incrédula! En un instante, Hamm, descendió del 1er puesto al puesto 12vo. En este punto, si lograba reunir los recursos para superar las expectativas en su actuación, en las dos disciplinas finales que faltaban, entonces quizá, con un milagro, y sólo quizá, podría llegar a conseguir la medalla de bronce. Eso ya hubiera cuando menos representado un buen avance.

Mientras permanecía sentado después de su caída, las cámaras y los comentaristas se focalizaban en los ojos en blanco de Hamm, y hacían especulaciones sobre la encolerizada tormenta de duda, incredulidad y la impactante decepción que, seguramente, estaba causando estragos en las costas de su alma y aún llegándole hasta el interior de su espíritu. Fue un cataclismo, fue una catástrofe, fue terrible.

De alguna manera, y no sé cuál será, Hamm se las arregló para enfrentar los últimos dos eventos de barras paralelas y altas con una precisión tan gloriosa y decidida, que los espectadores estaban impactados por el hecho de que tal audacia y determinación viniera de alguien que poco tiempo antes había aterrizado sobre su abochornada parte trasera ante los jueces y el mundo que lo observaba. Las casi perfectas actuaciones finales ayudaron a que Hamm pasara del puesto 12vo al 1ro, lo que hizo que ganara el oro, por la más pequeña de las diferencias en los resultados, 0.012. ¡Que tremendamente increíble es eso!

Una hora después de ser coronado campeón Olímpico, Hamm realizó las siguientes declaraciones: “Estoy muy contento en este momento. Estaba tan enojado conmigo mismo luego de que erré el salto. Había trabajado por años para ese momento, y todo se había ido por la borda, y luego, tuve la mejor actuación de mi vida sobre la barra alta. Me siento orgulloso de mí mismo. Cumplí mi sueño, y nunca, nunca, nunca me dí por vencido”.

Amigo, ¡no te des por vencido! Busca otra manera de pelar la gallina, pero no te rindas. Encuentra un ángulo de ataque diferente quizá, pero, ¡no te rindas! Arroja la red al otro lado del bote quizá, pero no te rindas. La medalla de oro siempre es posible, aun si es por el margen más pequeño, aun si es por un pelito, por eso, ¡no te rindas! ¡Haz lo que Hamm! Sí, ten la determinación de encontrar el mejor y más perfecto camino.

Reflexiona: “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos.” Gálatas 6:9 (NVI)

Ora: Señor, yo soy más que un competidor Olímpico, porque Tú me has hecho más que vencedor a través de Tu amor y Tu sacrificio. ¿Cómo, entonces, no perseveraré? Así que sáname, ayúdame, lléname, dame el poder, cámbiame para que yo persevere hasta la victoria final. Lo pido en el nombre de Jesús. Amén.




Sunday, August 18, 2013

Aug | 18 | Evangelatosos

DESEO

Eclesiastés 3:11b  
Y puso en la mente humana el sentido del tiempo.

Evangelatosos

Recientemente, leí un artículo insignificante escrito por un miembro de la Asociación Humanista Americana, quien tuvo la audacia de citar sólo las dos primeras líneas del poema de Emily Jane Bronte “No es Cobarde el Alma que en mí Habita” para, de manera vana, tratar de reforzar el destrozado muro de la negación del sentido de lo infinito y el conocimiento de la inmortalidad, asociado al corazón de cada uno de nosotros. Intentó hacer esto al tiempo que no dejaba de declamar, pomposamente, sobre el glorioso optimismo y valor del humanismo dentro de la sociedad, como un todo. ¡Qué tontería!

Escuchen, amigos, lo que Bronte realmente dijo más allá de las dos primeras líneas del poema. (A propósito, este es el último poema que ella escribió).

No es cobarde el alma que en mí habita,
No está temblorosa en las perturbadoras esferas del mundo:
Veo brillar la gloria celestial,
Tal y como brilla mi Fe, protegiéndome del temor.

Oh Dios que anidas en mi pecho,
¡Deidad Todopoderosa, Omnipresente!
Vida, que en mí descansa,
Como yo, Inmortal, ¡Tengo mi fuerza en Ti!

En vano son los mil credos
Que mueven los corazones de los hombres: indeciblemente vanos;
Sin valor, como malas hierbas marchitas,
Oh la vacía efervescencia de su propia inmensidad

Despierte la duda en uno,
Rápidamente atrapado por Tu infinitud;
Tan seguramente anclado
Sobre la firme roca de la Inmortalidad.

Con amor abrazante
Tu Espíritu anima años eternos,
Se extiende y reproduce más aún,
Cambia, sostiene, disuelve, crea y revierte.

Aunque la tierra y la luna desaparecieran,
Y el sol y el universo dejaran de ser,
Y Tú nos abandonaras,
Cada cosa que existe, existiría en Ti.

No hay lugar para la Muerte,
Ni átomo que Tu poder deje vacío:
Tú – Tu eres el Ser y el Aliento
Y lo que tú eres nunca será destruido.
Emily se enfermó luego
de asistir al funeral de su hermano Bramwell. Enferma de tuberculosis falleció a los 30 años, sin aceptar la ayuda de la profesión médica, por la cual tenía una gran desconfianza. Era una persona introvertida, que no tenía amigos cercanos. Su mundialmente famosa novela, Cumbres Borrascosas, atrajo la repulsa de los escépticos que decían que “una mujer de vida tan circunscripta no podría haber escrito una historia tan apasionada”. Nuevamente, ¡qué tontería!

Amigos, la pasión es una cualidad extraviada, poco comprendida y calumniada dentro de la Iglesia. La gentileza, el equilibrio, la sabiduría y la circunspección han sido presentados en nuestra adhesión a los Evangelios desde una posición tan elevada y de tan calmada superioridad, que la pasión es atribuida, principalmente, a esos jóvenes ignorantes, quienes ladran y saltan como cachorros de labrador por absolutamente todas las cosas ‘de Dios’! Nuestros métodos de discipulado mediocre a menudo entrenan a las personas, en especial a los hombres, para que sean tan silenciosos, tan educados, tan instruídos y ¡tan muertos!, que es fácil engancharlos a un ciego de bastón blanco, quien los arreará de manera cuidadosa, calmada y miserable a través de los caminos seguros de “lo que ya sabemos”. Tanto es así que las iglesias parecen más un show de Bruce Forsyth, o una película de Bruce Willis ¡Qué tontería!

Seguramente, como aquellos vueltos a nacer por el Espíritu Eterno, quienes tenemos una eternidad vivificada que estalla dentro de nuestros corazones de tal forma que nuestro pecho se expande y se agranda con la ansiosa expectativa del cielo, exhalando gemidos gregarios, híper-ventilando nuestras pequeñas cabezas mareadas con visiones de la Nueva Jerusalén, si nosotros que estamos anhelando a Dios y la venida de un mundo mejor, si nosotros no podemos ser personas de un valor apasionado, aplastando las ondas de temor y gritando: “¡A la carga!” y “¡Vamos!” “¡Más adelante!” y “¡Más arriba!” unos con otros, ¿entonces, quién lo hará?

De tantos millones de hombres en la iglesia, puedo contar con los dedos de una mano a los héroes actuales que tendrían la audacia de gritar, “¡Síganme, mientras yo sigo a Cristo!” Por años, se les ha dicho a todos nuestros hijos que sean buenos y que no hagan nada audaz y luego nos preguntamos ¿por qué somos tan flojos e insípidos? ¡Nos falta pasión! Puede meterte en problemas alguna vez, pero ¡no hay vida sin ella!

Bronte, una mujer introvertida de 30 años de edad, puso una pasión ardiente en papel, miró dentro de la muerte y de la eternidad y gritó “¡No es cobarde el alma que en mí habita!” Y...¿qué hay de ti, gatito?

Reflexiona: “Designó a doce, a quienes nombró apóstoles, para que lo acompañaran y para enviarlos a predicar y ejercer autoridad para expulsar demonios. Éstos son los doce que él nombró: Simón (a quien llamó Pedro); Jacobo y su hermano Juan, hijos de Zebedeo (a quienes llamó Boanerges, que significa: Hijos del trueno).” Marcos 3:14-17

Ora: Señor, mientras tú y yo escribimos Tu historia en mi vida, permite que sea una de sentido placer y de pasión palpitante. ¡Dios! ¡Ayúdanos a quemar los moldes de plástico rosa que han producido los ‘Evangelatosos’ aburridos por ya tantos años! Amén.




Saturday, August 17, 2013

Aug | 17 | Lecturas Fascinantes

TESTIFICAR

Eclesiastés 12:12  
Ten presente que el hacer muchos libros es algo interminable y que el mucho leer causa fatiga.

Lecturas Fascinantes


En un día como hoy en 1993, la casa editora Random House aceptó pagar al General Colin Powell un adelanto de aproximadamente $6 millones por los derechos de su autobiografía llamada Mi Jornada Americana. ¡Pensaste que sólo a los deportistas se les pagaban estos honorarios exorbitantes!

Los libros siguen siendo un buen negocio y la era de la electrónica no ha disminuido esto, más bien lo ha intensificado. No soy buen lector, por esa razón escucho muchos libros. Conéctate, paga lo que corresponda, bájalo, realiza alguna tarea que no sea mentalmente demandante, trota o pinta algo o lleva el perro a caminar y ¡sólo escucha! Es un modo excelente de absorber conocimientos, te lo aseguro. ¡Sí!, en unos pocos segundos puedo bajar un nuevo libro y enviarlo a mi portátil o a mi iPod junto con muchos otros títulos, colocarlo en el bolsillo de mi camisa y sacarlo en cualquier momento que lo necesite. ¡Realmente sorprendente! En estos momentos hay tanta información disponible que nos podríamos ahogar en ella. Ciertamente hay tanta información y el acceso a ella es tan sencillo que es como poner tu boca alrededor de un hidrante para incendios. Finalmente, lo que sucede es que afecta nuestra naturaleza carnal.

Soy un perpetuo estudiante, por ende sé cuán agotador se puede volver el estudio, y por esa razón, siempre me regocija y me entusiasma cuando en mis pesadas y pequeñas manos cae un buen libro. Un libro que me habla, que me da valor, que me rasca donde tengo comezón y me hace decir muchos “Amén” y, algunas veces, un “¡Debes estar bromeando!” Para mí, esta es la clase de libro que está vivo y que habla. Puede suceder que no esté completamente de acuerdo con todo su contenido, pero no puedo ignorarlo porque tiene una voz y me habla.

La Iglesia, para el mundo, es como un viejo libro. En términos generales, se nos ignora. A menudo el mundo nos encuentra aburridos; somos como un gran bostezo para ellos: “Allí están de nuevo, inundándonos con su canto obsoleto, siempre haciendo lo correcto, con rectitud religiosa, vestidos de mediocridad, tristemente irrelevantes y sin poder. Vamos, ¡mírenlos! ¡Por qué hemos de preocuparnos por esas voces lánguidas!”

Seamos honestos, en el Occidente las iglesias locales hace mucho que han dejado de ser un grupo de voces revolucionarias, de esas que cambian al mundo. No obstante, ¡deberíamos ser estandartes de la verdad, portadores de palabras abrasadoras y sentidas desde el corazón! ¡Deberíamos ser esos libros demasiado apasionados para ser manipulados, los libros que demandan ser vistos, leídos y escuchados, los libros que son conspirativos para el mundo, la carne y el diablo, fuera de lo común, intrigantes, intrépidos, irritantes, irrefutables y exhaustivamente inspirados!

Amigo, ‘libro’ compañero de Dios, que contienes una historia que no ha sido escuchada, ni escrita en ninguna otra parte del universo, ¿cómo están tus páginas en el día de hoy? ¿Sucias? ¿Cerradas? ¿Rasgadas, desgarradas, quemadas o manchadas o, peor aún, aburridas? ¿No sabes acaso que Jesús crea libros grandiosos? ¿Que Él es el restaurador de los mejores sueños y de las mejores historias? ¡Quizá tu historia pueda todavía comenzar de la manera que debe! Entonces, por qué no hoy, pídele a Jesús que escriba para ti una historia de la cual puedas enorgullecerte, una historia que, simplemente, ¡el mundo no pueda ignorar!

Reflexiona: “Ustedes mismos son nuestra carta, escrita en nuestro corazón, conocida y leída por todos. Es evidente que ustedes son una carta de Cristo, expedida por nosotros, escrita no con tinta sino con el Espíritu del Dios viviente; no en tablas de piedra sino en tablas de carne, en los corazones.” 2ª Corintios 3:2-3

Ora: Señor, toma mi vida y ayúdame a consagrarme Señor, a Ti. Toma mis momentos y mis días y haz que fluyan en una alabanza constante hacia Ti. Haz de mí un libro cuyas páginas rebosen de una gracia cálida y de un rico y profundo amor. Haz de mí una aventura a la que la gente quiera unirse. ¡Oh, Autor de la vida, ven y pon tu autógrafo en mí! Amén.




Friday, August 16, 2013

Aug | 16 | ¡Ven, oh aliento de vida, y trae vida!

CAMARADERÍA

Ezequiel 37:9-10 
Entonces el Señor me dijo: Profetiza, hijo de hombre; conjura al aliento de vida y dile: "Esto ordena el Señor omnipotente: Ven de los cuatro vientos, y dales vida a estos huesos muertos para que revivan. " Yo profeticé, tal como el Señor me lo había ordenado, y el aliento de vida entró en ellos; entonces los huesos revivieron y se pusieron de pie. ¡Era un ejército numeroso!

¡Ven, oh aliento de vida, y trae vida!


Dejamos a otro de nuestros grupos de poesía favoritos para dirigirnos hacia pastos nuevos. Allí, entre otros poetas, hemos disfrutado inmensamente de nuestra camaradería alrededor de palabras y corazones; ciertamente, más que todo hemos disfrutado el escuchar las voces de otras personas, siempre distintas, con frecuencia danzantes y, algunas veces, incluso ¡peligrosas! Porque cuando las voces son liberadas provocan revoluciones. ¡Selah!

Cuando nos fuimos, uno de los poetas que estaban allí, inmenso e intenso, escribió para nosotros un poema de despedida titulado “Un Canto de los Cuatro Vientos”. Es un regalo que atesoramos; es hermoso y se enfoca en la vida, la amistad y la camaradería. ¿Sabías que la vida proviene de los cuatro vientos?

Ezequiel no es llamado a recitar algún tipo de extraño encantamiento al viento, sino como profeta de Dios, como un “Señor” de la tierra bajo las órdenes del Señor de la tierra es comandado para que diga las palabras que hablan de un poder más grande que cualquier magia extraña. Podemos resumir su mandato profético en una simple oración, “Ven, oh aliento de vida y trae vida”.

Los cuatro vientos soplan desde los cuatro rincones de la tierra. En otras palabras, provienen de todas direcciones. Soplan en diferentes momentos del año, con fuerzas variadas y acarrean cosas distintivas con ellos. En Israel, el viento del norte trae lluvia abundante en el momento preciso para beneficio de la vegetación y por ende, es una señal de crecimiento. El viento del este llega desde la tierra salvaje y trae consigo suficiente fuerza como para remover las telarañas escondidas de nuestra vida; es un viento de limpieza, de purificación. El viento del oeste tiene un toque suave, trae consigo lloviznas que renuevan. El viento del sur trae el calor; el calor que da la cercanía de la comunión y la comodidad.

La limpieza, la renovación, el crecimiento y la comunión son todas marcas de amistad y camaradería, marcas de vida, por llamarlas de algún modo. Déjenme preguntarles hoy entonces, ¿tienen a estos cuatro vientos soplando en la faz de su alma? Déjenme preguntarles hoy como iglesia local ¿tienen a estos cuatro vientos acariciando sus lugares altos? De no ser así, entonces quizá hoy el Maestro les pida que se pongan de pie y que griten, como en un mandato profético, a los cuatro vientos, para que caigan sobre ustedes y derramen vida, amor, amistad y camaradería. Sí, oh Cristiano, tu mandas y reinas con Él, y quizá hoy Dios ha puesto Su aliento en ti, para que la vida llegue a ti y a tu comunidad, y para que, con un grito profético y de fe, también levantes tu voz con el viejo Ezequiel y grites, “¡Ven, oh aliento de vida y trae vida!” ¡Vamos! Grítalo hoy a los cuatro puntos cardinales. “¡Ven, oh aliento de vida y trae vida!” Hazlo. ¡Continúa haciéndolo! ¡Y, no te atrevas a regresar a tu hogar hasta que uno de los buenos vientos de Dios sople en tus mejillas!

Reflexiona: “Montando sobre un querubín, surcó los cielos y se remontó sobre las alas del viento.” Salmos 18:10

“Levanta las nubes desde los confines de la tierra; envía relámpagos con la lluvia y saca de sus depósitos a los vientos.” Salmos 135:7

Ora: Señor, en tu grandioso Nombre y por Tu poder soberano e inexpugnable, ahora me pongo de pie y llamo hoy a estos cuatro vientos y con palabras de fe, grito “¡Ven, oh aliento de vida y trae vida!” Ahora, oh Señor, viste nuestros huesos secos con carne, haz que nos pongamos de pie y haz de nosotros un gran ejército. ¡Oh Dios! Envía hoy estos cuatro vientos a tus iglesias. Te lo imploro en el nombre de Jesús Todopoderoso. Amén.


Thursday, August 15, 2013

Aug | 15 | La soledad y el consuelo del Hijo

COMPAÑERISMO

Juan 6:15b  
Se retiró de nuevo a la montaña, Él solo.

La soledad y el consuelo del Hijo

John Eldredge escribe desde el corazón, sobre el corazón. Él ve la absoluta necesidad de que existan las pequeñas comunidades que viven y luchan por los corazones de unos y de otros. De su libro Despertando a los Muertos he tomado dos comentarios que se refieren a las pequeñas comunidades y lo que se necesita para que ellas puedan funcionar. Este es el primero: “La mayoría de las iglesias sobreviven porque todos mantienen una distancia cortés con respecto a los demás”. Y el segundo: “La comunidad no puede vivir sin un tiempo a solas.”

Estas dos afirmaciones describen los dos extremos de una comunidad. La primera es “sólo un poquito, no todo”. Esto es como desvestirse para ir a nadar, luego envolverse en la toalla más gruesa al tiempo que tentativamente, sumerges el dedo de tu pie en las aguas frente a todos los que te urgen para que entres en ella, pero como respuesta, tú simplemente sonríes de manera amable y dices “Es que está helada, voy a esperar un poco.” Tú estás ahí, pero realmente no estás ahí, y la verdad es que no tienes intención de meterte. Es la verdad, y la mayoría de nosotros somos así.

La segunda afirmación describe la “bomba sumergible”. Tú has ido y te has desvestido, y luego corriste gritando con alegre expectativa, saltando dentro de la comunidad desde un costado de la piscina, con una enorme explosión que salpica “¡Aquí estoy!”, sólo para darte cuenta de que la gente hubiera deseado que, al menos, hubieses utilizado un traje de baño, y en realidad, no pueden verte de forma adecuada en este momento porque están limpiándose, de debajo de sus párpados, la salpicadura de agua clorada que tu produjiste, y las olas de la misma salpicadura los están levantando de su encallamiento en el fondo y los balancea hacia arriba y luego hacia abajo nuevamente. Esta comunidad no está preparada para una llegada como la que tú hiciste: desnudo y necesitado, ruidoso y atrevido, deshonroso e irrespetuoso. ¡Deja de hacer eso!

La iglesia es un organismo, no una organización. La iglesia es una comunidad, no una convocación. La iglesia es un cuerpo de ministerio mutuo. Estas tres buenas afirmaciones de que la iglesia es un organismo, una comunidad y un cuerpo de ministerio mutuo, pueden ser verdad, pero también nos pueden llevar a la consumada creencia, sin garantías, de que la iglesia es una comunidad donde todo lo que hace falta y es necesario para que nosotros glorifiquemos a Dios es, de hecho, maravillosamente provisto. Ya que después de todo ¡la iglesia es una comunidad donde se satisfacen cada una de nuestras necesidades, y cada una de nuestras heridas es sanada! Tú sabes, ¡la comunidad de la iglesia es diversión, alimento, compañerismo, y soluciones! ¡Ah! Si tan sólo esto fuera así.

Con expectativas tan poco realistas en nuestros corazones, la comunidad puede ir ¡del lugar de encuentro con Dios al lugar de reemplazo de Dios! La comunidad de la iglesia, sin embargo, no es un reemplazo de Dios porque la comunidad de la iglesia, aunque poderosa y espiritualmente productiva ¡no puede arreglarlo todo!

¡Eldridge tenía razón! “La comunidad no puede vivir sin soledad.” En otras palabras, la dependencia total de otros, ya sea en la comunidad, amistades entre solteros, en el matrimonio o aun en los hijos, de que vendrán y satisfarán nuestras necesidades más profundas, es locura simple e irreal. Nadie, sin importar cuán amoroso sea, puede satisfacer las necesidades profundas de nuestro corazón. Necesitamos estar a solas con Dios, amigos. Necesitamos soledad con Nuestro Señor.

Miren, la soledad de la que hablo es, en realidad, la compañía de Jesús. Necesitamos estar a solas con Él. Ahora, para la mayoría de nosotros, este es un desafío de proporciones gigantescas. Tememos estar a solas con nosotros mismos porque en realidad no nos conocemos (o no nos gustamos) y estamos incómodos aun ante nuestra propia presencia. Tememos estar a solas con nosotros mismos porque en realidad no nos conocemos. De igual manera, tememos estar a solas con Dios porque no le conocemos a Él íntimamente (o realmente no confiamos en Él) y por lo tanto también estamos incómodos en Su presencia. No obstante, el estar a solas con Dios es absolutamente vital para nuestra salud y sanidad, y consecuentemente, está directamente relacionado con la bendición, (o la falta de ella) que nosotros somos para la comunidad. ¿Se dan cuenta?

La soledad es estar con uno mismo y con Dios, es también el único lugar donde podemos recibir el íntimo consuelo del Hijo. Entonces, a pesar de nuestro temor, a pesar de nuestro negocio fabricado, necesitamos buscar algo de soledad, todos y cada uno de los días. Es sólo cuando nos desnudamos con Dios que podemos vernos por lo que realmente somos. Es sólo en ese momento, que podemos aceptar, honrar y ayudar a otros en nuestras comunidades cristianas.

Recuerdo una mujer que estaba destrozada, de repente y con el mayor temor, se encontró ella misma desnuda, herida, avergonzada y a solas con Jesús.

Reflexiona: “Al oír esto, se fueron retirando uno tras otro, comenzando por los más viejos, hasta dejar a Jesús solo con la mujer, que aún seguía allí. Entonces él se incorporó y le preguntó: Mujer, ¿dónde están? ¿Ya nadie te condena?, Nadie, Señor. Tampoco yo te condeno. Ahora vete, y no vuelvas a pecar.’” Juan 8:10-11

Ora: Señor, una vez más he creído la mentira de que a Ti no te importaba, y de que Tú no hablabas, y que si Tú lo hacías era para elegir y condenar. He creído la mentira de que Tú no me amabas y no eras bueno. ¿Buscarías, por favor, mi compañía nuevamente, amado Señor? Acércate a mí hoy, pronuncia mi nombre, llámame nuevamente hacia Ti amado Jesús en la quietud y, en la algunas veces, temida soledad de mi alma. Amén.




Wednesday, August 14, 2013

Aug | 14 | Dirección IP de Dios

TESTIGO

Juan 15:27  
Y también ustedes darán testimonio porque han estado conmigo desde el principio.

Dirección IP de Dios


“El ciberespacio existe dentro de una red mundial de redes de computadoras que utilizan protocolos de red TCP/IP para facilitar la transmisión e intercambio de datos”. Cuando estamos conectados, buscando el lugar más cercano para ordenar pizza, o indicaciones para llegar al cine, una descripción técnica tal del espacio, por la cual la información que estamos buscando es recibida y percibida, está lejos de nuestra experiencia dentro de esta entidad metafísica creada por el hombre, ¿no es verdad? Qué tal esta definición entonces: “El ciberespacio se refiere tanto a las varias fuentes de información que están disponibles en las redes informáticas y la Internet, como a las “comunidades” que se han desarrollado a partir del uso común de dichas fuentes, y también a la “cultura” que se está desarrollando en esas comunidades conectadas electrónicamente. El ciberespacio entonces, distingue al espacio físico del digital, o aquel mundo basado en la computadora.” ¡Sí, eso está un poco mejor, pero no demasiado!

Fue William Gibson, en su libro Neuromante, quién primero acuñó el término “Ciberespacio”. Lo describe de la manera siguiente “una alucinación consensuada, experimentada diariamente por millones de operadores legítimos en cada nación, por niños a los que se les está enseñando conceptos matemáticos... una representación gráfica de datos extraídos de los bancos de cada computadora en el sistema humano, una complejidad impensable, líneas de luz alineadas en el no-espacio de la mente, racimos y constelaciones de datos, como las luces de la ciudad, contrayéndose.” Ahora sí, ¡eso realmente me gusta!

Todos pasamos cada vez más horas del día funcionando y comunicando en este ciberespacio (hecho por el hombre) aparentemente sin Dios. Thomas L. Friedman, en su libro El Lexus y el Olivo, nos sugiere que Dios no se encuentra en el ciberespacio ¡a menos que nosotros lo llevemos allí! Él, además, sugiere que Dios quiere estar allí, pero no puede hacerlo a menos que nosotros lo llevemos a ese lugar. De hecho, es sólo nuestra libre elección, con un clic del mouse, la que nos permite elegir santidad y moralidad, y por lo tanto, llevar la Excelencia de Dios a un ciberespacio ¡que Él no creó! Hmmm. Como diría la Srita. Marple, “¡Qué interesante!”

Ahora, antes de continuar, necesitas saber que cada peregrino y trabajador en el ciberespacio utiliza el sistema TCP/IP, y le es asignado un identificador único cuando está conectado, y en el ciberespacio este identificador se llama dirección IP. Lo extenso, y sin embargo limitado en número de las direcciones de IP, significa que son mayormente asignadas de manera intermitente y al azar de un banco de direcciones permitido para cada país. Esto se conoce como Asignación de Direcciones IP Dinámicas. (Ah, a propósito, la compañía de enrutamiento Cisco tiene reservadas direcciones IP para alienígenas, pero eso es una historia para otro día)
Ahora, Friedman obviamente no piensa que Dios tenga Su propia dirección IP, y tampoco ¡que Él nunca se conecta por sí mismo! Sin embargo, me parece, que la dirección IP de Dios no es permanente, sino dinámica, y si me permites decirlo, si tú eres Cristiano, entonces la dirección IP de Dios es la que estás usando en este momento. Friedman está en lo correcto cuando afirma que somos nosotros los que llevamos a Dios al ciberespacio. ¡Imagínate!

A diferencia de Friedman, sin embargo, yo sí creo que no hay un lugar donde Dios en Su plenitud no esté presente. Entonces, por supuesto, también creo que Dios está en el ciberespacio sin nosotros. Sin embargo, coincido en que el ciberespacio no cuenta con los testimonios originarios de la “creación” y la “conciencia” que tenemos en el mundo físico. Entonces, quizá Friedman está parcialmente en lo correcto al observar que se ve a Dios como estando solamente en el ciberespacio, por las elecciones que hacemos en él y la forma en que lo utilizamos; entonces, déjame preguntarte hoy: ¿quién eres tú en el ciberespacio? ¿A dónde vas? ¿Qué haces? ¿Cómo manifiestas el testimonio de Dios, la Excelencia de Cristo y Su mirada hacia la estéril creación humana del ciberespacio?

Reflexiona:“Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—, son mis siervos escogidos, para que me conozcan y crean en mí, y entiendan que yo soy. Antes de mí no hubo ningún otro dios, ni habrá ninguno después de mí. Yo, yo soy el Señor, fuera de mí no hay ningún otro salvador. Yo he anunciado, salvado y proclamado; yo entre ustedes, y no un dios extraño. Ustedes son mis testigos —afirma el Señor—, y yo soy Dios.’” Isaías 43:10-12

Ora: Oh, Sagrado Dios, Oh, Rey Santo, ¿cómo puedo honrarte justamente, con un honor que sea acorde a Tu nombre? Jesús, en cada espacio, sé mi Señor. Amén.


Tuesday, August 13, 2013

Aug | 13 | Fortalezas, puntos de apoyo y sumideros

PELEAR

Zacarías 9:11-12 
En cuanto a ti, por la sangre de mi pacto contigo libraré de la cisterna seca a tus cautivos. Vuelvan a su fortaleza, cautivos de la esperanza, pues hoy mismo les hago saber que les devolveré el doble.

Fortalezas, puntos de apoyo y sumideros

Los sumideros son comunes en las regiones donde debajo de la superficie del suelo la roca es caliza carbonífera o hay lechos salinos. Esencialmente, se encuentran en lugares donde la roca, literalmente se disuelve con el paso del tiempo. A medida que la lluvia y el agua subterránea circulante erosionan la roca, tarde o temprano se forma un abismo bajo la superficie, hasta que un día, el espacio se hace tan grande que ya no puede sostener lo que hay en la superficie y luego ¡desastre! La tierra cede y todo en la superficie es tragado por un agujero gigante de devastación.

El término demonización no hace a un lado de manera elegante el debate sobre la posibilidad de un Cristiano de ser “poseído” u “oprimido” por las fuerzas de la oscuridad, sino más bien, lo aborda y lo explica mucho mejor. De aquí se desprende que la demonización de los cristianos no es un tema popular para el cuerpo de la iglesia ya que, después de todo, trae consigo una cierta degradación de nuestra espiritualidad, ¿no lo creen? No obstante, debo decir que algunas mañanas me he levantado de la cama y antes de despejar el sueño de mis ojos, sé que el diablo está sobre mi funda, sobre mi espalda y ciertamente, ¡hay momentos en los que puedo sentir su aliento caliente en mi cuello! Me siento demonizado en el sentido de ser atacado y oprimido; de sentirme deprimido de una manera inusual, enfermo sin causa, temeroso, desconfiado, aterrado, etc. ¿Debo decir más?

Ahora, antes de que piensen que atribuyo todas estas cosas simplemente a la influencia demoníaca, déjenme decirles que no es así. Sin embargo, estoy comenzando a ver la diferencia entre la desolación producida por la carga emocional de mi propio pecado y aquella ¡estimulada externamente e impuesta sobre mí desde afuera! Amigos, estamos inmersos en una guerra espiritual, la cual brama cada día, sobre y alrededor de nuestra mente, nuestros corazones y nuestros cuerpos. Esta es la razón por la cual somos llamados a ponernos la armadura, a resistir al diablo y a tomar, especialmente, las armas de la Palabra y de toda clase de oraciones, y blandirlas como destructivos elementos de devastación, los cuales son poderosos en la destrucción de las fortalezas. Además de esto, a través del arrepentimiento, el perdón y la confesión continuos -cual salvados y santificados zapadores- debemos tratar de llenar los muchos puntos de apoyo que también hemos cedido al enemigo.

Son estos puntos de apoyo, en estos lugares de resentimiento y estos lugares de dolor enconado y falsos acuerdos con el enemigo, estas fortalezas que, si se las descuida, cavarán un abismo de vacuidad debajo de la aparentemente firme superficie de nuestras vidas. Entonces, un día, a menos que luchemos y la llenemos, la superficie de nuestro mundo colapsará bajo nuestros pies y ¡desastre! Todo lo de arriba caerá en un gran agujero de devastación.

Querido amigo, los demonios te acechan y su propósito es tu caída, tu destrucción, y la devastación de todo lo bueno y todo lo que se relacione con Dios, en tu vida. Ellos buscan los defectos en tu vida, aquellos que te hacen caer. Hoy me gustaría sugerirte que si sientes que la tierra bajo tus pies comienza a ceder, entonces probablemente haya algunas fortalezas o puntos de apoyo con los que debas tratar; porque, amigos, hay luchas y asuntos pendientes que todos debemos atender, y hasta que no lo hagamos, todos continuaremos siendo demonizados de algún modo y en una forma oscura, que hace parecer que la tierra se estremece bajo nuestros firmes pies.

Reflexiona: “No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Ésta es la herencia de los siervos de Señor, la justicia que de mí procede, afirma el Señor.” Isaías 54:17

Ora: Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre, venga tu reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día. Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros hemos perdonado a nuestros deudores. Y no nos dejes caer en tentación, sino líbranos del maligno. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria. Amén. Mateo 6:9-13